Mundo

Al menos 36 heridos en el Kurdistán iraní por la muerte de una mujer tras ser detenida por llevar mal el velo

Mahsa Amini falleció tras varios días en coma tras ser detenida por la Policía de la Moral en Teherán

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Al menos 36 personas han resultado heridas en la región del Kurdistán iraní, en el noroeste del país, durante las protestas desencadenadas por la muerte de una mujer kurda, Mahsa Amini, fallecida poco después de ser detenida en Teherán por no llevar bien puesto el velo islámico o hiyab.

El director de la Organización para los Derechos Humanos Hengaw, Arsalan Yarahmedi, ha informado de este balance de heridos en declaraciones a la televisión kurdo-iraquí Rudaw y ha explicado que cinco de los lesionados "están en estado crítico y necesitan cirugía". Se trata de individuos heridos en Saghez, localidad natal de Amini, que han sido hospitalizados en Tabriz.

Hengaw, una organización que se dedica a documentar violaciones de los Derechos Humanos en la región kurda de Irán utilizando fuentes locales, ha advertido de que algunos de los heridos no han acudido a centros sanitarios por temor a ser detenidos por participar en las protestas.

Los partidos de la oposición kurda han convocado una huelga general para este lunes en Rojhelat, el Kurdistán oriental o iraní, en protesta por la muerte de Amini.

El sábado fue enterrada Amini en su localidad de origen, Aychi, en la región de Saghez, en el Kurdistán iraní, y el acto se convirtió en una manifestación de protesta que fue disuelta por la policía empleando gas lacrimógeno.

Ese mismo día se constataron protestas en Sanandaj con consignas como "¡Muerte al dictador!" o "¡Muerte a Jamenei!", en referencia al líder supremo de la República Islámica, el ayatolá Alí Jamenei, según recoge la cadena saudí Al Arabiya.

Los manifestantes también arrancaron un cartel en recuerdo de Qasem Soleimani, alto mando de la Gaurdia Revolucionaria iraní asesinado en Irak en un ataque estadounidense, según los vídeos difundidos en redes sociales.

"¡Saghez no está sola!", han gritado también en referencia a la región natal de Amini. En esa localidad el viernes se produjeron movilizaciones y algunas mujeres quitaron el hiyab como gesto de protesta.

DETENIDA EN TEHERÁN

Amini fue detenida en Teherán cuando estaba con su hermano por llevar de forma "inadecuada" el hiyab. La intervención se atribuye a agentes de la Patrulla de Orientación o Policía de la Moral, encargada de velar por el respeto a las normas de vestimenta, lo que se traduce habitualmente en la detención de mujeres, aunque también han sido arrestados algunos hombres.

La Policía de la Moral ha mostrado imágenes de cámaras de seguridad del momento en el que la mujer entró en la comisaría, según IRNA. Además, ha asegurado que según una primera investigación "no hubo contacto físico con ella ni en el coche ni en el lugar".

La familia fue informada de que la mujer fue trasladada a una sede de la Policía de la Moral para "una clase de educación y orientación". Tras dos horas de espera frente a la comisaría de la Policía de la Moral, su hermano descubrió que la mujer había sido trasladada en ambulancia a un hospital. En ese tiempo él y otros testigos pudieron escuchar gritos y varias mujeres que salieron del lugar dijeron que "ha matado a alguien".

REPERCUSIÓN DEL CASO

Medios como el periódico 'Etemad', afín a las corrientes reformistas, se han hecho eco de la noticia, pero también lo ha hecho la agencia de noticias oficial de noticias FARS, dependiente de la Guardia Revolucionaria iraní, cuerpo militar e ideológico de élite del régimen de la República Islámica.

FARS incluso ha publicado una petición abierta a firmas en la que se pide "poner fin a la ley no escrita del uso obligatorio de hiyab" y "una investigación de las causas de la muerte de Mahsa Amini". El medio asegura además que tanto altas autoridades, empezando por el presidente iraní, Ebrahim Raisi, han ordenado una investigación "minuciosa y urgente" de lo ocurrido.

Este no es el primer incidente de este tipo. En julio un policía detuvo a una mujer que fue acosada, golpeada y grabada por incumplir la norma no escrita sobre el hiyab. Fue trasladada a un hospital con hemorragias internas y luego obligada a disculparse públicamente en la televisión estatal.

"Que muera una mujer tras ser detenida por cómo iba vestida es una prueba de una depravación inaceptable. Es absolutamente necesaria una investigación transparente, que los responsables de la muerte de Mahsa rindan cuentas adecuadamente y que la familia reciba una reparación", ha apuntado HRW en un comunicado.

El grupo pide además "la abolición de la ley sobre el hiyab obligatorio" y de otras normas que privan a las mujeres de su autonomía y derechos.

También Amnistía Internacional ha pedido "investigar por vía penal las acusaciones de tortura y otros malos tratos bajo custodia (...). Todos los agentes y autoridades responsables deben ser sometidos a la justicia".

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos