Mundo

Estados Encuentran nutrias muertas por una forma poco común de infección por toxoplasma inédita en animales marinos

Cuatro nutrias marinas halladas en California (Estados Unidos) murieron de una forma inusualmente grave de toxoplasmosis, según un estudio del Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California y la Universidad de California, publicado en la revista 'Frontiers in Marine Science'. La enfermedad está causada por el parásito microscópico 'Toxoplasma gondii'.

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Los científicos advierten de que esta rara cepa, de la que nunca antes se había informado en animales acuáticos, podría suponer una amenaza para la salud de otros animales salvajes marinos y de los seres humanos.

Los resultados preliminares señalan que la toxoplasmosis es frecuente en las nutrias marinas y puede ser mortal. Esta cepa inusual parece ser especialmente virulenta y capaz de matar rápidamente a nutrias adultas sanas.

La rara cepa de Toxoplasma no se había detectado antes en la costa de California, por lo que es probable que sea una llegada reciente. A los científicos les preocupa que, si contamina el medio ambiente y la cadena alimentaria marina, pueda suponer un riesgo para la salud pública. De momento, no se ha registrado ninguna infección humana por esta cepa.

"Dado que este parásito puede infectar a seres humanos y otros animales, queremos que los demás conozcan nuestros hallazgos, reconozcan rápidamente los casos si los encuentran y tomen precauciones para prevenir la infección --explica la autora correspondiente, Melissa Miller, del Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California--. Animamos a otros a tomar precauciones adicionales si observan depósitos de grasa sistémica inflamada en nutrias marinas u otros animales salvajes marinos".

'Toxoplasma gondii' es un parásito común que albergan los gatos salvajes y domésticos y que se elimina en sus heces. Aunque los humanos sanos rara vez experimentan síntomas, la toxoplasmosis puede provocar abortos y enfermedades neurológicas.

Las nutrias marinas son especialmente vulnerables a la infección por Toxoplasma porque viven cerca de la costa, donde pueden estar expuestas a los huevos del parásito en la escorrentía del agua de lluvia, y comen invertebrados marinos que pueden concentrar los parásitos.

Las cuatro nutrias marinas descritas en este estudio vararon entre 2020 y 2022. Todas presentaban una inflamación grave de la grasa corporal, una afección denominada esteatitis. La esteatitis grave es un hallazgo muy inusual en las nutrias marinas con toxoplasmosis.

"La aparición de este tipo letal de Toxoplasma en la costa de California es preocupante por dos razones principales: En primer lugar, por las posibles repercusiones en la salud de la población de una especie amenazada y, en segundo lugar, porque este parásito podría afectar también a la salud de otros animales susceptibles de contraer la infección por Toxoplasma", afirma Devinn Sinnott, coautor del estudio y miembro de la Facultad de Veterinaria de la UC Davis.

El examen microscópico de los tejidos confirmó que Toxoplasma fue la causa de la muerte de las cuatro nutrias. Se observó un elevado número de parásitos en todo el cuerpo, excepto en el cerebro, que suele ser uno de los principales órganos afectados en las nutrias marinas con toxoplasmosis mortal.

Las pruebas de ADN identificaron una rara cepa de Toxoplasma llamada COUG en los cuatro casos. Esta cepa se detectó por primera vez en 1995 en leones de montaña canadienses durante la vigilancia tras un brote cercano entre humanos, pero nunca se informó de la cepa de Toxoplasma responsable del brote. La detección de COUG en nutrias marinas es preocupante para la salud y recuperación de esta especie amenazada.

"Ha sido toda una sorpresa --reconoce la autora principal, Karen Shapiro, de la Facultad de Veterinaria de la UC Davis--. El genotipo COUG nunca antes se había descrito en nutrias marinas, ni en ningún lugar del entorno costero de California ni en ningún otro mamífero acuático o ave".

Las cuatro nutrias vararon durante periodos de grandes precipitaciones costeras, lo que significa que pueden haber estado expuestas a huevos de Toxoplasma a través de la escorrentía de las tormentas. Aunque tres de las nutrias vararon cerca unas de otras, no está claro si todas se infectaron en el mismo lugar. Tampoco se sabe cómo podría afectar esta cepa inusual a los humanos o a otros animales.

"Llevo 25 años estudiando las infecciones por Toxoplasma en nutrias marinas y nunca había visto lesiones tan graves ni un número tan elevado de parásitos --afirma Miller--. Informamos de nuestros resultados preliminares para alertar a otros sobre esta preocupante afección". Dado que Toxoplasma puede infectar a cualquier animal de sangre caliente, también podría causar potencialmente la enfermedad en animales y seres humanos que comparten el mismo entorno o recursos alimentarios, incluidos mejillones, almejas, ostras y cangrejos que se consumen crudos o poco cocinados". Con una mayor vigilancia, la cepa COUG puede ser identificada en otros animales.

"Aún nos queda mucho por aprender --admite Sinnott--. Se necesitan estudios a mayor escala para comprender el impacto potencial de la infección por la cepa COUG de Toxoplasma en las poblaciones de nutrias marinas, su dispersión geográfica, cómo se está introduciendo en el océano y qué otros animales podrían verse afectados".

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos