Mundo

Alcalde de Buenos Aires y precandidato a presidente lleva como compañero a dirigente de perfil duro

BUENOS AIRES (AP) — El alcalde de la Ciudad de Buenos Aires Horacio Rodríguez Larreta, uno de los precandidatos opositores para las elecciones presidenciales de octubre, presentó el viernes como compañero de fórmula a Gerardo Morales, considerado un dirigente de perfil duro y que como gobernador de una provincia del norte argentino ha sido una de las figuras más combativas contra el oficialismo.

El binomio formado por el alcalde capitalino, de Propuesta Republicana (PRO), y el titular de la Unión Cívica Radical (UCR) -ambos partidos integrantes de la coalición opositora Juntos por el Cambio- competirá el 13 de agosto en las elecciones primarias y obligatorias en las que se definirán las fórmulas electorales de todas las fuerzas políticas argentinas habilitadas para participar en las generales.

Los comicios presidenciales, en los que el peronismo se juega su permanencia en el poder, definirán al sucesor del presidente Alberto Fernández, quien no se presentará a la reelección en un marco de aceleración de la inflación.

Rodríguez Larreta y Morales son dirigentes de peso político en sus respectivos partidos y cuentan con varios años de gestión ejecutiva. En el caso del dirigente de la UCR y gobernador de la provincia de Jujuy, se suma su trayectoria como diputado provincial y senador nacional.

El alcalde, considerado un moderado, suma a un gobernador abiertamente enfrentado con la corriente de centroizquierda dentro del peronismo que responde a la actual vicepresidenta y exmandataria Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).

Al presentar a su precandidato a vicepresidente Rodriguez Larreta dijo a periodistas que comparte con él “esta pasión por hacer, resolver los problemas” y destacó que “es un hombre al que no le tiembla el pulso" para defender sus convicciones.

El gobernador es un activo defensor de la prohibición de los cortes de calles y rutas como forma de protesta, uno de los ejes del debate electoral. Esa postura fue plasmada en una reforma de la constitución de Jujuy que impulsó y fue recientemente aprobada en la legislatura provincial con el apoyo de varios partidos, incluido el peronismo.

Sin embargo, la nueva carta magna provincial desencadenó violentas protestas de partidos de izquierda, organizaciones afines al kirchnerismo y grupos indígenas. Las manifestaciones, que dejaron decenas de heridos y detenidos, fueron reprimidas de forma desmedida por la policía, según denuncias de organizaciones humanitarias.

Rodríguez Larreta defendió el accionar de Morales en el conflicto y cuestionó que antes de su gobierno los jujeños “sufrieron los aprietes (amenazas)” de grupos afines al kirchnerismo.

A su turno, el gobernador se refirió al precandidato a presidente como un “hombre de gestión” y señaló que vienen “momentos difíciles que afrontaremos juntos con temple, diálogo y también con firmeza para tomar decisiones”.

En las primarias la fórmula de Rodríguez Larreta y Morales tendrá como principal competidora dentro de la coalición opositora a la integrada por la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y Luis Petri, exdiputado de la UCR y estudioso de la lucha contra el delito, una de las mayores preocupaciones de los argentinos.

Bullrich es exponente del ala dura del PRO que tiene como referente al expresidente conservador Mauricio Macri (2015-2019) y está en algunas encuestas mejorar posicionada que el alcalde de Buenos Aires para las presidenciales.

La opositora dijo que pondrá al “mejor equipo económico” para combatir la inflación, que en mayo fue de 7,8% y de 114,2% en la comparación interanual, en el acto de presentación de su compañero de fórmula.

“Ya la Argentina no da más. Si estuviésemos en un país normal, un administrador o un economista podría resolver los problemas de este país. Para este momento se necesitan liderazgos de convicción”, dijo Bullrich.

Petri fue uno de los autores de un proyecto legislativo en 2020 que buscaba que el poder político respaldara a las fuerzas de seguridad en su accionar, en medio de las críticas por varios casos de abuso en el uso de la fuerza.

El radical insistió en que “hay que dar un respaldo institucional a las fuerzas de seguridad que se juegan la vida para defender a los argentinos”.

Su iniciativa pretendía la modificación de un artículo del Código Penal para establecer “una presunción legal” que otorgara seguridad jurídica a los miembros de las fuerzas de seguridad para que cuando actuaran ante el delito “encontrándose en servicio o fuera de él, sepan que la ley los protege”.

Otros partidos están dirimiendo a sus precandidatos como la coalición oficialista Unión por la Patria. El ministro de Interior Eduardo De Pedro, hijo de desaparecidos durante la última dictadura militar (1976-1983) y ahijado político de Fernández de Kirchner, dio a conocer el jueves su precandidatura presidencial.

————

La periodista de AP Débora Rey participó en esta nota.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos