Mundo

Hungría recrimina a Suecia su "superioridad moral" y las "faltas de respeto" para no avalar su entrada a la OTAN

El Gobierno de Hungría ha reconocido que el retraso de la ratificación para que Suecia pueda entrar en la OTAN se debe a una serie de "agravios" atribuidos a las autoridades del país nórdico, a las que ha acusado de actuar con "superioridad moral" y de incurrir en "faltas de respeto" por sus críticas a la legislación húngara.

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El Parlamento húngaro ya ha dado luz verde a la incorporación de Finlandia a la Alianza Atlántica, pero no ha puesto fecha al debate relativo a Suecia, en línea con la posición mantenida también por Turquía. Para entrar en la OTAN, un país candidato necesita el visto bueno de todos los Estados miembro.

El Ejecutivo de Viktor Orbán ha pasado de no oponerse públicamente al ingreso de los dos países nórdicos a retrasar la tramitación parlamentaria y, ahora, a explicar que el caso sueco permanece paralizado hasta que se esclarezcan "una amplia cantidad de agravios", como ha señalado este miércoles el principal portavoz gubernamental, Zoltan Kovacs.

En este sentido, considera que dirigentes suecos de distintas ideologías mantienen una "actitud hostil", atribuida incluso al actual primer ministro, Ulf Kristersson, al que Budapest recuerda su llamamiento a una mayor presión sobre Orbán desde la Comisión Europea.

Todo ello desde un "trono" de "superioridad moral", según Kovacs, que acto seguido ha recordado que es en Suecia donde ha habido protestas en las que se han quemado ejemplares del Corán. Para el portavoz, estas quemas y las justificaciones suecas apelando a la libertad de expresión son una "provocación" contra Turquía.

Kovacs ha aclarado que estas críticas no implican que Hungría esté en contra del ingreso de Suecia en la OTAN, pero sí ve necesario "limpiar el aire" antes de seguir adelante tras años en los que las relaciones bilaterales se han deteriorado. Es en este interés en el que enmarca el reciente viaje de una delegación del Parlamento húngaro a Estocolmo.

"Sin embargo, parece que al Gobierno sueco simplemente no le importa", ha lamentado Kovacs, quien señala que "la seguridad de la región está en juego" en toda esta polémica. "Sería bueno que los suecos comiencen a aceptar nuestros objetivos comunes, pero parece que no están dejando atrás el rencor por el momento", ha añadido.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos