Mundo

EEUU: Errores comunes, reacciones poco comunes en 4 tiroteos

En el lapso de seis días, siete personas en Estados Unidos han recibido disparos —una de ellas de muerte— por cometer uno de los errores más ordinarios e inevitables de la vida cotidiana: llegar al lugar equivocado.

Un hombre de Carolina del Norte les disparó a una niña de 6 años y a sus padres el martes por la noche después de que varios niños fueran a recuperar una pelota de baloncesto que rodó a su jardín, según vecinos y la familia de la niña.

Más temprano ese día en Texas, un hombre les disparó a dos porristas afuera de un supermercado luego de que una se subió por error al auto de él pensando que era el suyo, dijo ella.

Un grupo que buscaba la casa de un amigo en el norte del estado de Nueva York ingresó al camino de acceso equivocado y una de sus integrantes recibió un disparo mortal el sábado por la noche, dijeron las autoridades.

En Missouri el jueves pasado, un adolescente de Kansas City recibió dos disparos después de ir a la casa errónea para recoger a sus hermanos menores, lo que generó cuestionamientos sobre la ley estatal para la defensa propia e incrementó las tensiones raciales.

Este tipo de violencia con armas no es rara, dijo Jonathan Metzl, director del Departamento de Medicina, Salud y Sociedad de la Universidad de Vanderbilt. Los tiroteos han llamado la atención porque son muy extremos y ocurrieron uno tras otro.

Pero también muestran cómo las leyes de defensa propia han alimentado la creencia de que las personas pueden usar armas a la defensiva “en cualquier momento en que perciban una amenaza”, agregó.

A continuación se muestra un vistazo a cada tiroteo y las investigaciones penales en Missouri, Nueva York, Carolina del Norte y Texas.

_____ LOS DISPAROS EN KANSAS CITY El estudiante con honores Ralph Yarl, de 16 años, confundió la dirección cuando fue a recoger a sus hermanos gemelos el jueves por la noche. En lugar de ir al número 115 de la calle Terrace, se presentó en la casa de Andrew Lester, de 84 años.

Lester, que es blanco, le dijo a la policía que acababa de meterse en la cama cuando escuchó el timbre. Antes de responder, tomó su revólver. Lester indicó que luego vio a Yarl, que es negro, tirar de la manija de su contrapuerta, algo que Yarl niega, según la declaración de causa probable.

Lester le dijo a la policía que pensó que el adolescente intentaba entrar y que él estaba “muerto de miedo”, según la declaración. Sin decir una palabra, disparó dos veces.

Yarl reportó que el primer disparo lo alcanzó en la cabeza y cayó al suelo. Mientras yacía allí, la segunda bala le atravesó el brazo. Yarl le dijo a la policía que huyó cuando el propietario gritó: “No vengas por aquí”, según la declaración.

Lester fue acusado de agresión en primer grado el lunes y se entregó el martes.

Algunos activistas por los derechos civiles han pedido que se aplique un cargo por delito de odio, pero Zachary Thompson, fiscal del condado Clay, dijo que la agresión en primer grado es un delito de mayor nivel con una sentencia más larga, incluso de cadena perpetua.

El adolescente herido está recuperándose en casa, y su madre, Cleo Nagbe, indicó que es evidente que tiene un trauma. Le dijo a Gayle King, copresentadora del programa “CBS Mornings”, que su hijo casi todo el tiempo “sólo se sienta allí con la mirada fija y llora a mares".

Los expertos jurídicos creen que los abogados de Lester alegarán que actuó en defensa propia bajo la ley de Missouri que la ampara, la cual permite el uso de fuerza letal si una persona teme por su vida. Missouri es uno de los aproximadamente 30 estados con tales leyes.

La abogada defensora Nina McDonnell, radicada en San Luis, dijo que los fiscales tienen un caso bien fundamentado, pero el argumento de actuar en defensa propia es un “obstáculo enorme” para poder superarlo.

Sin embargo, Ari Freilich, abogado y director de política estatal del Giffords Law Center to Prevent Gun Violence (Centro Jurídico Giffords para Prevenir la Violencia con Armas), dijo que nada en la ley “permite que alguien dispare primero y haga preguntas después cuando alguien toca un timbre inocentemente”.

_____ LOS DISPAROS EN EL ESTADO DE NUEVA YORK Kaylin Gillis, de 20 años, viajaba por el poblado rural de Hebron con tres personas el sábado por la noche y dieron vuelta en una propiedad que no era la casa de un amigo que buscaban, dijeron las autoridades. Fueron recibidos con disparos en el acceso de entrada.

El grupo trataba de dar la vuelta a su automóvil para salir de allí cuando el propietario, Kevin Monahan, de 65 años, salió a su porche y disparó dos tiros, según Jeffrey Murphy, alguacil del condado Washington.

Una bala alcanzó a Gillis y la mató.

Condujeron hasta la ciudad vecina de Salem, cerca de la frontera con el estado de Vermont, y llamaron al número de emergencias 911, dijo Murphy, que señaló que el área tiene un servicio de telefonía celular limitado.

Monahan fue fichado en la cárcel del condado Warren por un cargo de asesinato en segundo grado. No estaba claro si tenía un abogado que pudiera hablar en su nombre.

Murphy dijo en una conferencia de prensa el lunes que “no había razón para que el señor Monahan se sintiera amenazado”.

El estado de Nueva York no tiene una ley de defensa propia.

_____ LOS DISPAROS EN TEXAS Un hombre baleó a dos porristas en el estacionamiento de un supermercado después de que una de ellas se subiera por error a su automóvil pensando que era el suyo, dijo ella.

El tiroteo del martes temprano en Elgin, al este de Austin, ocurrió en un área en la que se recoge a miembros de la empresa de porristas Woodlands Elite Cheer Company para realizar viajes en vehículos compartidos, dijo Lynne Shearer, dueña de la compañía.

Heather Roth dijo que salió del auto de su amiga y subió a un vehículo que pensó que era el suyo, pero había un extraño en el asiento del pasajero, informó la televisora KTRK-TV. Indicó que fue presa del pánico y regresó al auto de su amiga, pero el hombre salió de su vehículo y se acercó. Refirió que ella trató de disculparse a través de la ventanilla del auto de su amiga, pero el hombre levantó las manos, sacó un arma y abrió fuego.

Roth fue rozada por una bala y atendida en el lugar, dijo la policía. Su compañera de equipo Payton Washington, de 18 años, recibió un disparo en la pierna y la espalda. Washington fue trasladada a un hospital en helicóptero en estado crítico.

La policía arrestó a Pedro Tello Rodriguez Jr., de 25 años. Está acusado de participar en conducta mortal, un delito grave de tercer grado. Los registros judiciales en línea no mencionan que tenga un abogado.

_____ LOS DISPAROS EN CAROLINA DEL NORTE Un hombre de Carolina del Norte les disparó a una niña de 6 años y a sus padres el martes por la noche, dijeron las autoridades.

Stephen Zill, jefe de policía del condado Gaston, no dijo el miércoles qué desató el ataque cerca de Gastonia, una ciudad de aproximadamente 80.000 habitantes al oeste de Charlotte. Reportó que el agresor era Robert Louis Singletary, de 24 años, pero se negó a hablar más sobre la investigación en curso.

No obstante, el vecino Jonathan Robertson dijo que antes del ataque, algunos niños fueron a recuperar una pelota de baloncesto que había rodado al jardín de Singletary. Dijo que Singletary entró a su casa, salió con un arma y comenzó a disparar mientras los padres intentaban desesperadamente poner a sus hijos a salvo.

Una niña de 6 años fue rozada por una bala en la mejilla izquierda, dijeron ella y su familia. Su padre, que había corrido en su ayuda, recibió un disparo en la espalda y fue hospitalizado con heridas graves. A la madre de la niña la rozó una bala en el codo.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos