Mundo

Diamondbacks viven un presente ganador pero antes tuvieron que aprender a perder

PHOENIX (AP) — Para aprender a ganar de manera consistente, los Diamondbacks de Arizona tuvieron que averiguar cómo perder.

Unas seis semanas para el olvido en medio del verano amenazaron con descarrilar su temporada, pero los D-backs perseveraron y se hicieron más fuertes. Ahora van camino a la serie divisional de la Liga Nacional ante los Dodgers de Los Ángeles luego de completar una barrida en dos juegos ante los Cerveceros de Milwaukee el miércoles, en la ronda de comodines.

El primer juego será este sábado en Los Ángeles.

“Pienso que los jugadores que tenemos están preparados para este momento”, dijo el jardinero central de Arizona Alek Thomas.

No siempre ha sido así para los D-backs, quienes están en una postemporada por primera vez desde 2017. Han transcurrido tan sólo dos años desde que perdieron 110 juegos en una sombría temporada de 2021 que puso a prueba la paciencia de todos.

Esos días parecían muy lejanos cuando había transcurrido más de la mitad de la temporada actual. Los D-backs tenían marca de 50-34 el 1 de julio y ascendieron a la cima de la División Oeste de la Liga Nacional con 3 juegos y medio sobre los Dodgers.

Luego tuvieron una marca de 7-25 en un lapso de seis semanas, cayendo a 57-59 el 11 de agosto y básicamente echando a perder todo el duro trabajo que habían hecho en los primeros tres meses. Los jugadores y entrenadores de Arizona insistieron que no había qué temer, pero fue difícil creerles.

El abrumador sentimiento de “Aquí vamos de nuevo” merodeaba sobre la franquicia.

Resultó que esos fueron algunos de los días que más forjaron carácter en la temporada.

“Para mí, lo importante era no perder nuestra identidad”, dijo el primera base Christian Walker. “Pienso en esos momentos, es fácil retroceder y decir, ‘¿qué estamos perdiendo?’, ‘¿qué debemos hacer diferente?’, había que buscar algo específico acerca del por qué las cosas no estaban resultando.

“A veces, eso es válido y está garantizado. Pero otras veces, es simplemente mantener la cabeza agachada y empujar hacia adelante. Simplemente estás es en un bache”.

Eventualmente el bache quedó atrás.

El novato sensación Corbin Carroll y Walker comenzaron a batear de nuevo, Zac Gallen y Merrill Kelly anclaron la rotación y algunos traspasos muy útiles – como la adición del cerrador Paul Sewald y el jardinero Tommy Phan – proveyeron un chispazo.

Un puñado de relevistas que pasaban desapercibidos como el zurdo Andrew Saalfrank, y el diestro Ryan Thompson levantaron a un bullpen inestable. Ambos fueron prominentes en la barrida ante los Cerveceros.

Esta vez, los valientes Diamondbacks tendrán su oportunidad ante los Dodgers, que han dominado el Oeste de la Liga Nacional durante una década. Los Ángeles terminó 8-5 ante Arizona en la temporada regular.-

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos