Mundo

“ Benedicto XVI gobernó sin teatralidad ni búsqueda de salvar su imagen”: Lombardi

El exportador del Vaticano recordó a Benedicto XVI como alguien de “valor intelectual y cultural”

Federico Lombardi, exvocero del Vaticano.

Tras el fallecimiento de Benedicto XVI, el sacerdote y exdirector de la sala de prensa del Vaticano durante su pontificado, Federico Lombardi, destacó que fue “un maestro de la inteligencia de la fe en nuestro tiempo” y que gobernó sin “teatralidad ni búsqueda de salvar su propia imagen o la de la propia Iglesia”.

Te interesa: Muere el Papa emérito, Benedicto XVI, a los 95 años de edad

“Afrontó los escándalos que estallaron durante su gobierno sin teatralidad ni búsqueda de salvar su propia imagen o la de la Iglesia, sino guiado por un deseo de verdad y justicia”, señaló Lombardi en declaraciones al diario italiano ‘La Repubblica’.

El también presidente de la Fundación Joseph Ratzinger - Benedicto XVI ha destacado que su dimisión al pontificado en 2013 fue un “acto de gobierno” que se “recordará en los libros de historia”.

Sobre todo, destacó que fue un “maestro de la inteligencia de la fe en nuestro tiempo”. Así en declaraciones a los medios del Vaticano aseguró que no cabe duda de que el pontificado de Benedicto XVI se ha caracterizado más “por su magisterio que por su acción de gobierno”.

Entérate: “Italia está de luto”: Los líderes mundiales despiden a Benedicto XVI

Del mismo modo, subrayó que presentó siempre una “fe siempre en diálogo con la razón, una fe razonable; una razón abierta a la fe”.

“El Papa Ratzinger fue justamente respetado por quienes viven atentos a los movimientos del pensamiento y del espíritu y buscan leer los acontecimientos en su significado más profundo y a largo plazo, sin detenerse en la superficie de los acontecimientos y los cambios”, aseguró.

Según Lombardi, no temía confrontar ideas y posturas diferentes, miraba con lealtad y clarividencia las grandes cuestiones, el oscurecimiento de la presencia de Dios en el horizonte de la humanidad contemporánea, los interrogantes sobre el futuro de la Iglesia, particularmente en su país y en Europa. “Y buscaba afrontar los problemas con lealtad, sin rehuirlos, aunque fueran dramáticos; pero la fe y la inteligencia de la fe siempre le permitieron encontrar una perspectiva de esperanza”, subrayó.

Así, también destacó el “valor intelectual y cultural” de quien fuera durante 24 de los 26 años de pontificado de su predecesor, Juan Pablo II, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. “Fue un servicio a la unidad de la fe de la Iglesia en las décadas posteriores al Concilio Vaticano II, afrontando tensiones y desafíos de época en el diálogo con el judaísmo, el ecumenismo, el diálogo con otras religiones, la confrontación con el marxismo, en el contexto de la secularización y la transformación de la visión del hombre y la sexualidad”, señaló Lombardi.

Te recomendamos: Confirman primer caso de rabia humana en México; el agente transmisor, un gato

Por otro lado, también ha incidido en que logró proponer una “síntesis doctrinal tan amplia y armoniosa como la del Catecismo de la Iglesia Católica”, acogida por la inmensa mayoría de la comunidad eclesial con un “consenso inesperado, para llevar a esta comunidad a cruzar el umbral del tercer milenio sintiéndose portadora de un mensaje de salvación para la humanidad”.

Lombardi también ha hablado de la gestión de los abusos sexuales durante el pontificado de Benedicto XVI y ha recordado que fue causa de “críticas y ataques personales contra él hasta sus últimos años, y por tanto también de un profundo sufrimiento”.

CADA VEZ MÁS CLARIDAD ANTE LA GRAVEDAD DE LOS ABUSOS

“Estoy firmemente convencido de que vio cada vez con mayor claridad la gravedad de los problemas y tuvo un gran mérito al abordarlos con amplitud y profundidad de miras en sus diversas dimensiones: la escucha de las víctimas, el rigor en la búsqueda de la justicia ante los crímenes, la curación de las heridas, el establecimiento de normas y procedimientos adecuados, la formación y la prevención del mal”, consideró Lombardi.

Del mismo modo ha confirmado que siempre actuó en base a la verdad: “Benedicto XVI nunca se preocupó por una imagen” de sí mismo o de la Iglesia que no correspondiera a la verdad”.

Lo más leído: “Soy víctima del plagio de la obra”, denuncia Yasmín Esquivel campaña en su contra

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos