Mundo

Ex número dos de la DEA regresa a consultora de las grandes farmacéuticas

WASHINGTON (AP) — La puerta giratoria de Washington siguió girando esta semana cuando el ex número dos de la administración antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) regresó a la poderosa firma consultora donde anteriormente asesoró a Purdue Pharma y una distribuidora de drogas que enfrentaban sanciones debido a una serie en envíos sospechosos de analgésicos.

Louis Milione renunció a la DEA por segunda vez a mediados de año, cuando la Associated Press informó sobre posibles conflictos causados por su anterior consultoría para el sector farmacéutico. Menos de tres meses después, Milione regresó a un puesto muy rentable en Guidepost Solutions, una firma con sede en Nueva York contratada por las mismas empresas a las que debía regular cuando volvió a la DEA en 2021 como el número dos de la administradora Anne Milgram.

Milione había trabajado durante cuatro años en Guidepost antes de su regreso, aprovechando su amplia experiencia y los contactos obtenidos durante 21 años de carrera en la DEA.

“¿Deberíamos decir Bienvenido por segunda vez?”, dijo Guidepost en un mensaje en redes sociales al anunciar el regreso de Milione como presidente de investigaciones globales y acatamiento regulatorio.

Milione es el funcionario de mayor jerarquía entre varios de la DEA que han trocado su credencial y arma por un trabajo de consultoría trotamundos; una docena de ellos han ido a Guidepost. Su carrera se destaca por sus dos ciclos a través de la puerta giratoria entre la función pública y la privada, lo que suscita interrogantes acerca del posible impacto sobre la misión de la DEA de vigilar a empresas farmacéuticas a las que se atribuyen decenas de miles de muertes por sobredosis en Estados Unidos.

“Una vez que alguien revela que está dispuesto a ofrecer su pericia adquirida en el sector público al sector privado, probablemente reincidirá”, dijo Jeff Hauser, director ejecutivo del Proyecto Puerta Giratoria, que vigila la influencia de las empresas en el gobierno federal. “Conociendo lo rentable que puede ser el trabajo en el sector privado, es difícil concebir que alguna vez erigió un verdadero cortafuegos entre sus sentimientos o intereses propios en Guidepost y la DEA”.

No está claro cuándo empezó Milione a preparar su regreso a Guidepost, pero cualquier negociación para un empleo con una entidad que tuviera tratos con la DEA lo hubiera obligado a presentar una declaración ética a la agencia. Milione y Guidepost se negaron a hacer declaraciones. La DEA y el Departamento de Justicia no respondieron a preguntas.

Milione, de 60 años, es conocido sobre todo por encabezar la operación encubierta de 2008 que permitió apresar al conocido traficante de armas ruso Viktor Bout y, más recientemente, por encabezar durante dos años la división que controla la venta de narcóticos altamente adictivos.

Al igual que decenas de sus colegas de la división de la DEA previene e investiga la desviación de medicamentos controlados, fue a trabajar para una consultora de las mismas empresas que le había tocado regular. Eso incluyó cobrar 600 dólares la hora como experto para asesorar a Purdue Pharma cuando era demandada por su promoción agresiva de Oxycontin y otros analgésicos altamente adictivos, convirtiéndose en la cara visible de la epidemia de opioides.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos