Mundo

Crece rechazo en Panamá por contrato con minera canadiense para explotación de cobre

PANAMÁ (AP) — El rechazo de grupos ambientalistas, sociales, sindicales y estudiantiles crece en Panamá en contra del contrato acordado por el Estado con una transnacional canadiense para la extracción de cobre en una zona boscosa al norte del país. Se trata de la mayor explotación minera de ese metal y una de las inversiones privadas más grandes en Centroamérica.

Un grupo de integrantes de los sindicatos de la industria de la construcción y de la Universidad pública de Panamá llegó al mediodía del miércoles hasta una plaza colonial próxima al palacio presidencial para rechazar pacíficamente el contrato minero, que se debate en una comisión de la Asamblea Nacional.

“¡Abajo el contrato minero!”, gritaban. Una mujer mostró una pancarta en que se leía: “No a la mina, sí a la vida, sí a la soberanía, viva Panamá”.

En las últimas semanas se han registrado otras protestas cerca de la sede legislativa, en la Universidad de Panamá y manifestaciones en varias provincias del país, presionando al ejecutivo a echar para atrás el contrato con Minera Panamá, una filial de la canadiense First Quantum, e incluso clausurar esa actividad.

“Es una actividad absurda”, dijo a The Associated Press el manifestante Boris Sánchez, un gremialista universitario. “Es más lo que perdemos que lo que ganamos”. Consideró que la fauna y los ríos se verán impactados negativamente por la mina.

Tras más de un año de conflictivas negociaciones y luego de que el gobierno ordenara el cierre de operaciones de la mina al acusarla de no cumplir un acuerdo pactado a inicios de 2022, se alcanzó un contrato en marzo que permitirá la operación de la mina por 20 años y prorrogables por 20 más.

El gobierno aseguró al país que con ese contrato el Estado lograba mayores aportes en concepto de regalías, pago de impuestos e ingresos mínimos por 375 millones de dólares que, según aseguró, representan diez veces más de lo que estaba recibiendo desde que dio en concesión la actividad minera a fines de 1990.

El ministro de Comercio e Industrias, Federico Alfaro, dijo el miércoles que el gobierno estaba escuchando las inquietudes y que evaluará la posibilidad de hacer ajustes al contrato.

Los críticos dicen que el Estado está haciendo demasiadas concesiones a la minera y advierten del impacto medioambiental de la actividad a cielo abierto en una zona boscosa y de importancia hídrica.

El Centro de Incidencia Ambiental, una ONG que ha liderado el rechazo a la actividad, impulsa la campaña “No a la minería en Panamá, rescatemos el corredor biológico mesoamericano”, en referencia a que la mina impacta partes de esa zona rica en biodiversidad.

La empresa minera destacó, por su parte, que aportó el 4,8% del Producto Interno Bruto de Panamá y que sus exportaciones de cobre representaron el 80% de los envíos totales realizados por el país en 2021. Agregó que emplea a más de 7.000 trabajadores.

Minera Panamá comenzó a exportar cobre concentrado en junio de 2019 y, según reportes de la empresa, el valor de sus ventas al exterior en 2021 superó los 2.813 millones de dólares.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos