Mundo

Acusan a arquitecto de Long Island por la muerte de tres de 11 mujeres asesinadas

RIVERHEAD, NUEVA YORK, EE.UU. (AP) — Un arquitecto de Long Island fue acusado el viernes del homicidio de tres de 11 víctimas de una cadena de asesinatos añejos sin resolver después de que los detectives que dijeran que el ADN recogido de una pizza que él había comido coincidía con material genético encontrado en los restos de las fallecidas.

Rex Heuerman, que ha vivido durante décadas al otro lado de la bahía donde se encontraron los restos, fue acusado de los homicidios de Melissa Barthelemy, Megan Waterman y Amber Costello. Es también considerado el principal sospechoso en el homicidio de una cuarta mujer cuyo cadáver fue amarrado y escondido entre maleza espesa en una carretera remota en una playa, dijeron las autoridades.

Los investigadores han dicho durante años que es improbable que una misma persona haya sido la responsable de las 11 muertes.

Heuermann, de 59 años, fue arrestado en medio de una renovada investigación en la que fue identificado inicialmente como sospechoso en marzo de 2022, cuando los detectives lo vincularon a una camioneta pickup que un testigo dijo haber visto cuando una de las víctimas desapareció en 2010.

En marzo, detectives que vigilaban a Heuermann recuperaron su ADN del borde de una pizza en una caja que él había desechado en un contenedor de basura en Manhattan y la compararon con un pelo encontrado en una correa utilizada en los homicidios, dijeron las autoridades.

El abogado de Heuermann pidió el viernes que su cliente fuera declarado inocente en una corte estatal en Riverhead. El juez Richad Ambro ordenó que el acusado fuera puesto tras las rejas sin derecho a fianza y mencionó “la depravación extrema” de su supuesta conducta.

El abogado Michael Brown dijo que ambos apenas se enteraron de los cargos el viernes en la mañana. En declaraciones posteriores después de que Heuermann fuera imputado, Brown declaró que su cliente le dijo: “Yo no hice esto”.

Heuermann, que llevaba pantalones caqui y una camisa de cuello gris, se mantuvo en silencio en la corte.

Heuermann vive en Massapequa Park, una comunidad al norte de la bahía South Oyster y la franja arenosa conocida como Gilgo Beach, donde los restos fueron encontrados en 2010 y 2011. La mayoría de las víctimas eran mujeres jóvenes que habían sido trabajadoras sexuales.

Los homicidios habían dejado perplejos a los investigadores por mucho tiempo, un misterio que atrajo una gran atención pública y dio pie a la película de Netflix de 2020 “Lost Girls”.

___

Balsamo informó desde Washington. Contribuyeron a este despacho los periodistas de The Associated Press, Jennifer Peltz, Bobby Caina Calvan, Michael R. Sisak y Rhonda Shafner en Nueva York y Sarah Brumfield en Silver Spring, Maryland.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos