Mundo

Tunecinos se reúnen frente a la televisión para apoyar a Jabeur y escapar del calor

TÚNEZ (AP) — En Túnez, no hay mejor forma de escapar de la intensa ola de calor que quedarse en casa, encender la televisión y ver a Ons Jabeur jugar en Wimbledon.

Jabeur, de 28 años y la única mujer árabe y única mujer del norte de África en alcanzar una final de Grand Slam, disputará nuevamente el campeonato de Wimbledon el sábado — un año después de perder en la final en All England Club.

“Ons nos ha dado muchas alegrías, dijo Ameur Ben Ahmed a The Associated Press. “Por momentos nos hace olvidar las dificultades de la vida diaria en estos tiempos de crisis y escasez”.

Los tunecinos necesitan esperanza mientras su economía se tambalea hacia el colapso, con una elevada deuda, inflación y desempleo, así como al deterioro en la situación política y las tensiones sociales.

A pesar de la ola de calor que ha estado castigando al país durante varios días, muchos tunecinos se han estado alejando de las playas para seguir los partidos de Jabeur, ya sea en las pantallas gigantes de los cafés o en los vestíbulos de hoteles.

Jabeur alcanzó dos finales de Grand Slam el año pasado, cayendo también en el partido por el campeonato del U.S. Open, pero espera que la tercera sea la vencida.

Y sin duda siente el apoyo que envían desde su país.

“Lo bueno de ellos es que siempre me dicen, ganes o pierdas te queremos”, dijo Jabeur el jueves después de derrotar a la campeona del Abierto de Australia, Aryna Sabalenka, por 6-7 (5), 6-4, 6-3 en las semifinales. “Son palabras maravillosas de escuchar”.

Jabeur fue nombrada Ministra de la Felicidad el año pasado, en parte por la manera tan alegre en la que juega.

Uno de los ministros de su país planea estar el sábado en All England Club para ver el duelo entre Jabeur y Marketa Vondrousova por el Plato Venus Rosewater.

“Quiero decirle a Ons que Túnez está orgulloso de ella, y que 12 millones de tunecinos estarán contigo sin importar el resultado de la final”, declaró el ministro de Juventud y Deporte, Kamel Deguiche, en una entrevista radiofónica el viernes.

Sus seguidores están más que orgullosos. Un hombre, Mansour Belgacem, dijo que Túnez debería hacerle una estatua “en reconocimiento por sus servicios al país y al deporte”.

Deguiche parecía tener planes más grandes. Dijo que el gobierno está dispuesto a apoyar el proyecto de Jabeur de abrir una academia de tenis en Túnez.

“Es lo menos que Túnez puede ofrecerle”, comentó. “Gracias a Ons Jabeur, muchos tunecinos y otros árabes y africanos ahora están interesados en el tenis”.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos