Noticias

El reconocimiento musical traspasa culturas pero se complica con las canciones de amor

Durante un exhaustivo estudio, personas de todas las culturas fueron capaces de identificar fácilmente música de baile, de cuna y otras músicas de diversas culturas. Las canciones de amor, sin embargo, se convirtieron en un verdadero reto. Metro examina la situación.

Reconocimiento musical

La música, como las matemáticas, se considera un lenguaje universal porque puede entenderse independientemente del idioma que se hable, y recientes investigaciones internacionales lo han confirmado.

En un nuevo estudio, científicos de Yale descubrieron que algunos temas musicales son universalmente reconocibles por personas de todo el mundo. Sin embargo, las canciones de amor plantean una tarea de identificación más difícil.

“Uno de nuestros objetivos ha sido investigar la universalidad con sets musicales diversos y representativos, junto con muestras igualmente diversas y representativas de participantes”, explica a Metro Lidya Yurdum, primera autora del estudio, que trabaja como asistente de investigación en el Centro de Estudios Infantiles de Yale y es también estudiante de posgrado en la Universidad de Ámsterdam.

Para el nuevo estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, los investigadores de Yale reprodujeron fragmentos vocales de 14 segundos de un banco de canciones representativas de diversas culturas a más de 5 000 personas de 49 países.

El equipo de investigación incluyó a sujetos no sólo del mundo industrializado, sino también a más de 100 individuos que vivían en tres grupos pequeños y relativamente aislados, cada uno de ellos compuesto por no más de 100 personas. A continuación, pidieron a los oyentes que clasificaran la probabilidad de que cada muestra correspondiera a uno de cuatro tipos de música: danza, canciones de cuna, música “curativa” o música de amor.

“La música está profundamente arraigada en la interacción social humana”.

—  Samuel Mehr, profesor adjunto del Centro de Estudios Infantiles de Yale.

A diferencia de la mayoría de los experimentos psicológicos realizados en un solo idioma, este experimento se llevó a cabo en 31 idiomas. Sin embargo, independientemente del idioma utilizado en la encuesta, personas de todas las culturas podían identificar fácilmente la música de baile, de cuna y, en menor medida, incluso la música destinada a ser curativa.

“En todo el mundo, la gente canta de forma similar”, afirma el autor principal, Samuel Mehr, que divide su tiempo entre el Centro de Estudios Infantiles de Yale, donde es profesor adjunto, y la Universidad de Auckland, donde es profesor titular de psicología.

Sin embargo, el reconocimiento de lo que los investigadores identificaron como canciones de amor quedó por detrás de estas otras categorías.

Por ejemplo, al analizar las respuestas en función de las agrupaciones lingüísticas, descubrieron que 27 de los 28 grupos calificaban correctamente las canciones bailables como más adecuadas para bailar que otras canciones. Los 28 grupos fueron capaces de identificar las canciones de cuna. Sin embargo, sólo 12 de los 28 grupos fueron capaces de identificar canciones de amor.

Aparte de las canciones de amor, los autores descubrieron que las puntuaciones de los oyentes eran en gran medida exactas, coherentes entre sí y no se explicaban por su proximidad lingüística o geográfica al cantante, lo que demuestra que la diversidad musical se sustenta en fenómenos psicológicos universales.

Ve el video sobre la investigación:

¿Por qué es difícil identificar temas musicales sobre el amor?

- Una de las razones podría ser que las canciones de amor pueden ser una categoría especialmente ambigua.

- Las canciones de amor abarcan temas que expresan felicidad, atracción, tristeza y celos.

- A los oyentes les resultó más fácil identificar las canciones de amor grabadas en culturas geográfica y lingüísticamente más cercanas a ellos. Quizá necesiten más información para determinar cuándo una canción expresa amor.

Entrevista

Lidya Yurdum, primera autora del estudio que trabaja como asistente de investigación en el Centro de Estudios Infantiles de Yale

P: ¿Qué le llevó a estudiar el reconocimiento musical?

- En nuestro laboratorio tratamos de comprender lo que la música significa para los seres humanos: cómo evolucionó, cómo la procesamos y qué hacemos con ella. A menudo se afirma que la música es universal y que los seres humanos de todo el mundo la procesan de forma similar. Sin embargo, cuantificar estas cuestiones es un reto notorio, ya que gran parte de la investigación psicológica se basa en participantes de habla inglesa del mundo occidental. Por lo tanto, uno de nuestros objetivos ha sido investigar estas cuestiones de universalidad con conjuntos de música diversos y representativos, junto con muestras de participantes igualmente diversas y representativas. Esta diversidad es esencial para desarrollar una teoría que explique por qué evolucionó la música, qué parte de ella comparten los seres humanos y qué parte es específica de cada cultura.

P: ¿Cómo se realizó el estudio?

- El objetivo de este estudio era averiguar si las personas son capaces de reconocer la función de una canción aunque proceda de una cultura completamente desconocida y esté cantada en un idioma desconocido. Empezamos reuniendo un archivo de 118 canciones -música con voz- grabadas en todo el mundo. Estas canciones procedían de 86 sociedades, en su mayoría de menor escala, y se utilizaban originalmente en uno de estos cuatro contextos: tranquilizar a los bebés, bailar, curar enfermedades o expresar amor por otra persona (seleccionamos estos cuatro contextos porque aparecen en todas las culturas que estudiamos). A continuación, tocamos estas canciones a más de 5.000 oyentes de 49 países industrializados diferentes y a más de 100 oyentes de tres sociedades remotas de menor escala. Pedimos a estos oyentes que valoraran lo apropiada que les parecía cada canción para bailar, tranquilizar a un bebé, curar una enfermedad o expresar amor por otra persona. Posteriormente, comparamos esas valoraciones con las funciones originales de las canciones y descubrimos que la mayoría de la gente de todo el mundo podía identificar las canciones de baile, las canciones de cuna y las canciones curativas, pero tenían dificultades con las canciones de amor.

P: ¿Qué ventaja supuso realizar el estudio en varios idiomas?

- La mayor parte de la investigación psicológica se concentra en el mundo occidental y se basa en participantes de habla inglesa. Esto es problemático porque a menudo estos resultados se generalizan luego a los seres humanos en general. Si queremos estudiar un comportamiento que creemos universal, como el canto humano, debemos hacer todo lo posible por estudiar a un grupo de personas amplio, diverso y representativo. Para conseguirlo, tradujimos el estudio a 28 idiomas diferentes y contamos con una amplia gama de participantes en el mundo industrializado. También realizamos el mismo estudio con oyentes de tres sociedades de menor escala. Estas sociedades tenían mucho menos contacto con el mundo globalizado, pero aun así sus habitantes fueron capaces de identificar los tres tipos de canciones. Esto sugiere que la gente puede reconocer ciertas funciones de la música incluso sin una exposición sustancial a la música del mundo o a diferentes culturas.

P: ¿Por qué personas de todas las culturas fueron capaces de identificar la música de baile, las canciones de cuna y la música creada para la curación?

- Creemos que nuestros resultados apoyan las teorías que sugieren que la música se desarrolló como un medio de “señalización creíble”. Una “señal creíble” es una señal de un miembro de una especie a otros de su especie (y a veces de fuera de su especie), y esta señal es 1) difícil de falsear y 2) informativa. Podemos aplicar esta teoría para explicar la evolución del canto humano en los contextos del baile y de tranquilizar a los bebés. Por ejemplo, una canción bailada puede requerir la coordinación de muchos cuerpos y voces diferentes, y la interpretación de una canción bailada funciona como una señal creíble de cooperación y organización. A la inversa, cantarle a un bebé es una señal creíble de que uno está cerca y atento. Si el canto humano obedece a una función evolutiva como ésta, se explicaría por qué personas de todo el mundo pueden seguir interpretando estas señales miles de años después.

P: ¿Qué pasó con las canciones de amor? ¿Por qué es difícil identificarlas?

- Es posible que la categoría de “canciones de amor” sea especialmente ambigua, lo que dificulta a los oyentes identificar su propósito. Las canciones de amor pueden incluir canciones sobre la felicidad, los celos, la atracción o la tristeza, y es probable que todas estas subcategorías suenen muy diferentes. En consonancia con la idea de que las canciones de amor tienen matices, a los oyentes les resultó más fácil identificar las canciones de amor grabadas en culturas geográfica y lingüísticamente más cercanas a ellos. Por lo tanto, los oyentes podrían necesitar más contexto para concluir cuándo una canción expresa amor.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos