Mundo

Cillian Murphy y Christopher Nolan unidos nuevamente por “Oppenheimer”

El día que Christopher Nolan llamó a Cillian Murphy sobre su nueva película, “Oppenheimer”, Murphy colgó el teléfono con incredulidad.

Aunque el actor irlandés es una presencia habitual en las películas de Nolan desde hace casi dos décadas, siempre había tenido papeles secundarios. Esta vez, Nolan quería que estelarizara su filme.

“Es tan discreto y autocrítico y, en su manera muy inglesa, simplemente dijo: ‘Escucha, he escrito este guion, se trata de Oppenheimer. Me gustaría que fueras mi Oppenheimer’”, dijo Murphy, de 47 años, a The Associated Press en una entrevista realizada previamente en el año. “Fue un gran día.”

Para Murphy, nunca deja de ser emocionante recibir una llamada de Nolan. Es difícil predecir si lo hará. Sabe que hay algunas películas para las que es adecuado y otras para las que no.

“Siempre le he dicho a Chris, en público y en privado, que si estoy disponible y quieres que esté en una película, ahí estoy. Realmente no me importa el tamaño del papel”, dijo. “Pero en el fondo, en secreto, estaba desesperado por interpretar un papel principal para él”.

Murphy conoció a Nolan por primera vez en 2003. Hizo una prueba para Batman, no sólo para la película, sino también para el personaje. Murphy sabía que no era el adecuado para interpretar al Caballero de la Noche, pero quería conocer al hombre que había dirigido “Insomnia” (“Insomnio”) y “Memento”. Se cayeron bien y Murphy pudo canalizar una intensidad siniestra para interpretar al psiquiatra corrupto Dr. Crane/Scarecrow, quien aparecería en las tres películas de Batman dirigidas por Nolan. El cineasta también llamaría a Murphy a ser el heredero en conflicto de un imperio empresarial en “Inception” (“El origen”) y un soldado traumatizado en “Dunkirk” (“Dunkerque”).

“Tenemos esta comprensión, confianza, acercamiento y respeto de larga data”, dijo Murphy. “Sentí que era el momento adecuado para asumir una responsabilidad mayor. Y dio la casualidad de que era uno (grosería) enorme”.

Poco después de la llamada telefónica, Nolan voló a Dublín para encontrarse con Murphy y entregarle una copia física del guion, que el actor devoró allí mismo, en la habitación de hotel de Nolan. Era, dijo, lo mejor que había leído nunca.

Entonces comenzó a comprender la escala del filme.

Esta sería una película sobre el carismático y controvertido físico teórico que ayudó a crear la bomba atómica. Oppenheimer y sus colegas de Los Alamos la probaron el 16 de julio de 1945, sin saber qué iba a pasar. Había una pequeña probabilidad de que el calor de la explosión desencadenara una reacción en cadena que incendiaría la atmósfera y literalmente el mundo.

No fue así, pero varias semanas después, Estados Unidos lanzaría esas bombas sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, matando a decenas de miles de personas y dejando a muchas con heridas de por vida. Pronto, Estados Unidos se puso a trabajar para fortalecer su arsenal nuclear, desarrollando planes para crear un arma aún más catastrófica: la bomba de hidrógeno.

Como ha dicho Nolan, “nos guste o no, J. Robert Oppenheimer es la persona más importante que jamás haya existido”.

“Oppenheimer”, que se estrena en cines el 21 de julio, cuenta con un elenco estelar que incluye a Emily Blunt como la esposa de Oppenheimer, Kitty; Matt Damon como el hombre que contrató a Oppenheimer para el trabajo en Los Alamos; Robert Downey Jr. como el fundador de la Comisión de Energía Atómica, y muchos más que completan a los personajes fundamentales de este tenso momento en la historia.

“Te das cuenta de que es una responsabilidad enorme. Era complicado, contradictorio y muy emblemático”, dijo Murphy. “Pero sabes que estás con uno de los grandes directores de todos los tiempos. Me sentí confiado al hablar con Chris. Ha tenido un profundo impacto en mi vida, creativa y profesionalmente. Me ha ofrecido papeles muy interesantes y los he encontrado realmente desafiantes. Y me encanta estar en sus sets”.

Murphy continuó: “Cualquier actor querría estar en un set de Chris Nolan, tan sólo para ver cómo funciona y ser testigo de su dominio del lenguaje cinematográfico y la mecánica de la película, y cómo es capaz de usar ese amplio lienzo dentro del sistema de estudios convencionales para hacer estas historias humanas tan desafiantes”.

A lo largo de los años, Murphy ha llegado a apreciar que con Nolan siempre hay algo más profundo que descubrir que lo que está literalmente en la página. “Dunkirk”, recordó, tenía solo 70 páginas y no había mucho en su personaje, ni siquiera un nombre.

“Él dijo: ‘Mira, resolvámoslo juntos y tú y yo podemos encontrar un viaje emocional para el personaje’. Y lo hicimos. Lo hicimos en el agua, en ese bote. Eso viene de la confianza y el respeto”, dijo Murphy. “Estoy muy orgulloso de esa actuación”.

Al igual que con todos los esfuerzos de Nolan, el secreto en torno a “Oppenheimer” es de vital importancia. A Murphy le encanta el “enfoque a la antigua” que genera interés y anticipación.

“Hay mucho de qué hablar cuando podamos hablar libremente”, dijo Murphy con una sonrisa.

La diferencia con otros filmes originales de Nolan, incluso con “Dunkirk”, es que “Oppenheimer” se basa en hechos históricos y transcripciones reales. El libro “American Prometheus: The Triumph and Tragedy of J. Robert Oppenheimer”, de Kai Bird y Martin J. Sherwin, ganador del premio Pulitzer es una de sus referencias. También el documental de 1981 “The Day After Trinity” en The Criterion Channel.

De igual manera, se puede intentar analizar las palabras de Nolan en busca de pistas. Ha hablado de recrear la prueba Trinity, las paradojas fascinantes, los giros, vueltas y dilemas éticos. Para él, la historia es cinematográfica y a la vez un sueño y una pesadilla. Pero en última instancia, es algo que necesita ser visto.

“La pregunta será cómo lo presenta Chris”, dijo Murphy. “Creo que la gente estará muy sorprendida y asombrada por lo que hace. Todo lo que diga parecerá un poco tonto en comparación con ver esto en un cine IMAX”.

Murphy señaló que trabajaron duro para que Oppenheimer se viera bien, desde su silueta delgada, hasta su pipa y su sombrero. Oppenheimer, dijo, “parecía consciente de su propia mitología potencial”.

“Estoy muy orgulloso de la película y estoy muy orgulloso de lo que Chris ha logrado. Esta fue, sin duda, especial, debido a la historia conmigo y con Chris. No íbamos por el plató chocando las palmas, pero se sentía especial”, dijo Murphy. “Es un acontecimiento cada vez que él estrena una película, y con razón. Ya sea que yo esté en ellas o no, siempre voy a ver sus películas”.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos