Mundo

Parlamento israelí da primer gran paso en polémico plan de reforma judicial; estallan protestas

JERUSALÉN (AP) — Legisladores israelíes aprobaron el lunes la primera gran ley del polémico plan del primer ministro Benjamin Netanyahu para reformar el sistema de justicia del país, lo que desató una nueva oleada de protestas multitudinarias y acusaciones de que está llevando al país hacia un gobierno autoritario.

La iniciativa, aprobada de forma unánime por la coalición gobernante de Netanyahu después de que la oposición abandonó el recinto parlamentario, profundizó las divisiones que han puesto a prueba los delicados nexos sociales mantienen unido al país, estremecido la cohesión de sus poderosas fuerzas armadas y generado preocupación constante del aliado más cercano de Israel, Estados Unidos.

La votación se realizó apenas horas después de que Netanyahu fue dado de alta del hospital, donde se le implantó un marcapasos.

Mientras los aliados de Netanyahu celebraban su victoria y prometían continuar con más cambios, miles de manifestantes salieron a las calles de Jerusalén y Tel Aviv, y opositores aseguraron que impugnarían la nueva ley ante la Corte Suprema.

“Es un día triste”, afirmó el líder opositor Yair Lapid después de la votación. “Esta no es una victoria para la coalición. Esta es la destrucción de la democracia israelí”.

La reforma incluye cambios radicales destinados a restringir al poder judicial, desde limitar la capacidad de la Corte Suprema para impugnar las decisiones parlamentarias hasta cambiar la forma en que se seleccionan los jueces.

Netanyahu y sus aliados alegan que los cambios fortalecen la democracia al limitar los poderes de los jueces no elegidos y otorgar a los funcionarios extraídos de las urnas más poderes sobre la toma de decisiones.

Pero los manifestantes ven la reforma como una toma de poder alimentada por quejas personales y políticas de Netanyahu —quien está siendo juzgado por cargos de corrupción— y sus socios.

Los aliados del primer ministro, que incluyen a partidos ultranacionalistas y ultrarreligiosos, han promovido objetivos como mayor construcción de asentamientos en Cisjordania, la anexión del territorio ocupado, perpetuar las exenciones de reclutamiento militar para hombres ultraortodoxos y la limitación de los derechos de las personas LGBTQ+ y los palestinos.

La Casa Blanca, que ha instado en repetidas ocasiones a Netanyahu a poner en pausa su plan de reformas hasta que tenga un amplio consenso, lamentó el resultado: “Es desafortunado que la votación de este día se haya realizado con la mínima mayoría posible”.

Bajo el sistema israelí, el primer ministro gobierna a través de una coalición mayoritaria en el Parlamento, lo que en la práctica le da control sobre el poder ejecutivo y sobre el legislativo.

Como resultado, la Corte Suprema tiene una función supervisora clave. Los críticos señalan que al tratar de debilitar al poder judicial, Netanyahu y sus aliados intentan socavar los controles y contrapesos del país y consolidar el poder.

En un discurso televisado la noche del lunes, Netanyahu rechazó estas críticas.

“Hoy llevamos a cabo un acto democrático necesario, un acto cuyo objetivo es devolver una medida de equilibrio entre las ramas del gobierno”, subrayó.

Prometió buscar un nuevo diálogo con la oposición política y exhortó a la unidad nacional. “Permítannos llegar a acuerdos”, comentó. “Extiendo mi mano y hago un llamado a la paz y al respeto mutuo entre nosotros”.

Mientras pronunciaba esas palabras, la cadena Canal 13 TV de Israel mostraba un transmisión en pantalla dividida en la que también se veía a policías utilizar un cañón de agua para dispersar a manifestantes.

En la votación del lunes, los legisladores aprobaron una medida que evita que los jueces anulen las decisiones del gobierno con el fundamento de ser “irrazonables”.

Los detractores del gobierno aseguran que retirar el estándar de racionalidad le abre la puerta a la corrupción y a las designaciones indebidas de secuaces no calificados para ocupar cargos importantes. La Corte Suprema, por ejemplo, frenó la designación de un importante aliado de Netanyahu como ministro del Interior y Finanzas al calificarla de irrazonable debido a condenas previas por soborno y evasión fiscal.

Con la oposición fuera del recinto, la medida fue aprobada por un margen de 64-0.

___

Los periodistas de The Associated Press Ilan Ben Zion, Sam McNeil y Julia Frankel contribuyeron a este despacho.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos