Mundo

Estado Islámico se atribuye más de 35 muertes en Congo

DAKAR, Senegal (AP) — El grupo extremista Estado Islámico se atribuyó la responsabilidad por la muerte de más de 35 personas en ataques que dejaron decenas de heridos en el este de la República Democrática del Congo.

En el comunicado, publicado el viernes por la agencia noticiosa de los insurgentes, Aamaq, indicó que asesinaron a “cristianos” con pistolas y cuchillos y destruyeron sus propiedades en la aldea de Mukondi, en la provincia de Kivu Nort. La nota incluyó una foto de las casas en llamas.

El anuncio se produjo luego de que las autoridades locales confirmaron que al menos 45 personas murieron la semana pasada en varios ataques contra distintas aldeas perpetrados por rebeldes de las Fuerzas Democráticas Aliadas, una milicia vinculada a ISIS.

El conflicto lleva varias décadas latente en el este de Congo, donde más de 120 grupos armados luchan por el poder, la influencia y los recursos, y algunos para proteger a sus comunidades. Las FDA llevan mucho tiempo activas en la provincia de Kivu Norte pero recientemente han ampliado sus operaciones a la vecina región de Ituri y a zonas próximas a la capital regional, Goma.

Los esfuerzos para frenar la violencia de las FDA han arrojado pocos resultados. Una operación conjunta de los ejércitos de Uganda y Congo, de casi un año de duración, no logró la esperada derrota o debilitamiento del grupo, dijo un grupo de expertos de Naciones Unidas en diciembre.

La ONU y grupos de defensa de los derechos humanos acusan a los rebeldes de las FDA de atacar, mutilar, violar y secuestrar a civiles, incluyendo niños. A principios de este mes, Estados Unidos ofreció una recompensa de 5 millones de dólares por información que pudiese llevar a la captura del líder del grupo, Seka Musa Baluku.

Los reporteros de The Associated Press vieron el jueves cómo se bajaban cadáveres a una fosa común en Mukondi. Los miembros de la comunidad echaron tierra sobre los cuerpos, con viviendas destruidas al fondo, y lamentaron que el gobierno no hacía suficiente para protegerlos.

“Como ven en Mukondi, siempre ocurre lo mismo. Las FDA siempre tienen malas intenciones contra los congoleños”, afirmó el coronel Charles Ehuta Omeonga, administrador militar de la región de Beni. “Hemos perdido a muchos de nuestros hermanos”.

La misión de paz de la ONU en el país condenó los asesinatos e instó a las autoridades congoleñas a investigar y a llevar a los responsables ante la justicia.

___

El reportero de The Associated Press Maamoun Youssef en El Cairo, contribuyó a este despacho.

Recomendados:

DV Player placeholder

Tags


Lo Último