Noticias

Así eran las fiestas en el Black Royce, el centro nocturno donde murió Íñigo Arenas

Los clientes aseguraban que en el Black Royce se vendían botellas con valor de 38 mil pesos

El lugar presumía vender botellas de 38 mil pesos.  (Especial)

El caso de la desaparición y posterior fallecimiento del empresario Íñigo Arenas acaparó la atención de la opinión pública desde la tarde de este domingo, después de que se conociera por última vez su paradero en las afueras del antro “República”, ubicado en la colonia Polanco. Luego, en la madrugada del domingo, se trasladó al centro nocturno Black Royce, donde habría muerto.

Te puede interesar: ¿De qué murió el empresario Íñigo Arenas tras ser hallado sin vida?

Los restos mortales de Arenas fueron hallados sobre el Boulevard Manuel Ávila Camacho, en el municipio de Naucalpan, frente al centro nocturno, por lo que ha trascendido que el empresario habría sido abandonado en dicho lugar, el cual ha sido señalado por, incluso, operar con un esquema de supuesta prostitución oculta, de acuerdo con el periodista Víctor Hugo Michel.

Además, es un sitio que recurrentemente presumía su exclusividad, al que solían acudir clientes con altos ingresos, al igual que en algunas zonas de la Ciudad de México. La tarde de este lunes el establecimiento fue suspendido por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, mientras se realizan las investigaciones correspondientes.

¿Cómo invitaban a los clientes a “divertirse” en el Black Royce?

El lugar era promocionado constantemente con fotografías de mujeres, como una invitación expresa para sus clientes hombres que desearan acudir al lugar, no solo a tomar bebidas alcohólicas o apreciar bailes, sino a “algo más”, según diferentes reportes y denuncias.

Con frases como “Solo nos separamos para encontrarnos” o “No solo deleitamos tu paladar”, el Black Royce intentaba “seducir” a sus clientes para que acudieran al lugar en el municipio de Naucalpan.

Además, en videos que se difundían en redes sociales se captó cómo se vivían las noches en el lugar, con amplios sillones y mujeres bailando y cantando.

Botellas de 38 mil pesos en el Black Royce

El lugar también se ha vuelto popular por comercializar botellas de diferentes bebidas alcohólicas por la cantidad de 38 mil pesos, dada la “exclusividad” del club.

Además, algunas de las mujeres que trabajan en el Black Royce se han quejado de las propinas, cuando los clientes pagan estas cantidades por alcohol.

“Es muy triste saber que lugares como Black Royce no son justos con lo que pagan. Un cliente pago 38 mil pesos por una botella y solo me dieron a Mia Marin 4 mil pesos”, expresó en redes sociales.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos