Mundo

Tormenta tropical Idalia se acerca a Cuba, con trayectoria hacia EEUU

MIAMI (AP) — La tormenta tropical Idalia se encontraba cerca de la costa de Cuba el domingo en una posible trayectoria para tocar tierra como huracán en el sur de Estados Unidos, indicó el Centro Nacional de Huracanes.

A las 10:00 de la noche, en horario de verano del centro de Estados Unidos, la tormenta estaba a 235 kilómetros (145 millas) del extremo oeste de Cuba, con vientos máximos sostenidos de 95 km/h (60 mph). La tormenta no registra desplazamiento por el momento, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes.

La actualización del centro también incluyó un aviso de huracán para la provincia cubana de Pinar del Río.

Los meteorólogos indican que Idalia se convertirá en huracán el martes en el Golfo de México y después se desplazará hacia el noreste, hacia la costa occidental de Florida.

Los pronósticos más recientes del Centro de Huracanes indican que Idalia podría acercarse a Florida el miércoles con vientos de hasta 160 km/h (100 mph), intensidad para un huracán de categoría 2.

A lo largo de una larga franja de la costa oeste de Florida, hasta 3,4 metros (11 pies) de agua del océano podrían llegar a la costa, generando temores de inundaciones destructivas.

Durante una conferencia el domingo por la tarde, el gobernador de Florida Ron DeSantis destacó que hay mucha incertidumbre en cuanto al pronóstico.

“Esta cosa ni siquiera ha llegado aún a Cuba, y el agua del Golfo es muy, muy caliente y eso le dará algo de combustible para que la velocidad de esta cosa se acelere un poco más”, dijo DeSantis.

Buena parte de la costa oeste de Florida está en riesgo de marejadas o de comunidades inundadas cuando se aproxima una tormenta tropical o un huracán. Esa zona de Florida es muy vulnerable a las marejadas, dijo el domingo Jamie Rhome, subdirector del Centro Nacional de Huracanes.

“Por lo tanto no tiene que ocurrir una tormenta fuerte o un impacto directo para que haya marejadas”, explicó. “Así que cualquier persona que esté en cualquier parte del litoral occidental de Florida, digamos desde Fort Myers hasta la parte noroccidental, realmente debería estar atenta”.

En Cedar Key, un poblado pesquero que se ubica en el Golfo de México, la marejada ciclónica es una de las principales preocupaciones, dijo el capitán A.J. Brown, un guía de pesca que opera en A.J. Brown Charters. La preocupación es que si la tormenta azota Florida a poca distancia al norte, Cedar Key reciba una potente marejada ciclónica al estar en el extremo sureste de la tormenta.

Existen preocupaciones en Cedar Key sobre olas de 60 centímetros a 1,5 metros (dos a cinco pies), dijo Brown, y si alcanza la altura máxima “cubriría casi todo el centro”.

En el popular Bridge Tender Inn en Bradenton Beach, una enorme carpa sobre el bar donde toca un grupo musical probablemente tendrá que ser retirada como precaución ante la posible llegada de Idalia, dijo el domingo la subgerente del local, Shannon Dunnan.

“Si viene una tormenta grande, probablemente partirá la carpa en dos", comentó Dunnan.

Pero por ahora el plan es mantener el local abierto, añadió.

Por ahora no se tiene previsto que la tormenta amenace el suroeste de Florida, donde el huracán Ian azotó el año pasado.

El servicio meteorológico de México advirtió el domingo que podrían caer lluvias torrenciales en la Península de Yucatán y vientos de hasta 89 km/h (55 mph).

Dijo que la tormenta podría causar altas olas e inundaciones en el sur de México, principalmente en los litorales de los estados de Yucatán y Quintana Roo. Pidió a la ciudadanía permanecer alerta.

Las autoridades de emergencia de Florida exhortaron el domingo a la población a tener sus tanques de gasolina medio llenos como mínimo, en caso en que tengan que evacuar.

“Esto asegurará que podrán trasladarse más tierra adentro en caso que sea necesario”, señaló en las redes sociales la División de Emergencias de Florida.

Florida ha movilizado a 1.100 elementos de la Guardia Nacional y “tienen a disposición 2.400 vehículos elevados y 12 aeronaves que se pueden utilizar para labores de rescate y recuperación”, dijo DeSantis, el gobernador republicano que aspira a la candidatura presidencial del partido.

“Si alguien está en la trayectoria de esta tormenta, debe esperar apagones”, añadió. “Así que por favor prepárense para eso, en especial si la tormenta termina llegando en la región de Tallahassee, hay muchos árboles que serán derribados, cables que serán derribados — eso es lo que sucederá, así que estén preparados para eso y sean capaces de hacer lo que sea necesario”.

Treinta y tres condados en Florida están bajo estado de emergencia, dijo la agencia estatal de manejo de emergencias en otro comunicado.

En lo que va del año, la costa oriental de Estados Unidos no ha recibido impacto de ciclones. Pero en el oeste, la tormenta tropical Hilary hace poco causó enormes inundaciones, deslizamientos y cierres de vías en México, California, Nevada y zonas más al norte.

La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos dijo recientemente que la temporada de huracanes del 2023 será más ajetreada de lo vaticinado, en parte por temperaturas inusualmente cálidas en el océano. La temporada se extiende hasta el 30 de noviembre, con su cúspide en agosto y septiembre.

___

El periodista de The Associated Press Jeff Martin contribuyó a este despacho desde Woodstock, Georgia.

DV Player placeholder

Tags

Lo Último