Mundo

El Papa viaja mañana a Bahréin para llevar un mensaje de paz al golfo Pérsico

El Papa viajará este jueves 3 de noviembre a Bahréin, un reino insular colocado entre Arabia Saudí e Irán, dos países geopolíticamente enfrentados, para fortalecer los lazos con los musulmanes, así como con el islam chiíta, mayoritario en el país, pero muy perseguido, y para llevar un mensaje de paz al Golfo Pérsico.

ROMA, 2 (EUROPA PRESS)

Durante el rezo del Ángelus de este martes, Francisco explicó que su visita persigue "apoyar en nombre de Dios la fraternidad y la paz en el mundo", dos condiciones de las que tiene una "necesidad urgente".

"Pido que me acompañen con oraciones en este viaje que realizo para apoyar en nombre de Dios la fraternidad y la paz, de las que el mundo tiene una necesidad urgente", aseguró.

Francisco, que permanecerá en el reino insular situado entre Arabia Saudí e Irán hasta el domingo- también lo definió como un encuentro "por el diálogo". De este modo, comentó que participará en el Foro de Diálogo entre Oriente y Occidente, en el que se pondrá en evidencia la necesidad de que "Occidente y Oriente se encuentren por el bien de todos".

ENCUENTRO CON LÍDERES DEL ISLAM

El Papa también destacó que el programa de viaje prevé el encuentro con varios líderes religiosos del islam. En concreto, mantendrá una reunión con el Consejo Musulmán de Ancianos en la mezquita del palacio real de ese país del Golfo Pérsico y se reunirá, además, con el egipcio Ahmad al Tayyeb, gran imán de Al Azhar, la institución más prestigiosa del islam suní.

Además, realizará en Awali un acto ecuménico y la oración por la paz en la Catedral Nuestra Señora de Arabia, inaugurada el 10 de diciembre de 2021 sobre los 9.000 metros cuadrados de terreno que donó el actual rey Hamad bin Isa Al Jalifa.

"Francisco buscará aliados para la causa de la paz y la fraternidad", reslató el director de la oficina de prensa del Vaticano, Matteo Bruni, durante la presentación del eje temático central del 39 viaje apostólico del Pontífice, que tendrá lugar del 3 al 6 de noviembre. En este sentido, manifestó que el "encuentro y el diálogo como raíz de paz" serán temas fundamentales en este viaje, donde el Papa pronunciará en total ocho intervenciones públicas.

El viaje del Pontífice, el décimo a un país de mayoría musulmana, ha sido interpretado como "una 'señal' para el islam chiíta" y, por tanto como una "estrategia de acercamiento" a distintas ramas de la fe musulmana.

"La elección de Bahréin entre los países de la región es también una fuerte señal para el universo chiita que es mayoritario en el reino (y en algunos casos perseguido), aunque el gobierno está firmemente en manos de una monarquía sunita", aseguró, por su parte, monseñor Paul Hinder, administrador apostólico del Norte de Arabia (Kuwait, Arabia Saudita, Qatar y Bahréin).

Para el obispo católico --que intervino en una conferencia de prensa a través de la asociación ISCOM--, el viaje al pequeño archipiélago formado por una treintena de islas sigue la misma estela que arrancó en Abu Dhabi en 2019. Allí marcó un hito el 'Documento sobre la Fraternidad Humana para la Paz Mundial y la Convivencia Común', que Francisco firmó en febrero de 2019 en Abu Dhabi junto al jeque Ahmed al Tayyeb, Gran Imán de al Azhar y figura de referencia para los musulmanes suníes.

ACERCAMIENTO A DISTINTAS CORRIENTES DEL ISLAM

Para monseñor Hinder, el Papa llevará a cabo una "estrategia positiva" de acercamiento a las "diferentes corrientes" de la fe musulmana y una invitación a continuar por el "camino" del diálogo y el encuentro con otras religiones. Otro documento a tener en cuenta, según el director de prensa del Vaticano, "es la encíclica Fratelli tutti" porque está dedicada "a la fraternidad".

Con el lema 'Paz en la tierra a los hombres de buena voluntad', Francisco partirá a primera hora de la mañana del miércoles 3 de noviembre de Roma y tras un viaje donde recorrerá 3.900 kilómetros llegará a Awali, en donde aterrizará ese día a las 16.45 horas locales.

El Papa estará tres días en el Reino insular (hasta el domingo 6 de noviembre), donde visitará también la capital Manama y participará del Foro de Diálogo entre Oriente y Occidente que organiza la monarquía local, en una continuidad de la visita que hizo a Kazajistán en septiembre para también tender puentes con el mundo islámico y otros credos. Para monseñor Hinder, el viaje es también una oportunidad "para enviar una nueva señal al mundo musulmán con la intervención en el Foro de Diálogo".

El 39 viaje apostólico del Papa incluye una misa pública en el Estadio Nacional, así como visitas y encuentros en Awali y Manama. En el pequeño país asiático hay más de 80.000 católicos sobre un total de 1,5 millones de habitantes (unos 240.000 extranjeros), la gran mayoría de los cuales son inmigrantes del subcontinente indio y de Filipinas. En el interior también hay población cristiana autóctona, algo muy raro en los países del Golfo: cerca de un millar de fieles, en su mayoría árabe-cristianos católicos, que emigraron desde otros países de Oriente Medio al reino entre 1930 y 1950, y que hoy son ciudadanos de pleno derecho.

Como recordó este martes el Pontífice, Francisco mantendrá un encuentro con el Consejo Musulmán de Ancianos en la mezquita del palacio real de ese país del Golfo Pérsico y se reunirá además con el egipcio Ahmad al Tayyeb, gran imán de Al Azhar, la institución más prestigiosa del islam suní.

Además, mantendrá en Awali un acto ecuménico y la oración por la paz en la flamante Catedral Nuestra Señora de Arabia, inaugurada el 10 de diciembre de 2021 sobre los 9000 metros cuadrados de terreno que donó el actual rey Hamad bin Isa Al Jalifa. Su abuelo, Isa bin Salman al Khalifa, en 1939, entonces emir del país, donó otro terreno para construir la primera iglesia católica del país, la iglesia del Sagrado Corazón situada en la capital Manama.

En este sentido, el responsable de la Iglesia católica en Baréin aseguró que la presencia de iglesias en el país es una prueba más de que los cristianos "pueden vivir su fe con bastante libertad". "En ese aspecto no tenemos apenas problemas", concluyó. En cambio, en la vecina Arabia Saudi, unida a Bahréin con un puente, la única religión permitida es el islam.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos