Mundo

El TPLF expresa su disposición a aceptar un alto el fuego inmediato

El Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) ha expresado este domingo su disposición a aceptar de forma inmediata un alto el fuego después de que la Unión Africana instara al propio TPLF y al Gobierno de Etiopía a cesar las hostilidades.

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

"Estamos preparados para cumplir un cese inmediato de las hostilidades", ha explicado el TPLF en un comunicado oficial en el que advierte de la intención "genocida" de las tropas eritreas implicadas en el conflicto.

Las milicias de Tigray "son todo lo que hay entre la supervivencia del pueblo tigrayano y el genocidio que claramente busca el Gobierno de Eritrea en connivencia con el Gobierno etíope", ha subrayado.

Este domingo el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Musa Faki Mahamat, ha peido un alto el fuego "inmediato e incondicional" en Etiopía y ha emplazado tanto al Gobierno como al TPLF a abrir un canal de negociación directa para poner fin a casi dos años de enfrentamientos que han provocado una catástrofe humanitaria.

Los combates se han cobrado en las últimas horas las vidas de tres personas, incluido un cooperante del Comité Internacional de Rescate (CIR), en la región tigrayana de Shire. Es el último episodio de un conflicto en el que ambos bandos han sido acusados por ONG humanitarias de cometer un abanico de atrocidades contra la población civil.

El TPLF acusa al primer ministro del país, Abiy Ahmed, de azuzar las tensiones desde su llegada al poder en abril de 2018, cuando se convirtió en el primer oromo en acceder al cargo. Hasta entonces, el TPLF había sido la fuerza dominante dentro de la coalición que gobernó Etiopía desde 1991, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), sustentada en las etnias. El grupo se opuso a las reformas de Abiy, que consideró como un intento de restarles influencia.

Decenas de miles de muertos por la guerra y el hambre, y cientos de miles de desplazados después, la Unión Africana ha exigido tanto al Gobierno como al TPLF que se sienten a negociar.

"El presidente pide de manera enérgica un alto el fuego inmediato e incondicional, así como la reanudación de los servicios de ayuda humanitaria", según el comunicado, en el que insiste a ambas partes que respeten su acuerdo para mantener estos diálogos de paz en Sudáfrica; conversaciones previstas inicialmente para el 8 de octubre, pero finalmente aplazadas por el repunte de las hostilidades.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos