Mundo

Jóvenes congoleños responden entusiastas a llamada del papa

KINSASA, República Democrática del Congo (AP) — El papa Francisco instó el jueves a los jóvenes congoleños a trabajar por un futuro pacífico y honesto y encontró una entusiasta respuesta en una generación especialmente castigada por la pobreza, la corrupción y el conflicto crónicos en el país.

Un estruendo de vítores y canciones recibió al papa en su último día completo en República Democrática del Congo, cuando congregó a decenas de miles de jóvenes en el Estadio de Mártires de la capital, Kinsasa. Más de 65.000 personas acudieron, según el Vaticano.

La multitud que vibraba en los estadios interrumpió con frecuencia al papa y vitoreó especialmente cuando Francisco denunció el “cáncer de la corrupción”. La gente coreó un lema en idioma lingala dirigido al presidente del país, anunciando que su mandato había terminado.

Dejando la política a un lado, el papa disfrutaba claramente del entusiasmo. Animó a los jóvenes y en un momento dado les instó a tomarse de las manos en un gesto de comunidad.

“¿Ven cómo esto es estar en comunión y estar en una Iglesia?”, preguntó. “Su bienestar depende del otro”.

Más de dos tercios de los aproximadamente 100 millones de habitantes del país tienen menos de 25 años. Naciones Unidas y organizaciones humanitarias han señalado que los jóvenes son especialmente vulnerables a abusos ante el estallido de la violencia en el este de Congo.

UNICEF reclamó esta semana la liberación de una docena de niños supuestamente secuestrados durante un ataque en la inestable provincia de Kivu del Norte, y Save the Children alertó sobre la situación de los niños en la huida masiva de gente que escapa de la violencia.

En la capital, Francisco instó a los jóvenes a no dejarse tentar por la droga, la corrupción o las tramas financieras rápidas, ni dejarse arrastrar a la violencia que asola el este del país.

“No se vean sobrepasados por el mal”, dijo. “No dejen que los manipulen personas o grupos que intentan utilizarles para mantener a su país sumido en la violencia y la inestabilidad, para que puedan seguir controlándolo sin responder ante nadie”.

La violencia castiga desde hace años el este de República Democrática del Congo, donde más de 120 grupos armados y milicias de autodefensa luchan por las tierras y el poder. Hay casi 6 millones de desplazados internos y cientos de miles de personas sufren inseguridad alimentaria extrema, según Naciones Unidas.

Algunos de los que estaban en el estadio el jueves dijeron que la falta de empleos en el país había avivado el conflicto porque había pocas opciones alternativas de ingresos para los hombres jóvenes.

“Tenemos la impresión de que nuestros líderes no hacen absolutamente nada por mejorar las condiciones de vida de la población y de que estos líderes minimizan la capacidad de los jóvenes de mejorar las cosas”, dijo Kavira Shukuru, de 26 años y que estaba en el estadio.

“Y esta situación está entre las causas de la inestabilidad y la inseguridad que experimenta nuestro país. Un joven sin empleo es fácil de influenciar y puede fácilmente unirse a un grupo armado para ganarse la vida o verse influido por un político con malas intenciones”, dijo.

Transparencia Internacional sitúa a Congo en el puesto 166 de 180 en su índice de percepción de corrupción, y denuncia una correlación clara entre la corrupción política y el alto nivel de inseguridad en el país.

___

La cobertura de Associated Press sobre religión recibe apoyo de The Conversation US, con financiamiento del Lilly Endowment Inc. AP es la única responsable de su contenido.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos