Clevel

La pandemia dejó claro que no hay nada si no hay salud: Manuel Bravo, CEO de Bayer

La sustentabilidad es una de las guías rectoras de todo lo que hacemos. Trabajamos de la mano con la ONU en sus objetivos de desarrollo sustentable

Manuel Bravo es CEO de Bayer México el primer mexicano en dirigir la compañía en  100 años de historia

El líder en México de una de las compañías más grandes del mundo habló con el CEO de Publimetro sobre su desarrollo profesional y la importancia de Bayer en nuestro país, así como del reto de enfrentar una pandemia como la de Covid-19

Bienvenidos a C-Level, un espacio donde compartimos la trayectoria y experiencia de ejecutivos de alto nivel. Hoy estamos con Manuel Bravo, presidente y CEO de Bayer México.

Cuéntame de tu trayectoria. ¿Dónde empezaste a trabajar?

— Empecé a trabajar en Monsanto, justo después de terminar la carrera. Yo estudié Ingeniería Química, y había algunas opciones para trabajar cuando estudias esto, en Pemex, por ejemplo; pero había compañías transnacionales como DuPont, Bayer, Monsanto.

Monsanto me llamó la atención por el tipo de productos. Empecé ahí haciendo ventas técnicas, usando lo que había aprendido en la carrera; mi primera posición se llamaba ‘trainee en el área comercial’. Ahí empecé mi carrera en Monsanto, que posteriormente —hace cuatro años— fue adquirida por Bayer.

Mi respuesta no fue inmediata que sí. Le dije: “Mira, yo estudié Ingeniería Química. Nunca en mi vida he visto un estado de resultados, nunca en mi vida he visto un balance”. Y me dijeron: “No te preocupes, eso se aprende. Ve, toma un diplomado y para adelante”.

Creo que eso marcó mucho mi carrera, porque era diametralmente distinto. Me aventé al agua, vi que lo podía hacer y de ahí pues me moví a marketing, me moví a estrategia, me moví a nuevos negocios.

En algún punto, incluso, fui CFO de la región; y, bueno, ya en los últimos 10 años he tenido la oportunidad de estar en una posición más de general management.

Entonces, mi carrera ha sido así en la parte corporativa, con la posibilidad de tomar roles distintos, actividades distintas, de manera muy frecuente y creo que me ha dado una interesante perspectiva del negocio.

La entrevista completa se puede ver aquí:

¿Qué le puede decir a quienes no tienen la oportunidad de salir al extranjero a hacer una maestría o cuál sería el tip para compensar esas áreas de oportunidad?

— Yo creo que no importa si es aquí o en el extranjero. Yo creo que no importa si es de tiempo completo o es de tiempo parcial. Yo creo que lo que debes de tener claro es que no puede pasar un día sin que aprendas.

Hice la maestría en el extranjero; el año que entra cumplo 25 años de que salí. Salí y después vino un diplomado, después vino un curso; y, pues, me tengo que seguir preparando para el mundo digital, porque obviamente no tengo la habilidad de la gente que nació con eso y, si quieres estar en la conversación o liderar una organización que está en proceso de transformación hacia lo digital, tienes que saber, por lo menos, qué preguntar: ¿qué es importante?, ¿cuáles son los drivers para que las cosas sucedan?

Entonces, a tu pregunta, me parece que lo importante es que te prepares, no hay mejor inversión que en tu propia educación. Como dices, puede ser aquí, puede ser en el extranjero, pueden ser dos años, puede ser un doctorado, una maestría... hazlo, puede ser en otros idiomas o en otras especialidades, me parece que todo lo nuevo suma.

Estás en Monsanto muchos años, llega Bayer y compra Monsanto. Tú tomas la presidencia de Bayer, ¿cómo se da ese proceso?

— Bayer tiene una parte agrícola o de alimentación que, después de la adquisición de Monsanto, representa el 50% del negocio. El otro 50% es nuestra área farmacéutica y de medicamentos de libre venta.

Entonces, mi primer proceso de selección fue para ver quién se queda en la parte agrícola de Bayer México. Por eso creo que hay que prepararse bien, saber qué has hecho, cuáles son tus experiencias y qué tienes que aportar para la situación que está viviendo la compañía, es una plena integración hacia futuro.

Me quedo con esa posición, muy agradecido por la oportunidad y, pues, las cosas se dan. Creo que después es estar en el lugar correcto, en el momento correcto. El director general anterior, Stephan Gerlich, decide retirarse y entonces se abre la oportunidad de cambiar un poco la estructura, porque antes éramos tres directores generales de cada una de las divisiones, y Stephan manejando de alguna manera todas las funciones de apoyo y viendo los tres negocios.

Se da la oportunidad y me dice: “¿Oye, te gustaría participar? Yo creo que no es fácil porque pues acabas de entrar a Bayer. Pero creo que para que conozcas las oficinas centrales... empieza a conocer gente, creo que valdría la pena”.

Yo encantado de la vida y, la verdad, que me dieron la oportunidad. O sea, Bayer tomó el riesgo de apostar por un mexicano porque en 100 años o en 98 años de historia de la compañía en México no había habido un director general mexicano; algo habrán visto que dijeron: “Vamos a apostar por Manuel en esa nueva posición”, en la cual tengo las dos cachuchas: sigo como líder del área agrícola y, además, como director general que lleva las funciones de apoyo en finanzas, recursos humanos, legal, IT, etcétera.

Entonces, qué te puedo decir, muy contento; igual un proceso de selección transparente, abierto... y que, no te voy a mentir, me sorprendió a la semana o semana y media que me hablaron para darme la noticia de que había sido yo elegido. Yo feliz y con todo el compromiso, porque oía mucho a la organización decir “¡qué padre! Finalmente hay un mexicano liderando la compañía Bayer en México”. Pero al mismo tiempo una responsabilidad de que esperemos que salgan las cosas bien, porque si no van a pasar otros 100 años sin otro mexicano.

Así fue un poco la historia; eso fue en noviembre del 2019, y tres meses después llegó la pandemia; pero bueno, me parece que como organización vamos avanzando y hacia donde buscamos en el futuro.

Manuel Bravo, CEO de Bayer

Bayer tiene 100 años en México. ¿Cómo llegan a este país y cómo está constituida la empresa?

— El año que entra cumplimos como compañía 160 años a nivel global, o sea, tiene mucha historia, tiene operaciones, entidades legales en cerca de 90 países y yo te diría que nuestros productos deben estar en todos.

Hace 100 años, por estas fechas, en 1921, se decidió abrir una oficina, inicialmente, de comercialización con cinco empleados. Hemos pasado muchas cosas en el país, siempre apostando por lo que pueda ser y somos casi 5 mil empleados.

Tenemos ocho plantas de las tres divisiones, tenemos diez centros de investigación y en cada una de las divisiones en las que participamos somos un jugador importante en el país.

En la parte agrícola somos la compañía número uno en insumos, semillas, biotecnología y productos de protección de cultivos, ya sean herbicidas, fungicidas, insecticidas.

Somos la compañía número uno en la parte de medicamentos de libre venta, y esas son las marcas más conocidas: Aspirina, Alka-Seltzer, Redoxon, Afrin, Lotrimin y podemos seguir; en la parte farmacéutica, que son medicinas de patente de receta médica, en esas estamos en el top 4, top 5; somos una compañía muy relevante.

Yo te diría que los estudios nos han dicho que ocho de cada 10 hogares de México tiene algún producto de Bayer. Entonces, por eso, cuando hicimos la campaña de los 100 años decíamos: “Gracias a México, Bayer es grande; gracias a su preferencia por nuestros productos”.

Manuel Bravo, CEO de Bayer

Pensar que en ocho o nueve de las casas de cada 10 hay un producto nuestro es gracias a la preferencia de los mexicanos. Hemos sido capaces de crecer el número de empleados por mil y, bueno, hoy vendemos entre 20 y 25 mil millones de pesos al año.

Hemos forjado un caminito, mucho en términos de soluciones para el consumidor, y ahí viene un segundo punto interesante. Decías: “¿quién no conoce Bayer?”. Si tú le dices, “si es Bayer, es bueno”, se ha forjado eso a través de soluciones para los diferentes consumidores.

Invertimos a nivel global entre 12 y 15% de nuestras ventas en investigación y desarrollo; el año pasado invertimos arriba de cinco mil millones de euros en investigación y desarrollo, tanto en la parte agrícola como en la parte farmacéutica. Entonces, aquí en México Bayer es reconocido por su solución, por su competencia, por su ciencia, por su innovación.

Entonces, es una compañía que está siempre atenta a escuchar las necesidades de nuestros consumidores y tratar de buscar esas soluciones. Un poco la idea de los 100 años era, “¿cómo les decimos que las soluciones que estamos buscando hoy están de acuerdo a las necesidades del planeta?”.

Mucho más sustentables, en el cual buscamos disminuir el hambre, reducir temas de salud, de pobreza, diversidad e inclusión, agua y cambio climático, todo eso está en nuestro día a día.

Manuel Bravo, CEO de Bayer

El tema de la sustentabilidad es importante para Bayer. ¿Nos puedes platicar sobre eso?

— Yo te diría que la sustentabilidad hoy es una de las guías rectoras de todo lo que hacemos. Trabajamos de la mano con la ONU; en sus objetivos de desarrollo sustentable, por lo menos estamos en siete de los 15 objetivos.

Como parte de nuestro negocio, para nosotros la sustentabilidad no es una función aparte, si no que es parte de la solución que le traemos al consumidor; entonces, por ejemplo, en la parte agrícola tenemos que trabajar en producir más alimentos usando menos insumos y reduciendo la huella de carbono; no nada más de nosotros como compañía, sino de los agricultores.

Arriba del 25% de los gases de tipo invernadero los genera la agricultura, pero la agricultura puede ser a la vez generadora o puede ser la responsable de reversar esos gases a través de prácticas correctas agronómicas; a través de secuestro de carbono; a través de no labranza de la tierra; a través de uso de coberturas; o incluso a través de soluciones en las que uses menos carga química o puedas tener la capacidad de meter más plantas por hectárea y no seguir expandiendo la frontera agrícola.

Pero vamos más allá, una de nuestras áreas más importantes es la salud femenina, y en todo el tema de planificación familiar hemos hecho un compromiso muy importante de tocar 100 millones de familias en países de bajo o mediano ingreso para que tengan acceso a herramientas de planificación familiar.

Manuel Bravo, CEO de Bayer

Buscamos disminuir el hambre, reducir temas de salud, de pobreza, diversidad e inclusión, agua y cambio climático; todo eso está en nuestro día a día

—  Manuel Bravo, CEO de Bayer México

El futuro de Bayer

“La pandemia nos dejó más claro que nunca que no hay nada si no tienes salud o alimentación, por eso durante la pandemia no paramos, seguimos con todo tratando de surtir a los pacientes, las medicinas que requerían para su salud y, obviamente, a los productores”.

“Surtimos las semillas o los productos para la protección de cultivo que les permitiera a los productores no convertir una pandemia de salud también en una pandemia alimenticia, si no se producían los alimentos que se requerían”.

“Entonces, nos dio un impulso adicional como compañía, somos, yo te diría, la única compañía a nivel global que hace las dos cosas bajo un mismo techo, por eso nos hacemos llamar una compañía de ciencias de la vida, alimentación y salud”.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos