Mundo

Ciencia.-Más de 1,4 millones de cetáceos habitan en el Atlántico Europeo

El estudio a gran escala SCANS-IV de avistamiento de cetáceos ha estimado que hay más de 1,4 millones de ballenas, delfines y marsopas en el Atlántico europeo, con evoluciones dispares según especies.

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

Este proyecto de investigación, cuyos resultados se presentaron en la reunión del Comité Asesor de ASCOBANS (Acuerdo sobre la Conservación de Pequeños Cetáceos en el Mar Báltico, el Atlántico Noreste, el Mar de Irlanda y el Mar del Norte), fue coordinado por la Dra. Anita Gilles del Universidad de Medicina Veterinaria de Hannover.

El estudio de avistamiento de cetáceos (SCANS-IV) es el cuarto de una serie de estudios que comenzaron en 1994 (SCANS) y continuaron en 2005 (SCANS-II) y 2016 (SCANS-III) para determinar el tamaño de la población y la distribución de los cetáceos en aguas atlánticas europeas. Las nuevas estimaciones de abundancia serán fundamentales para evaluar el impacto de la captura incidental y otras presiones antropogénicas crecientes sobre las poblaciones de cetáceos, informa la universidad en un comunicado.

SCANS-IV, que movilizó ocho aviones pequeños y un barco de investigación desde el sur de Noruega hasta Portugal, examinó el Atlántico europeo en el verano de 2022 con el mayor esfuerzo de búsqueda hasta la fecha.

Las especies más abundantes fueron la marsopa común (409.000), el delfín común (439.000) y el delfín listado (187.000), junto con otros 146.000 delfines comunes o listados. Se estima que el número de otras especies de delfines presentes fue de 126.000 delfines mulares, 67.000 delfines de pico blanco y 4.000 delfines de flancos blancos.

Se estima que hay 3.000 calderones, 148 cachalotes y 5.000 zifios de varias especies diferentes de ballenas de buceo profundo que se alimentan principalmente de calamares en aguas costeras. Esta es una estimación general más baja que en los estudios anteriores pero, especialmente para este grupo de especies, constituye una estimación mínima y no es totalmente comparable porque en SCANS-IV no se estudiaron hábitats importantes en aguas costeras al oeste de Escocia.

De las ballenas barbadas que se alimentan por filtración, se estimó que estaban presentes 12.000 ballenas minke y 13.000 ballenas de aleta.

La presencia de delfines comunes aumentó en el Mar Céltico, así como en el suroeste del Reino Unido y en la parte occidental del Canal de la Mancha, lo que sugiere que continúa la expansión del área de distribución de la población hacia el norte observada en estudios SCANS anteriores.

Una imagen diferente surgió para el cetáceo más abundante, la marsopa común: los resultados indican que el cambio observado en la distribución de la marsopa común en el Mar del Norte desde el noroeste en 1994 al sur en 2005 y 2016 se mantuvo en 2022, y la distribución se expandió aún más en el Canal de la Mancha. Las densidades más altas se encontraron en el centro y suroeste del Mar del Norte.

Para la marsopa común, el delfín de pico blanco y la ballena minke en el Mar del Norte, la serie de estimaciones de abundancia no muestra cambios significativos en la abundancia durante los 28 años cubiertos por los estudios. Sin embargo, la población de marsopas comunes en el Mar Báltico occidental, en los Mares del Belt y en el Kattegat meridional muestra signos de disminución.

HELCOM, el Convenio Marítimo Regional en el Mar Báltico, evaluó recientemente que esta población no se encuentra en buen estado debido a niveles insostenibles de captura incidental en las pesquerías, lo que destaca la necesidad de medidas de conservación y una mayor exploración de las presiones sobre esta población.

Para las otras poblaciones y especies en la región del estudio, el equipo SCANS espera integrar los resultados de su estudio hermano, el programa irlandés ObSERVE, cuando estén disponibles para desarrollar aún más el panorama de lo que ha cambiado en la abundancia y distribución de las especies desde el último estudio.

El Dr. Gilles, que presentó los resultados a la audiencia internacional, dijo: "Los resultados de estos estudios internacionales a gran escala en las últimas tres décadas han ampliado enormemente nuestro conocimiento sobre la distribución y abundancia de especies de cetáceos en aguas del Atlántico europeo, permitiendo permitiendo ubicar la captura incidental en las pesquerías y otros factores estresantes antropogénicos en un contexto poblacional y brindando una base sólida para las evaluaciones del estado de conservación. La información ahora disponible constituye una buena base para una serie temporal a gran escala que continuará en las próximas décadas".

La encuesta fue una colaboración entre científicos de ocho países ribereños del Atlántico, a saber, Dinamarca, Alemania, Francia, Países Bajos, España, Suecia, Portugal y el Reino Unido, y contó con el apoyo de los gobiernos de esos países.

Los estudios cubrieron un área de 1,7 millones de kilómetros cuadrados desde el Estrecho de Gibraltar, Portugal, hasta el sur de Noruega en el norte en el verano de 2022. Equipos de observadores buscaron a lo largo de 75.000 kilómetros de línea transecta, registrando miles de grupos de cetáceos de 17 especies diferentes.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos