Mundo

Francona dice adiós como piloto de los Guardianes tras 11 campañas y asumirá otra función

CLEVELAND (AP) — Después de tanto tiempo, Terry Francona no tendrá que cumplir con una estricta rutina diaria. Podrá gozar de libertad y flexibilidad.

Ya no tendrá que apurarse para llegar al estadio Progressive Field por las mañanas para analizar los informes de los scouts. No tendrá que cumplir con las comparecencias con la prensa, y Francona no tendrá que ir al terreno para una práctica de bateo.

Todos esos días agitados han quedado atrás.

“Voy estar bien sin hacer eso”, dijo Francona. “Han sido 40 años haciéndolo. Necesito descansar un poquito y que otro quede a cargo”.

Pero no hay nadie como él.

Una de las figuras más queridas del béisbol, Francona se alejó el martes del deporte — al menos temporalmente, poniendo fin a una trayectoria de 23 años como piloto que comenzó en Filadelfia, que alcanzó su apogeo con un par de campeonatos de la Serie Mundial en Boston y que concluyó con una ciclo de 11 temporadas en Cleveland.

Aunque su decisión de irse se sabía desde hace semanas, Francona y los Guardianes no la oficializaron hasta dos días después del final de su temporada regular, al quedar terceros en la División Central de la Liga Americana.

Y aunque no volverá a la cueva de Cleveland, el piloto de 64 años tendrá una función por determinar con el equipo.

Aún no sabe cuál será la tarea y desde cuándo. Le da igual.

Francona, con apenas dos temporadas con más derrotas que victorias en Cleveland, se convirtió en el cuarto mánager que se desvincula de un equipo en cinco días tras los despidos de Gabe Kapler (San Francisco), Buck Showalter (Mets) y Phil Nevin (Angelinos).

Mermado por diversos problemas médicos en años recientes, Francona quiere pasar más tiempo con su nieto, cuidar su salud (tiene prevista una cirugía en el hombro y otra para reparar dos hernias la próxima semana) y disfrutar un prolongado receso de temporada tras un trajín de cuatro décadas.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos