Mundo

Ciencia.-La naturaleza parece utilizar el efecto Mona Lisa

La configuración de las manchas oculares tiene un impacto en la supervivencia de los animales de presa, y su potencial disuasorio de los depredadores es mayor cuando parecen seguir con la mirada.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El elemento disuasorio más efectivo son los círculos concéntricos que subjetivamente parecen mantener el contacto visual, independientemente de la perspectiva desde la que se aborden, concluyen investigadores del Instituto Max Planck de Ecología Química y la Universidad de Newcastle, que estudiaron este recurso defensivo de los animales de presa.

Los visitantes de una galería de arte pueden estar familiarizados con este efecto: se sienten observados o incluso seguidos por los ojos del retratado en todas partes de la sala. Esto se llama el "efecto Mona Lisa" por el retrato más conocido con el efecto descrito, y se crea porque el pintor centró con precisión las pupilas de la persona retratada.

Algunos animales, incluidos muchos peces y mariposas, tienen pares de manchas circulares en sus cuerpos que se parecen mucho a los ojos. "La naturaleza parece utilizar el efecto Mona Lisa también. Pero en el reino animal, puede ser una cuestión de vida o muerte", dice en un comunicado Hannah Rowland del Instituto Max Planck de Ecología Química.

Para probar el efecto Mona Lisa y descartar un efecto disuasorio general de patrones llamativos, Hannah Rowland y su colega John Skelhorn de la Universidad de Newcastle desarrollaron un experimento de comportamiento con pollitos domésticos recién nacidos que entrenaron para atacar polillas artificiales a cambio de un gusano de la harina como recompensa. Cuando los polluelos aprendieron a atacar a la presa, se les presentó una de tres polillas artificiales diferentes: una con ojos cuyos círculos medios miraban hacia la izquierda, otra con "ojos" que miraban hacia la derecha y otra con círculos perfectamente concéntricos; por lo tanto, parecían mirar directamente hacia adelante o hacia uno de los dos lados. Luego, los investigadores construyeron mini pasarelas (o más bien pasarelas para pollitos) que conducían directamente a la comida o se acercaban a su presa desde un lado.

Los resultados de los experimentos de comportamiento fueron inequívocos: "Los polluelos se acercaron con más cautela desde la izquierda cuando las manchas oculares parecían mirar hacia la izquierda. Los pollitos que se acercaban desde la derecha mostraron una cautela similar cuando las manchas oculares se desplazaron hacia la derecha. Sin embargo, cuando los pollitos se acercaron a los ojos artificiales desde la dirección opuesta, atacaron a la polilla artificial rápidamente y se comieron el gusano de la harina. Los pollitos se acercaron a las polillas con ojos circulares concéntricos desde todas las direcciones solo con mucha precaución", resume John Skelhorn.

Las observaciones del comportamiento confirman la predicción de que los polluelos perciben las manchas oculares artificiales como ojos. "Las manchas oculares con círculos concéntricos parecen mirar a los depredadores potenciales, como nuestros polluelos, desde muchas direcciones, al igual que los retratos que parecen mantener el contacto visual sin importar en qué parte de la habitación te encuentres. Esto probablemente también explica por qué, en la naturaleza, las manchas oculares han evolucionado independientemente en diferentes animales para disuadir con éxito a los enemigos", cree Hannah Rowland.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos