Mundo

Precandidato oficialista apuesta por la inteligencia artificial para dar seguridad a México

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — ¿Se puede reconocer a un delincuente por su forma de caminar? ¿Le gustaría que drones “marquen y sigan a criminales” en México o que todos los agentes de la Guardia Nacional lleven “cámaras inteligentes” en sus uniformes?

El excanciller mexicano Marcelo Ebrard, uno de los precandidatos oficialistas en las elecciones presidenciales de 2024, propone un plan para “disfrutar del México más seguro de la historia” basado en alta tecnología e inteligencia artificial.

Todavía queda un año para las elecciones y aunque ni siquiera se sabe quiénes competirán por la presidencia - ni del oficialismo ni de la oposición-, algunos de los aspiran a ello intentan tomar la delantera con ideas resonantes como la del ex secretario de Relaciones Exteriores.

En un video divulgado el lunes en sus redes sociales, con imágenes que parecían sacadas de la saga de películas de Robocop, Ebrard presume de haber podido diseñar, gracias a todos los viajes que ha realizado, el proyecto “ANGEL” (Avanzadas normas de geolocalización y seguridad) con las ocho tecnologías “más avanzadas” del mundo.

Estas van del reconocimiento facial en vías públicas, a técnicas para identificar el lugar exacto donde se disparó un arma, rastreadores “de marcación y seguimiento de vehículos”, “reconocimiento morfológico de delincuentes por la forma de caminar”, el uso de drones “que marcan y siguen a criminales”, detectores de armas y cámaras inteligentes como parte del uniforme de los equipos de seguridad.

Según explicó, todos los sistemas se conectan a un gran “base de datos que operará con inteligencia artificial”.

El plan, más allá de su puesta en escena, rompe con la narrativa utilizada por el presidente Andrés Manuel López Obrador durante todo su gobierno que enfoca la estrategia de seguridad supuestamente en erradicar las causas de la inseguridad y no en la acción coactiva del Estado. Ese planteamiento, que responde al lema de “Abrazos, no balazos”, no ha tenido los resultados esperados porque la violencia sigue en aumento en el país con lo que será uno de los asuntos de la próxima campaña electoral.

El video de Ebrard hace recordar la gran red de inteligencia —llamada Plataforma México— creada en el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) que se controlaba desde un búnker lleno de cámaras y salas conectadas a más de 600 puntos del país. Ese lugar acabó siendo un centro de operaciones donde el entonces secretario de Seguridad, Genaro García Luna, condenado en febrero en Estados Unidos por vínculos con el narcotráfico, maniobraba para ayudar al cárcel de Sinaloa.

Ebrard no ha desarrollado en detalle el contenido de su plan pero dijo en el video que como las tecnologías estarían controlada por inteligencia artificial, "no pueden ser corrompidas ni cometer errores humanos”.

Analistas de seguridad reaccionaron de inmediato en las redes sociales. Falko Ernst, del International Crisis Group, recordó que aunque la tecnología puede ayudar, hay que controlar a quien la opere porque en México ha habido “bonitas fachadas” pero no un “plan contundente” contra “la colusión crimen-Estado”.

Y el académico Carlos A. Pérez Ricart lo consideró un “engañabobos”, una estrategia de “marketing político” con una “retahíla de conceptos supuestamente sofisticados e infundadas soluciones digitales” con los que Ebrard “se aleja del perfil del estadista y se acerca al del tecnócrata embaucador”.

El uso de tecnologías avanzadas y la recopilación de datos personales sensibles, utilizadas con fines policiales, han suscitado polémicas en muchos países del mundo por los potenciales abusos y problemas que pueden generar.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos