Mundo

Fans dan su opinión sobre el final de “Succession”

La combinación de tres fotos muestra, izquierda a derecha, a Jeremy Strong como Kendall Roy, Sarah Snook como Siobhan (Shiv) Roy y Kieran Culkin como Roman Roy, de la serie de HBO "Succession". (HBO via AP) (AP)

WASHINGTON (AP) — Con el final de la cuarta y última temporada del drama aclamado por la crítica “Succession”, los fanáticos dedicados saben ahora la respuesta a la pregunta central de la serie: ¿Cuál de los hermanos de la familia Roy prevalecerá?

Y para aquellos que aún no han visto, aquí hacemos una alerta de spoiler (revelación de detalles) en esta nota.

En el increíble final de 88 minutos del domingo por la noche, con el que concluyó la exitosa serie de HBO que narra la historia de un magnate de los medios de comunicación y las luchas de sus hijos para hacerse cargo de la empresa familiar, Waystar Royco dejó a los espectadores aturdidos, porque ninguno de los hermanos Roy ganó.

En el episodio, Shiv Roy dio un último golpe contra su hermano Kendall, haciendo estallar sus planes de mantener la compañía de su difunto padre y convertirse en director general al votar a favor de que su imperio de medios fuera adquirido por un gigante tecnológico sueco, GoJo.

Las peleas de toda la serie entre los hermanos se convirtieron en una pelea real, cuando un combate de gritos se convirtió en un combate de lucha libre, con el nihilista Roman declarando al trío “nada” al final. Y el esposo de Shiv, del que ya no está separado y que pronto será el papá de su bebé, Tom Wambsgans, triunfó como el nuevo director ejecutivo, con el primo Greg a su lado a pesar de la traición de último minuto.

En el plano final del final, Kendall mira desesperado hacia el agua. Y comienzan los créditos.

“Aposté por Tom y Greg”, dijo Jennifer Gould, una abogada de fideicomisos y sucesiones con sede en Oregón, minutos después de que terminó de ver el programa, “y tenía razón”.

“Succession” siempre se ha tratado de la identidad de su audiencia y su popularidad entre los medios y los grupos influyentes que la serie representa y atrae, no tanto de su tamaño, lo que significa que el final probablemente dejará una huella cultural. #Succession fue tendencia en Twitter en Estados Unidos el domingo por la noche, seguido de Shiv, Kendall, Greg y Tom Wambsgans.

La serie galardonada con un Emmy incluso llegó a la discusión sobre el límite de la deuda en Washington el domingo cuando se llegó a un acuerdo sólo unas horas antes de que se emitiera el final. Un funcionario de la Casa Blanca finalizó una llamada con reporteros diciéndoles que “disfruten de Succession”.

Los finales de producciones de televisión prestigiosas más recientes son un mejor análogo para “Succession” que los de los de las gigantes del canal de décadas pasadas. Por ejemplo, “Los Soprano” de repente cortaron a negro la canción “Don’t Stop Believin’” en 2007 y establecieron el estándar tanto por el ruido que generaron como por su misterio.

“Succession” dejó sus propias preguntas sin respuesta. ¿Ascendió realmente a la Casa Blanca el candidato presidencial de extrema derecha Jeryd Mencken, a quien el canal de los Roy cuestionablemente declaró ganador? ¿Se concretará realmente el acuerdo de GoJo? ¿Tom y Shiv hacen que su matrimonio funcione?

“Estaré pensando en esto por un tiempo”, dijo Gould.

Pamela Soin, consultora de gestión en la ciudad de Nueva York, y un grupo de amigos han visto cada episodio de “Succession” esta temporada con un ritual serio, pero Soin terminó viendo el episodio final con su padre, un nuevo converso, por el fin de semana largo por el Día de los Caídos en Guerras en Estados Unidos.

“Siento que fue lo más parecido a una sucesión si no eligieron a uno de los hermanos”, dijo Soin.

El padre de Soin, que sólo había visto el episodio piloto el domingo antes de quedarse dormido intermitentemente durante el final, declaró su esperanza en una reunión familiar para salvar la empresa del padre de los Roy.

Pero se ve difícil que suceda eso.

“Esos tres hijos con todas sus personalidades perdieron el control de todo debido a su carácter y quiénes son como personas”, dijo Soin.

Las conclusiones de las series de televisión exitosas pueden ser impredecibles. El final sangriento de 2013 de la historia de Walter White en “Breaking Bad” y el final más zen de Don Draper en “Mad Men” en 2015 en general satisficieron a sus fanáticos meticulosos. La conclusión de 2019 de “Game of Thrones”, el último gran final para un programa de HBO, no lo hizo tanto. Los finales son difíciles de lograr, y la decepción tiende a ser la norma, de lo cual pueden dar fe los creadores de “Seinfeld” y “Lost”.

Para los fanáticos de Kendall que asumieron que finalmente tendría éxito, el final del domingo fue un shock.

“Mucha gente estará muy molesta con este final”, dijo Soin.

Suraj Nandy, un estudiante universitario de 20 años de Bengaluru, India, dijo que estaba contando las horas hasta el final del domingo. Si bien el episodio se transmitió a las 6:30 a. m., hora local, Nandy no podía sintonizarlo durante algunas horas porque tuvo que llevar a su gato enfermo al veterinario.

Nandy espera que nadie le revele detalles mientras tanto.

“Estoy evitando por completo todas las plataformas de redes sociales hasta que pueda verlas”, escribió en un mensaje de Whatsapp media hora antes de que se emitiera el episodio. “¡No quiero correr riesgos!”

___

Dalton y Dazio reportaron desde Los Angeles.

Recomendados:

DV Player placeholder

Tags


Lo Último