Mundo

Dolphins visitan a San Francisco para una partida de ajedrez

La temporada pasada, Mike McDaniel estaba al frente de la ofensiva de unos 49ers que llegaron hasta la antesala del Super Bowl. Ahora, en su primer año como entrenador en jefe, busca otorgar a los Dolphins apenas su segundo boleto a playoffs en las últimas 14 campañas.

Primero tendrá que pasar sobre unos viejos conocidos.

Montado en una racha de cinco triunfos, Miami (8-3) visita el domingo a San Francisco (7-4) en uno de tres duelos entre líderes divisionales de la semana 13 de la campaña regular. Y para los Dolphins las apuestas son muy altas.

En lo que es el inicio de un tramo brutal de su calendario con tres visitas consecutivas a San Francisco, Chargers y Buffalo, cualquier tropiezo podría enviar a Miami de la cima del sector hasta el tercer lugar de la división. O podría catapultarlo a alturas insospechadas.

Con la ayuda de la dupla del quarterback Tua Tagovailoa (115,7 puntos de rating) y del wide receiver Tyreek Hill (1.233 yardas), McDaniel ha transformado a la ofensiva de los Dolphins hasta convertirla en el sexto ataque más prolífico de toda la liga, una unidad que ha anotado al menos 30 puntos en cada uno de sus últimos cuatro partidos.

Será una partida de ajedrez ante su antigua escuadra, unos 49ers que ostentan la mejor defensiva en puntos, yardas, primeros y diez, pases de touchdown y yardas terrestres permitidas. Se trata de una unidad que no ha concedido puntos en sus últimos seis cuartos y ha admitido apenas 10 unidades en promedio durante su racha de cuatro victorias.

De hecho, el duelo del domingo será apenas la cuarta ocasión en la historia de la liga en que se enfrenten un equipo que tiene al menos 30 puntos en sus últimos cuatro compromisos contra un conjunto que ha permitido 16 o menos unidades en sus cuatro partidos más recientes. Las defensivas llevan la voz cantante en este tipo de encuentros con marca de 2-1.

Los Dolphins tienen enfrente un desafío formidable, pero McDaniel tiene quizá en la familiaridad su mejor arma. Después de todo, fue asistente del actual entrenador en jefe de los 49ers Kyle Shanahan desde que entró a la liga en 2006.

“Adonde sea que fuera, salvo por un par de años que no estuvo, siempre fue mi asistente, así que siempre lo estuvimos preparando y siempre estuvimos trabajando juntos en algunas cosas”, dijo Shanahan en relación con McDaniel.

El domingo será una partida de ajedrez entre maestro y alumno. Ofensiva contra defensiva.

TITANS (7-4) en FILADELFIA (10-1)

Con los playoffs a la vista de Filadelfia y un duelo entre dos de los mejores ataques terrestres de la NFL, el primer encuentro del estelar receptor A.J. Brown en contra de su antiguo equipo podría pasar a segundo plano.

Después de pasar sus primeras tres temporadas en Tennessee, Brown (53 recepciones, 831 yardas y 7 touchdowns) ya debería estar acostumbrado a perder protagonismo ante el running back de los Titans Derrick Henry, sobre quien dependen las aspiraciones de los líderes del Sur de la Conferencia Americana.

Henry, segundo en la NFL con 1.048 yardas por tierra, es sólo la mitad de la ecuación del festival terrestre que podría celebrarse el domingo en Filadelfia. La otra mitad es cortesía de unos Eagles que como equipo presumen al segundo mejor ataque por tierra de toda la liga.

Miles Sanders (900 yardas y 8 TDs) y el quarterback Jalen Hurts (597 yds. y 8 TDs) han convertido a Filadelfia en una aplanadora que lo mismo es capaz de consumir el reloj que de anotar puntos. Pero enfrente estarán unos Titans que sólo han concedido 100 yardas por tierra en una ocasión en sus últimos nueve compromisos.

JETS (7-4) en MINNESOTA (9-2)

Los Vikings llegan a la 13ra semana con la posibilidad de convertirse en el primer campeón divisional gracias en parte a la consolidación de Justin Jefferson como uno de los mejores receptores de la NFL y a un calendario relativamente accesible.

El siguiente paso rumbo a la postemporada para Minnesota es recibir a unos Jets que, aunque inconsistentes, ya rebasaron en esta campaña su total de triunfos de los últimos dos años. El principal factor en la transformación es una defensiva que el año pasado fue la última de la liga y que en 2002 ha concedido apenas 17,4 puntos por partido para ubicarse en la cuarta posición de la NFL.

La 13ra semana comenzaba el jueves con la visita de los Bills (8-3) a Nueva Inglaterra (6-5). Buffalo ha ganado cuatro de los últimos cinco encuentros de la serie.

La jornada continúa el domingo con los siguientes encuentros: Steelers (4-7) en Atlanta (5-7); Broncos (3-8) en Baltimore (7-4); Packers (4-8) en Chicago (3-9); Jaguars (4-7) en Detroit (4-7); Browns (4-7) en Houston (1-9-1); Commanders (7-5) en NY Giants (7-4); Seahawks (6-5) en LA Rams (3-8); Chiefs (9-2) en Cincinnati (7-4); Chargers (6-5) en Las Vegas (4-7); y Colts (4-7-1) en Dallas (8-3).

La acción concluye el lunes por la noche con la visita de los Saints (4-8) a Tampa Bay (5-6). Tom Brady tiene marca de 1-4 contra Nueva Orleans como miembro de los Bucs, siendo su única victoria un triunfo 20-10 en la semana dos de la actual temporada.

Cardinals (4-8) y Panthers (4-8) tienen su semana de descanso.

RUMBO A PLAYOFFS

NFC

Los Vikings pueden asegurar el título de la División Norte con un triunfo combinado con una derrota de Detroit.

Los Eagles pueden garantizar su lugar en la postemporada con una victoria sumada a derrotas de Washington, San Francisco y Seattle.

___

El periodista de Associated Press Josh Dubow contribuyó a este despacho desde Santa Clara, California.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos