Estados

Reportan agresión y la desaparición de defensores de derechos humanos en Guerrero

Un trabajador de la CDHEG y dos personas más desaparecieron en Quechultenango; un defensor de DH fue amedrentado por sujetos armados en Eduardo Neri.

Desaparece trabajador de  la CDHEG y hombres armados amedrentaron al director del Centro de Derechos de las Víctimas de la Violencia “Minerva Bello”.

Este fin de semana se reportó al menos una agresión y una desaparición en contra de defensores de derechos humanos en Guerrero. El 28 de octubre se informó de la desaparición de Adolfo Aparicio Bello, trabajador de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), en el municipio de Quechultenango; mientras que un día más tarde el director del Centro de Derechos de las Víctimas de la Violencia “Minerva Bello”, José Filiberto Velázquez Florencio, denunció que sujetos armados lo detuvieron en el municipio de Eduardo Neri.

Aparicio Bello, quien también fungió como exdiputado suplente del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en la 62 legislatura de la entidad, desapareció junto con otras dos personas en la comunidad de Santa Cruz. El trabajador de la CDHEG, funge como director del área de Recursos humanos del organismo, y de momento se desconocen los detalles de su desaparición en Quechultenango, conocido bastión del grupo criminal de Los Ardillos.

Te puede interesar: Caso Ayotzinapa entra en crisis por “inconsistencia” en informes

La Asociación Nacional de Profesionistas en Agroecología pidió la intervención de la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda, para localizar con vida a Aparicio Bello, quien se graduó en 2011 como ingeniero en Agroecología de la Universidad Autónoma Chapingo.

No te pierdas: Estrella de Oro ofrece 70 mil pesos para menor que perdió el brazo en accidente

Le ayudó ser sacerdote

En el caso del padre José Filiberto Velázquez Florencio, fue él mismo quien hizo la denuncia a través de sus redes sociales. De acuerdo con lo vertido en redes y en medios locales, el también ombudsman relató que alrededor de las 16:00 horas, cuando regresaba de oficiar una misa en en Zumpango del Río –cabecera municipal de Eduardo Neri– ,fue interceptado por sujetos armados que portaban rifles AR-15; no obstante, detalló que su condición de sacerdote fue la que le permitió salir ileso.

“Para constancia de lo que sucede en el estado de Guerrero. Hoy mientras regresaba de una misa en Zumpango del Río fui interceptado por un vehículo del cual se bajaron 3 hombres con R 15. Uno de ellos me ubico como sacerdote y eso fue lo que ayudó para que no me hicieran nada”, escribió Velázquez Florencio en su perfil de Facebook y más tarde aclaró que presentaría su denuncia a la titular de la Fiscalía General del Estado de Guerrero, Sandra Luz Valdovinos.

Sigue leyendo: Piden ayuda para familia de turistas víctimas de explosión en condominio de Acapulco

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos