Mundo

El Gobierno ve "razonable" que por el H2Med fluya hidrógeno de origen nuclear, tras la polémica con Francia

El embajador de Francia en España ha llamado la atención a Ribera por unos comentarios sobre la posición de París ante el proyecto

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Al Gobierno español le parece "razonable" que por el corredor energético que conectará Barcelona y Marsella (H2Med) cicule hidrógeno de origen nuclear, y trata así de calmar los ánimos tras la polémica desatada por unas palabras de la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, que no gustaron al embajador de Francia en España.

"Mantenemos una plena sintonía en temas que España, Francia y el conjunto de la Unión Europea (UE) hemos fijado como estratégicos: la necesidad de acelerar la transición ecológica y la construcción de una autonomía estratégica, en el respeto mutuo de la libre elección tecnológica de cada Estado para cumplir con los compromisos europeos de descarbonización", han señalado fuentes de Transición Ecológica.

En ese sentido, el embajador de Francia en España, Jean-Michel Casa, ha llamado este viernes la atención a Ribera a través de la red social Twitter tras reconocer que no le han gustado "algunas maneras de expresarse" por parte de la titular de Transición Ecológica en relación con el H2Med.

Así, ha asegurado estar "sorprendido" porque Ribera tildase de "señales un poco extrañas" los comentarios del Gobierno galo acerca del proyecto y, en concreto, en relación a su intención de que a través del tubo que conectará Barcelona y Marsella a través del Mediterráneo fluya también hidrógeno generado con energía nucelar.

"La vicepresidenta tercera ha declarado: 'Si Francia ha cambiado de opinión sobre el H2Med, que lo diga', añadiendo que "hay maneras de expresarse que no me gustan", recoge el texto publicado por Jean-Michel Casa en el perfil de la embajada francesa en Twitter.

Ribera participó el martes de esta semana en un acto sobre energía organizado por el IESE y en él valoró que no se debe "calificar como renovable lo que no lo es", en alusión a la consideración de hidrógeno verde al de origen nuclear.

"Tenemos que estar tranquilos. Que Francia esté mandando señales un poco extrañas en este contexto de negociación forma parte de las herramientas que elige cada cual", aseveró también Ribera en su intervención, en la que, por otro lado, destacó que había "maneras de expresarse" por parte del Gobierno galo que no le gustaban.

No obstante, el Gobierno español se ha mantenido firme en su opinión sobre el hidrógeno de origen nuclear. "Francia aspira a producir hidrógeno con centrales nucleares, nunca lo ha ocultado, y a España le parece razonable. Creemos que debe encontrar su espacio en la regulación europea del hidrógeno y el gas. El hidrógeno producido con energía nuclear no es renovable. Pueden compartir infraestructura, pero no denominación", han señalado desde Transición Ecológica.

La cartera que dirige Ribera también ha subrayado que España trabaja por la "negociación y la construcción de consensos" dentro de la UE, con los "únicos límites de la coherencia y la defensa del interés de España y el respeto a los objetivos renovables".

En este contexto, Jean-Michel Casa también ha resaltado en su escrito que a Francia tampoco le gustan "algunas maneras de expresarse" de Ribera.

Asimismo, ha argumentado que cuando se acordó el proyecto H2Med el pasado diciembre se admitió también por la parte española que el hidrógeno del futuro se podría producir tanto a partir de energías renovables como de fuentes bajas en carbono.

"Este compromiso fue reiterado muy claramente durante el encuentro bilateral entre el presidente de la República, Emmanuel Macron, y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, al principio de la cumbre hispano-francesa del pasado 19 de enero, en Barcelona", ha añadido Casa.

A ello ha agregado que en la declaración conjunta suscrita en la mencionada cumbre no se hace "ninguna referencia a un funcionamiento del H2Med úicamente en el sentido de Barcelona hacia Marsella (y el resto de Europa), como se ha pretendido en estos últimos días (porque, como es lógico, las interconexiones de este calado siempre se conciben para funcionar en doble sentido)".

NO CONTAMINAR EL PROYECTO

Desde Transición Ecológica también se ha hecho hincapié en que en este momento la UE debate diversas normativas en materia de energía y considera que "las negociaciones para alcanzar acuerdos no deben contaminar el desarrollo del proyecto de corredor verde H2Med".

Además, ha recordado que el H2Med es una infraestructura impulsada por Portugal, Francia, España y Alemania que fue presentada de manera conjunta a la Comisión Europea para recibir la consideración de Proyecto de Interés Común.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos