Mundo

El Parlamento de Israel aprueba en primera lectura una ley que volvería a legalizar cuatro asentamientos

La propuesta busca enmendar una ley de 2005 que supuso la evacuación de los asentamientos de Homesh, Ganim, Kadim y Sa Nur

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El pleno del Parlamento de Israel aprobó a última hora del lunes en primera lectura un controvertido proyecto para enmendar una ley de 2005 que permitió la evacuación de cuatro asentamientos en el norte de Cisjordania, en medio de los trabajos del Gobierno para expandir las colonias en territorios palestinos.

Según las informaciones recogidas por el diario 'The Times of Israel', 40 parlamentarios votaron a favor del proyecto, mientras que 17 votaron en contra de modificar las cláusulas de la Ley de Retirada de 2005, que incluyó la retirada de civiles y militares israelíes de la Franja de Gaza.

Así, el proyecto busca anular las cláusulas que prohíbe que colonos israelíes vivan en los asentamientos de Homesh, Ganim, Kadim y Sa Nur y argumenta que "ya no hay justificación alguna para evitar que los israelíes entren y se queden en los territorios evacuados" en el norte de Cisjordania.

La propuesta, que volverá ahora a un comité parlamentario para su redacción antes de su entrega para las votaciones finales, es parte del objetivo del Ejecutivo de Benjamin Netanyahu --integrado por varios partidos ultraderechistas y ultraortodoxos-- de legalizar el asentamiento de Homesh.

El proyecto fue presentado por el presidente del comité de Exteriores y Defensa de la Knesset, Yuli Edelstein, ha sostenido que la Ley de Retirada fue "injusta". "Espero que podamos dar el ejemplo de que en el Parlamento sabemos corregir la injusticia, aunque requiera varios años", ha zanjado.

Por su parte, la líder del Partido Laborista, Merav Michaeli, ha alertado en declaraciones a la Radio del Ejército que el proyecto, de ser aprobado, "da a colonos locos el permiso de hacer lo que quieran en Judea y Samaria --nombre bíblico de Cisjordania--, y al infierno con la seguridad de Israel".

En esta línea, el parlamentario opositor Gilad Kariv, miembro del Partido Laborista, ha reclamado que el Consejo de Seguridad Nacional, el Ejército, el Shin Bet y el Ministerio de Exteriores publiquen sus opiniones sobre la propuesta de ley, que no han presentado hasta el momento.

El Gobierno palestino ha condenado además "en los términos más firmes" la aprobación del proyecto en primera lectura y ha dicho que es "un paso de cara a legalizar muchos asentamientos aleatorios en el norte de Cisjordania como preludio para el retorno de los colonos y el reinicio de la construcción en los mismos".

"Esto derivaría en un saqueo de más tierras palestinas y una profundización del sistema de asentamientos, así como una expansión de la base para el terrorismo judío en la Cisjordania ocupada", ha manifestado el Ministerio de Exteriores palestino a través de un comunicado publicado en su página web.

Por ello, ha aseverado que "considera que avanzar hacia la aprobación de esta legislación es una escalada peligrosa en la situación sobre el terreno y un desprecio a los esfuerzos llevados a cabo para reducir las tensiones y lograr la calma".

AVANCES HACIA LA EXPANSIÓN DE ASENTAMIENTOS

El Gobierno israelí anunció a principios de enero un cambio en su postura sobre Homesh y reseñó que ya no pedirá la expulsión de los colonos que residen en este asentamiento, decisión que trasladó al Tribunal Supremo.

Homesh fue levantado en tierras privadas palestinas y fue evacuado en un inicio junto a otros tres asentamientos cuando Israel se retiró de la Franja de Gaza en 2005 tras aprobarse una ley que impedía la entrada al lugar de israelíes sin un permiso especial, lo que no ha evitado que colonos se hayan asentado en la zona.

Todos los asentamientos israelíes en Cisjordania son considerados ilegales según el Derecho Internacional, si bien las autoridades de Israel diferencian entre aquellos a los que han concedido permiso y aquellos a los que no. De hecho, el Gobierno israelí aprobó en febrero la legalización de nueve asentamientos y ha avanzado planes para construir más de 7.000 nuevas unidades de vivienda.

Netanyahu adelantó al presentar las principales líneas políticas de su Gobierno que "el pueblo judío tiene derecho exclusivo e incuestionable a todas las áreas en la Tierra de Israel" y que impulsará la expansión de los asentamientos en Cisjordania.

Así, destacó que "el Gobierno promoverá y desarrollará asentamientos en todas las partes de la Tierra de Israel: Galilea, el Neguev, los Altos del Golán, Judea y Samaria --nombre bíblico de Cisjordania--". La Autoridad Palestina ya ha advertido del impacto de estas decisiones sobre el proceso de paz y la viabilidad de alcanzar una solución de dos estados.

En esta línea, el ministro de Exteriores palestino, Riyad al Maliki, afirmó el lunes que es necesario consolidar los esfuerzos internacionales para "hacer frente al colonialismo israelí" y subrayó la necesidad de adoptar "pasos prácticos" para "hacer frente al apartheid y la ocupación militar".

El ministro palestino acusó al Gobierno israelí de "incitar a los crímenes contra el pueblo palestino, incluidas las ejecuciones extrajudiciales, la expansión de los asentamientos, los intentos de alterar el 'statu quo' histórico en Jerusalén, las detenciones arbitrarias y otras políticas racistas".

"Las políticas aplicadas por el Gobierno de coalición israelí sólo provocarán un mayor deterioro de la situación en los Territorios Palestinos Ocupados, particularmente en Jerusalén", dijo, al tiempo que reseñó que "no es aceptable que ningún actor internacional afirme que le pilló por sorpresa el deterioro de la situación".

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos