Mundo

Albares quiere un español "de prestigio" para la diplomacia en un "momento de amenaza" internacional

Por primera vez en un Congreso de la Lengua se reunirán dirigentes de RAE, Ramón Llul, Etxepare y Consello da Cultura Galega

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manual Albares, ha afirmado que el Gobierno está trabajando para que el español "se consolide como lengua de prestigio para la diplomacia" en un "momento de amenaza" internacional.

"Las relaciones internacionales son fundamentales en estos momentos en que la agresión ilegal y brutal de Rusia a Ucrania está siendo una amenaza para todos nosotros. Hacía muchos años en que las políticas exteriores y las relaciones internacionales no estaban tanto en el centro de lo más importante de la vida de nuestros ciudadanos", ha apuntado el ministro durante su intervención en un desayuno informativo del Foro de la Nueva Comunicación con motivo del próximo Congreso de la Lengua.

Entre otros avances, Albares ha remarcado que, desde hace dos semanas, el español ya es una lengua oficial más --la tercera, junto al inglés y francés-- en la Conferencia de la Haya. Y el Gobierno pretende además que el Tribunal Internacional de La Haya también utilice el español, ya que un tercio de los casos tratados enfrentan a países de habla hispana.

"El español es un idioma clave para las relaciones internacionales y hace siglos que es una lengua común que tiende puentes. Hay muy pocos idiomas que tengan ese impacto global y estos son los cimientos sobre los que queremos seguir, en el momento más convulso desde la caída del Muro de Berlín", ha remarcado.

El ministro ha elogiado el crecimiento del español en los últimos años, apuntando por ejemplo al "éxito de numerosas series" en el ámbito internacional, al "protagonismo" del español entre los podcasts o a la "popularidad sin precedentes" de la música en esta lengua, con "muchas de las canciones más reproducidas" en el mundo.

Albares ha estado acompañado por los dirigentes tanto de la RAE como del Instituto Cervantes, Santiago Muñoz Machado y Luis García Montero, respectivamente, instituciones organizadoras del Congreso de la Lengua. Entre los avances de lo que se verá en Cádiz a partir de la próxima semana, Muñoz Machado ha desvelado la reunión por primera vez en este escenario de los cuatro representantes de las instituciones de las lenguas oficiales en España.

Los dirigentes del Instituto Ramón Llul, del Etxepare y del Consello da Cultura Galega se reunirán con Muñoz Machado "para hablar de la convivencia, porque es un camino para entenderse políticamente mejor". En esta misma línea, García Montero ha defendido este encuentro, "porque hay cuatro lenguas oficiales en España y a veces se ve manchado todo esto por discusiones políticas un poco absurdas".

SILICON VALLEY Y EL ESPAÑOL

Además, se ha anunciado la reunión en Cádiz con los directivos de empresas tecnológicas, en presencia del Rey, para "dar cuenta de lo que se está haciendo y se pueda empezar a anunciar realmente progresos en este trabajo" del lenguaje en la inteligencia artificial.

Muñoz Machado ha lanzado una advertencia al respecto de este uso del español en las máquinas. "Nos están achicando el vocabulario poco a poco: cada vez se emplea más español con traductores y hemos advertido que lo que corrige el corrector no es correcto: rechaza la existencia de palabras que la RAE tiene en el diccionario", ha alertado.

En este sentido, ha recordado que las máquinas de IA son fabricadas en Estados Unidos, "muy alejadas de la RAE", y no siempre se aplica la "normativa canónica" de la lengua española. "No usan el canon panhispánico de la lengua, sino el de Silicon Valley, que puede ser respetable, pero distinto del normativizado", ha lamentado.

LA RAE NO HA SIDO "RELEGADA"

Por último, ambos dirigentes de las instituciones han cerrado cualquier tipo de polémica sobre la organización junto a Exteriores y la presencia de ponentes de cada parte. "La RAE no ha sido relegada en absoluto. En estas actuaciones apresuradas, cuando interviene una organización nueva siempre se produce algún tipo de fricción, pero en absoluto la Academia ha dado un paso atrás en sus obligaciones ni ha sido empujada a quitarse de en medio para beneficio de nadie", ha explicado el director de la RAE.

Por su parte, García Montero ha hablado de una "relación muy fluida y muy buena" desde hace muchos años entre ambas instituciones. "Cuando se habla de fricciones se debe comprender que un Congreso en el que se llevaba trabajando tres años y al final se tiene que organizar en dos meses y medio suponga prisas, pero los debates se solucionan en el deseo común de que el Congreso sea un éxito", ha concluido.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos