Mundo

La República Checa afirma que no depende del gas natural ruso

El ministro de Industria y Comercio de República Checa, Jozef Sikela, ha anunciado este domingo que el país ha conseguido reducir a cero sus importaciones de gas ruso en el último año.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

"El año pasado, la oposición amenazó con que no podríamos sobrevivir al invierno sin el gas ruso. Prometimos lo contrario e hicimos todo lo posible por ello", ha afirmado el titular checo quien ha anunciado que las importaciones se han reducido a cero durante el mes de enero.

Según ha explicado el responsable a través de Twitter, desde el fin de los suministros del gasoducto Nord Stream, el gas ruso solo ha podido llegar a la República Checa a través de Eslovaquia, y según ha afirmado: "Solo el 2,2 por ciento de las importaciones totales fluyeron desde allí desde septiembre del año pasado hasta finales de enero".

En este mes, la cantidad adquirida por esta vía no ha sido "ni siquiera un metro cúbico" por lo que el país ha podido arreglárselas con el suministro de gas a través de Alemania.

En segundo lugar, las entregas de gas ruso a través de Alemania han sido sustituidas por el gas de Noruega y también por gas natural licuado de Bélgica y Holanda, ha puntualizado Sikela.

"Lo logramos principalmente gracias al ahorro de energía", ha aclarado el ministro quien ha afirmado también que, solo en el periodo mencionado, el país ha reducido su consumo de energía "en casi un 28 por ciento con respecto al año anterior", por lo que habría ahorrado más de 850 millones de metros cúbicos de gas.

Sikela ha dado las gracias por "el consumo responsable de gas" pero no ha precisado si el país se independiza definitivamente del gas ruso de cara al futuro.

El exministro de Industria y Comercio y vicepresidente del movimiento de oposición ANO, Karel Havlícek, ha elogiado los datos de Sikela pero ha puntualizado que la decisión sobre qué gas fluye en el país no se decide en República Checa sino en Alemania: "La gran mayoría del gas suministrado nos llega desde los gasoductos de Alemania, y solo compramos una mezcla de gas de varias fuentes que conducen a territorio alemán", ha afirmado a la agencia CTK.

Según el Havlícek, tras el cierre de Nord Stream, la mezcla de gases provenía principalmente de Noruega, Bélgica y Holanda, por lo que el gas que recibe Alemania siempre será también recibido por República Checa sin importar los contratos firmados con las entidades nacionales.

Recomendados:

DV Player placeholder

Tags


Lo Último