Mundo

Irán condena a seis años a un rapero por protestas, según seguidores

DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — Irán condenó a un popular rapero a seis años y tres meses de prisión por su participación en las protestas que remecieron el país el año pasado, según dijeron sus seguidores el lunes.

Una cuenta en redes sociales gestionada por seguidores de Toomaj Salehi anunció la sentencia, al igual que Ye-One Rhie, una parlamentaria alemana que ha hecho campaña en su defensa. Las autoridades iraníes no hicieron comentarios en un primer momento.

Salehi fue uno de los miles de iraníes, en su mayoría jóvenes, que tomaron las calles el pasado otoño tras la muerte de Mahsa Amini, una mujer de 22 años que había sido detenida por la policía iraní de la moral por supuestamente incumplir el estricto código islámico de vestimenta. Las protestas se extendieron a todo el país y rápidamente incorporaron peticiones de derrocar a los clérigos que gobiernan Irán.

El rapero de 33 años, que fue detenido el pasado octubre, ha criticado al gobierno iraní en canciones y videos musicales que circularon ampliamente por internet.

“El crimen de alguien fue bailar con el cabello al viento” rapeó en un video con unos 450.000 visionados en YouTube, en una aparente alusión a Amini.

En otro verso predecía la caída de la teocracia iraní. “Todo tu pasado es oscuro, el gobierno que arrebató la luz de los ojos (...) Vamos desde la base de la pirámide y derribamos la cúspide (...) 44 años de tu gobierno, este es el año de la caída”.

Tras su detención, medios estatales publicaron videos que le mostraban con los ojos vendados y disculpándose por sus palabras, una declaración probablemente realizada bajo presión. Grupos de derechos dicen que Irán tortura habitualmente a los prisioneros para que hagan confesiones falsas.

El gobierno respondió a las protestas con una dura represión en la que murieron más de 500 personas y casi 20.000 fueron detenidas, según Activistas de Derechos Humanos en Irán, un grupo que monitorea los disturbios de cerca. Las autoridades han dicho que muchos de los detenidos han sido liberados o recibieron penas reducidas.

Las protestas desaparecieron este año en su mayor parte, aunque aún hay indicios generalizados de descontento.

Irán ha ejecutado a un total de siete personas en relación con las protestas, a las que acusaba de atacar a las fuerzas de seguridad. Fueron condenadas en cortes secretas donde según grupos de derechos se les negó el derecho a defenderse. Los partidarios de Salehi temían que él también enfrentara la pena capital.

DV Player placeholder

Tags

Lo Último