Mundo

EEUU: México quería cargos de homicidio grave para ranchero

Esta fotografía proporcionada por el Departamento de Policía del condado de Santa Cruz, en Nogales, Arizona, muestra al granjero George Alan Kelly, de 73 años de edad, quien está detenido por la muerte de un hombre identificado como mexicano. (Departamento de Policía del condado de Santa Cruz vía AP) (AP)

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Una funcionaria consular de México dijo el viernes que su gobierno cree que el ranchero Georg Alan Kelly debería haber enfrentado cargos de homicidio premeditado por presuntamente matar a un migrante mexicano que cruzaba por su propiedad en Arizona.

Un juez de paz del estado falló la semana pasada que Kelly debería ser enjuiciado por cargos de homicidio en segundo grado y agresión con agravantes por la muerte de Gabriel Cuen Buitimea en su hacienda, ocurrida el 30 de enero en las afueras de Nogales, Arizona.

El fallo siguió a la decisión de los fiscales de rebajar la imputación a Kelly de un único cargo de homicidio premeditado, el cual habría requerido una conclusión de intento premeditado para matar, y que podría haber derivado en la pena de muerte.

La titular de protección consular de México, Vanessa Calva, dijo que su país le había dicho a los fiscales federales que su país cree que los cargos de homicidio premeditado describen con mayor precisión las circunstancias de la muerte de Cuen Buitimea.

Calva señaló que Cuen Buitimea estaba desarmado, huía y fue baleado por la espalda.

Cuen Buitimea, un hombre de 48 años procedente de la ciudad mexicana de Nogales, era uno de varios migrantes contra los que el ranchero abrió fuego, según las acusaciones.

El juez falló que Kelly, de 74 años, puede permanecer libre tras el pago de una fianza de 1 millón de dólares a la espera de su encausamiento el 6 de marzo. Se le ha restringido tener comunicación con testigos o con la familia de Cuen Buitimea, y se le ha prohibido poseer armas.

Kimberly Hunley, fiscal adjunta del condado, dijo al juez que los fiscales pretenden mostrar que se cometió un homicidio en segundo grado, que Kelly no tenía base alguna para disparar “de manera intencional, a sabiendas, o imprudentemente de acuerdo con las circunstancias” un fusil AK-47 contra unos ocho migrantes desarmados desde una distancia de entre 70 y 91 metros (80 y 100 yardas).

“Nada justifica balear a un hombre desarmado por la espalda”, declaró Hunley al juez.

La abogada de Kelly, Brenna Larkin, dijo que su cliente disparó al aire por arriba de los migrantes. Señaló que Kelly temió por la seguridad de él, su esposa y de la propiedad, y que había visto a personas que cruzaban por su hacienda con fusiles y mochilas.

Kelly al parecer escribió sobre su vida de ranchero en territorio fronterizo en su libro “Far Beyond the Border Fence” ("Mucho más allá de la valla fronteriza"), que él mismo publicó y que en Amazon.com está acompañado de la siguiente descripción: una “novela contemporánea que trae al siglo XXI el conflicto en la frontera mexicana y las drogas”.

El incidente a tiros ha azuzado las emociones en un momento en que se caldea el debate nacional sobre la seguridad fronteriza con vistas a los comicios presidenciales de 2024.

Hace menos de seis meses, un alcaide y su hermano fueron arrestados por un ataque a tiros en el oeste de Texas en el que un migrante fue abatido y otro herido. Michael y Mark Sheppard, ambos de 60 años, fueron acusados de homicidio imprudencial por el ataque a tiros ocurrido en septiembre.

Recomendados:

DV Player placeholder

Tags


Lo Último