Mundo

El primer ministro paquistaní da 72 horas para detener a los responsables de los disturbios en Lahore

El primer ministro de Pakistán, Shehbaz Sharif, ha visitado este sábado el histórico cuartel de Lahore saqueado durante las protestas por la detención del ex primer ministro Imran Jan y ha dado a las fuerzas de seguridad 72 horas para detener a todos los implicados, responsables e instigadores.

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

"He dado a las fuerzas de seguridad un plazo de 72 horas para detener a todos los implicados en facilitar, apoyar y perpetrar los lamentables incidentes de incendio intencionado, saqueo, sabotaje y daños a propiedades públicas y privadas", ha afirmado el mandatario paquistaní tras reunirse con las autoridades de la región de Punyab en Lahore, informa la cadena paquistaní Geo TV.

El dirigente ha pedido dedicar todos los recursos disponibles, incluida ayuda tecnológica y de inteligencia, para apresar a los responsables del ataque del pasado 9 de mayo.

"Levar a esta gente ante la justicia es una prueba para el Gobierno. Sus casos serán juzgados en tribunales antiterroristas" porque se trata "actos terroristas inaceptables", ha subrayado.

Shehbaz ha recordado que la Casa Jinnah, vivienda de Muhammad Ali Jinnah, histórico primer líder del Pakistán independiente, fue asaltada por simpatizantes de Jan e incendiada. "El 9 de mayo ocurrieron acontecimientos terribles para la historia de Pakistán. Rompe el corazón ver así la histórica Casa del Comandante, antigua Casa Jinnah", ha apuntado.

Shehbaz ha cargado contra Jan y su "turba" y los ha calificado de antipaquistaníes. "Quienes participan en actividades terroristas deben ser condenados conforme a la ley", ha advertido, al tiempo que ha prometido actuar con "mano de hierro".

"Lo que nuestros enemigos no han podido hacer en 75 años lo están haciendo los delincuentes del PTI", en referencia al partido de Jan, Pakistan Tehrik-e-Insaf, se ha lamentado.

El PTI ha negado cualquier implicación en la violencia. "Creemos en que se pueden lograr nuestros objetivos por medios pacíficos, no violentos y acordes a la Constitución y la ley. El PTI siempre ha rechazado cualquier desviación de la Constitución y la ley", ha argumentado.

Jan fue detenido por un caso de presunta corrupción, pero un tribunal ordenó el viernes su puesta en libertad provisional en medio de graves protestas en todo el país. El ex primer ministro llegó a acusar públicamente al jefe del Estado Mayor, general Asim Munir, de estar detrás de su última imputación, así como de su caída en desgracia en general.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos