Mundo

Sudamérica se agarra a Brasil y Argentina para acabar en Catar con el dominio europeo

Sudamérica buscará en el Mundial de Catar acabar con el dominio europeo en la Copa del Mundo, con Brasil y Argentina como máximos exponentes de un continente que nunca antes había estado tanto tiempo sin alzar el trofeo y que cuenta por fracasos sus últimas participaciones en citas mundialistas.

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

De la mano de Neymar y Messi, estrellas de Brasil y Argentina, la CONMEBOL volverá a afrontar el reto de desbancar al Viejo Continente de una competición que en las últimas dos décadas no se le ha escapado. Desde que Brasil se alzara con la Copa Jules Rimet en el Mundial de Corea y Japón en 2002, el dominio europeo ha sido apabullante.

Europa acumula cuatro torneos ganados consecutivos, tres de ellos con pleno en la final, Francia-Italia (2006), Países Bajos-España (2010) y Francia-Croacia (2018), y en dos ocupando las cuatro plazas de semifinales, Alemania-Italia/Portugal-Francia en 2006, y Croacia-Inglaterra/Francia-Bélgica en 2018. De hecho, salvo en 1930, con el Argentina-Uruguay, y en 1950, con el Brasil-Uruguay, una selección europea siempre ha estado en la final.

Argentina es la que más cerca estuvo de romper la racha en 2014, pero sucumbió en la prórroga en Maracaná ante Alemania en un Mundial donde las semifinales se repartieron ya que las alcanzaron Brasil y Países Bajos.

Además, la trayectoria de ambas selecciones no ha sido buena en las últimas ediciones, tras la abultada derrota de la Canarinha ante Alemania (7-1) en 'su' Copa del Mundo y su adiós en cuartos cuatro años después en Rusia contra Bélgica (1-2), cita en la albiceleste no pudo pasar de octavos tras caer ante Francia (4-3).

Hay que recordar que desde 1966 a 2006 la alternancia fue continua, con Argentina, campeona en 1978, y Brasil, en 1970, 1994 y 2002, como representantes de Sudamérica, e Inglaterra (1966), Italia (1982 y 2006), Alemania (1974 y 1990) y Francia (1998), de Europa. Sin embargo, desde la cita de Corea y Japón, el dominio de la selecciones europeas ha repartido la máxima corona mundial entre Italia (2006), España (2010), Alemania (2014) y Francia (2018).

Ahora, el reto de romper la supremacía europea llega a las puertas de Catar, ante la que previsiblemente será la última cita mundialista de Leo Messi y Neymar, que tienen una oportunidad de oro de devolver a Sudamérica a lo más alto del fútbol mundial. La actual campeona de la CONMEBOL llega avalada a Catar en gran momento y con 36 partidos consecutivos sin perder, mientras que la pentacampeona del mundo acude con un tembible equipo en lo ofensivo.

Por su parte, Senegal, Túnez, Marruecos, Ghana y Camerún serán las representantes del fútbol africano en Catar, en un Mundial en el que esperan hacer historia, convirtiéndose en el primer equipo de África que llegue a disputar, al menos, una semifinal de la Copa del Mundo. Hasta ahora tan solo Camerún (1990), Senegal (2002) y Ghana (2010) han sido capaces de llegar a cuartos.

Asia sí puede presumir de un semifinalista, Corea del Sur, que hizo historia en 2022, con el cuarto puesto conseguido en el Mundial del 2002 celebrado en su país y en Japón, mejorando los cuartos de final de Inglaterra'66 de su vecina del norte. El quinto continente, Oceanía, lo tiene más complicado ya que su único representante, Australia, sólo ha pasado una vez en su historia la fase de grupos (2006).

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos