Mundo

Los Filis buscan despachar rápidos a los sorprendentes Marlins

FILADELFIA (AP) — Rob Thomson abrió una botella de champaña poco después que los Filis de Filadelfia aseguraron su segundo boleto seguido para la postemporada y definió a Bryce Harper y sus compañeros como “el equipo más tenaz en el que me ha tocado estar”.

En su segundo año como mánager, Thomson apuntó con la botella al receptor J.T. Realmuto y preguntó: ¿"Cuántas victorias más en los playoffs?"

Realmuto respondió con un grito: “¡Nos faltan 13 victorias!”. El receptor procedió a bañar de alcohol a Thomson.

Las cuentas regresivas empezaron el año pasado cuando ganaron la serie de comodines, luego la divisional y la del campeonato de la Liga Nacional, hasta que sucumbieron en la Serie Mundial. Ganaron 11 juegos en esa postemporada, quedándose cortos por dos de conquistar su primer campeonato de la Serie Mundial desde 2008.

Un año después, los Filis vuelven con la determinación de llegar a la meta y más confiados tras perder por muy poco ante Houston en el Clásico de Otoño. También palpitan que su arsenal ofensivo y cuerpo de lanzadores es más profundo al del otoño pasado.

Liderados por los 47 jonrones de Kyle Schwarber, seis Filis alcanzaron al menos 20 vuelacercas. Sus tres mejores abridores se combinaron para ganar 40 juegos.

Todos en Filadelfia se han subido al tren. Joel Embiid, el astro de los 76ers de la NBA, lució un gorro con el lema “Red October” en el día de medios del equipo. Los Filis llevaron a 3 millones de aficionados a su estadio por primera vez en una década.

“Creo que estamos en el momento ideal”, dijo Thomson el lunes.

Los Marlins están en Filadelfia para la serie al mejor de tres juegos para estropear la fiesta.

Filadelfia tendrá a Zack Wheeler (13-6, 3.61 de efectividad) en el montículo en el primer juego y Aaron Nola (12-9, 4.46) para el segundo. Los Marlins cuentan con Jesús Luzardo (10-9, 3.63) para el primero y a Braxton Garrett (9-7, 3.66) en el segundo.

La nómina de Miami palidece con respecto a lo gastado por los equipos Nueva York y San Diego que quedaron fuera de esta postemporada. Pero el ímpetu de los Marlins es enorme y saben ganar juegos reñidos. Su marca fue de 33-13 en partidos definidos por una carrera, el mejor porcentaje de victorias (.718) en la Liga Nacional desde 1980.

Gracias a ello, los Marlins están en los playoffs por apenas cuarta vez en sus 31 años de historia.

Miami dominó a Filadelfia 7-6 en los enfrentamientos directos este año y 4-2 en Citizens Bank Park, lo que sugiere que los Marlins perfectamente pueden emboscar en una serie corta en octubre. Los Filis lo saben, ya que ellos se llevaron dos en San Luis en la primera ronda el año pasado.

TODO BIEN CON ARRÁEZ

Luis Arráez se convirtió en el primer pelotero de los Marlins en batear para el ciclo cuando se fue 5-4 con un jonrón, dos carreras anotadas y dos remolcadas el pasado abril en Filadelfia.

No paró de batear.

El venezolano se proclamó campeón de bateó de la Nacional con un promedio de .354, un año después de ganar título de la Americana con .316 para Minnesota. No fue titular en los últimos siete juegos de Miami en la campaña regular debido a un esguince en el tobillo izquierdo. Pero se prevé que estará en el primer duelo.

“Tendría que ser algo demasiado grave para que no esté en la alineación”, dijo el mánager Skip Schumaker.

EL CHICO DE LA CASA

Luzardo creció en el sur de la Florida, idolatrando a astros de los Marlins como Juan Pierre y Miguel Cabrera. Luzardo tenía seis años cuando acudió al tercer juego de la Serie Mundial de 2003, una victoria 6-1 de los Yanquis de Nueva York. Los Marlins ganaron la serie — el último campeonato de la franquicia — y Luzardo siempre fue un fanático de ellos, incluso en sus temporadas más aciagas.

El zurdo se emocionó cuando fue canjeado a los Marlins previo a la campaña de 2021. El venezolano de 26 años no puede creer que será el abridor del primer juego para Miami.

“Encontrarme en esta posición es algo que no logro describir con palabras”, dijo. “Es algo que aún acabo de asimilar, espero que más adelante. De momento, trato de disfrutar la experiencia y trato de prolongarla lo máximo posible”.

Luzardo tiene foja de 3-0, efectividad de 3.26 y 37 ponches en cinco aperturas con los Filis. Su foja fue 2-0 contra ellos esta campaña, y permitió cinco carreras en 12 1/3 innings en dos salidas.

También tiene experiencia previa en los playoffs, pues abrió dos veces para Oakland en 2020. Pero advirtió que deberá contener las emociones cuando al montículo para el equipo de la ciudad donde ha vivido desde muy chiquito — nació en Perú.

“Siento que ya hemos disputado juegos trascendentales”, dijo. “Es sólo una cuestión de dejar a un lado todos tus sentimientos y pensamientos personales. Te tienes que concentrar en el juego que tienes enfrente”.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos