Mundo

Queralt Lahoz: "No contar con músicos en el escenario es un insulto a la música, hay que encontrar el equilibrio"

Acaba de actuar en la International Live Music Conference de Londres con el apoyo de Mad Cool, The Spanish Wave y la Comunidad de Madrid LONDRES, 4 (de la enviada especial de Europa Press Michelle Rodríguez) La artista catalana Queralt Lahoz continúa traspasando fronteras con su propuesta musical ecléctica e influenciada por su conciencia social y obrera, tejiendo así una trayectoria que también basa en la "devoción" a la música, lo que pasa, a su juicio, también por encontrar la armonía entre lo nuevo y lo añejo, en todos los aspectos.

Archivo - Queralt Lahoz, una de las participantes en el 'Festival Boreal' FESTIVAL DE BOREAL - Archivo

Acaba de actuar en la International Live Music Conference de Londres con el apoyo de Mad Cool, The Spanish Wave y la Comunidad de Madrid

LONDRES, 4 (de la enviada especial de Europa Press Michelle Rodríguez)

La artista catalana Queralt Lahoz continúa traspasando fronteras con su propuesta musical ecléctica e influenciada por su conciencia social y obrera, tejiendo así una trayectoria que también basa en la "devoción" a la música, lo que pasa, a su juicio, también por encontrar la armonía entre lo nuevo y lo añejo, en todos los aspectos.

"No contar con músicos en el escenario es un insulto a la música, hay que encontrar el equilibrio", señala en este sentido en una entrevista concedida a Europa Press durante su visita a Londres para participar en los conciertos de la International Live Music Conference, en Londres, con el apoyo de Mad Cool, The Spanish Wave y la Comunidad de Madrid.

Para Lahoz, los músicos están "infravalorados" en las tendencias musicales actuales, por lo que demanda que se les ponga más "en alza" de cara a las nuevas propuestas de directos. Esta opinión, dice, "no riñe" con que le encante que haya artistas que solo trabajen con productores.

"Yo soy la misma que llama a un montón de músicos para un directo y que luego tira un montón de pistas y hace un tema electrónico. Hay que alcanzar el equilibrio entre esas cosas", aboga. A su juicio, no se debe caer en el "error" de "negarse a la evolución musical", pero tampoco creer que "hacer música es juntas una base y una letrita".

Precisamente, ella reivindica esa necesidad de "guardar devoción y estudiar la música", en todos los aspectos. Lo hace con una propuesta que resulta para muchos inclasificable por la cantidad de estilos que mezcla. Flamenco, urbano, salsa o R&B, entre otros, son los géneros en los que indaga, pues de todo ello bebió durante su infancia y adolescencia en su Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) natal.

Hija de migrantes andaluces en esta ciudad de extrarradio, creció también junto a migrantes latinoamericanos y marroquíes, ensanchando su cultura y "flipando" al escuchar a grandes artistas como Celia Cruz o Lola Flores.

"Vengo de un barrio de clase trabajadora y por eso valoro más la unión de todos aquellos a los que les ha costado encontrar un lugar donde labrarse un futuro", explica, para afear aquellos discursos de odio que quieren "separar y señalar".

Sobre los estilos que mezcla, apunta que lo hace desde "todo el respeto" y destacando de dónde vienen, no intentando apropiarse de nada. Especialmente, puntualiza que ella juega con el flamenco, pero no es cantaora ni ortodoxa, por lo que aleja cualquier crítica "dañina" de los más puristas.

"MIRAR HACIA ATRÁS"

Por otro lado, subraya de su propuesta el tinte poético, visible en sus letras, y la investigación y guiño hacia lo "añejo" y "de raíz", algo que cree que muchos artistas hacen pero que el público actual no valora como debería.

"Creo que el público ha olvidado un paso en el camino, especialmente el joven, que ve a lo anterior como música de viejos", lamenta, en referencia a la falta de conocimiento de este sobre grandes músicos y cantautores como Silvio Rodríguez, Mercedes Sosa o Chavela Vargas, entre otros.

Para la catalana, en la música de antes "hay algo muy innovador y muy fresco". "Creo que lo más fresco de hoy es ser antiguo y mirar hacia atrás, a las grandes joyas", subraya Lahoz, quien desearía que esto se hiciese desde la educación.

Eso viene practicando y reflejó en su primer LP 'Pureza' (SIL Records & Costa Futuro, 2021), que vino tras su carta de presentación, el EP '1917' (2019). El buen recibimiento de su propuesta musical, le valió que grandes discográficas se fijasen en ella e hiciesen ofertas. En concreto, una llegó antes del disco de 2021, por lo que la rechazó.

"Tome la decisión correcta, he podido hacerlo todo bajo mi criterio", cuenta, para explicar que ante la oferta sintió "vértigo por si alguien quería hacer de ella algo que no era". "O pensaba que me iban a meter en un cajoncito con miles de artistas", agrega.

Gracias a ese primer álbum apareció en el mapa musical nacional, dando paso a un centenar de actuaciones en toda España y el salto a escenarios de Europa y Estados Unidos, internacionalizando su propuesta. En este marco, ha ganado uno de los premios Music Moves Europe 2023, concedidos por la Unión Europea para reconocer a artistas que tienen potencial para trazar una carrera internacional.

EN PROCESO DE INTERNACIONALIZACIÓN

Ahora, acaba de dar un paso más en ese proceso al actuar el 1 de marzo en el evento London Calling celebrado en la International Live Music Conference, la principal reunión anual de profesionales de la industria mundial de giras, festivales y espectáculos musicales en directo. Junto al dúo hispano-italiano Delaporte, la catalana participó en la cita en el Phoenix Arts Club, uno de los cuatro recintos elegidos para presentar a los 14 artistas emergentes de más rápido crecimiento en Reino Unido e Europa.

Su participación fue respaldada por Mad Cool, The Spanish Wave y la Comunidad de Madrid con el propósito de apoyar la internacionalización del talento nacional, exportanto arte, cultura y música. Un contexto en el que el Mad Cool también colabora con Iberia Express. En concreto, la compañía ha vinilado uno de sus aviones con la imagen del festival para dar visibilidad al mismo y, así, a los artistas nacionales e internacionales que en el participan.

Para Lahoz, poder participar en la cita ha supuesto un "reconocimiento a su esfuerzo y trabajo": "Es ver que se está valorando todo lo que he hecho desde que empecé a estudiar música con 15 años".

Todo ese "chute de amor", la impulsa ahora de cara a su próximos conciertos en América Latina, pasando por Argentina, Brasil y México, y también ante el lanzamiento de su nuevo EP 'Alto cielo', donde narrará las distintas etapas de un "amor que va al fracaso". La artista acompañará el EP de un cortometraje, una apuesta que realiza para "no participar en ese vacío de contenido que vivimos actualmente" con, por ejemplo, "videoclips banales" en los que lo que más importa es "salir guapa".

Al mismo tiempo, está trabajando en su segundo álbum, que verá la luz en 2024 y en el que ahondará en cuestiones más personales, como su familia, una que su madre sacó adelante frente a una figura paterna "muy ausente". "Yo siempre pensaba que no tenia referentes de mujeres o personas que hablasen de esa ausencia paterna o de la lucha de la clase trabajadora. Como he carecido de esas referencias, quiero poder hablar de esto para que no falten en el futuro", concluye.

Recomendados:

DV Player placeholder

Tags


Lo Último