Mundo

Ciencia.-Muestras traídas del asteroide Bennu son ricas en carbono y agua

Las muestras traídas del asteroide Bennu por la NASA tienen un alto contenido de carbono y agua, indicadores de que los componentes básicos de la vida en la Tierra se pueden encontrar en la roca.

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Es el resultado de los estudios iniciales de la muestra del asteroide Bennu, de 4.500 millones de años de antigüedad, recolectada en el espacio a millones de kilómetros por la misión OSIRIS-REx de la NASA y que llegó a la Tierra el 24 de septiembre en una cápsula tras un viaje de retorno de casi tres años.

La NASA mostró este 11 de octubre las primeras imágenes de las muestras en un acto celebrado en el Centro Johnson de Houston.

"La muestra OSIRIS-REx es la muestra de asteroide rica en carbono más grande jamás enviada a la Tierra y ayudará a los científicos a investigar los orígenes de la vida en nuestro propio planeta para las generaciones venideras", dijo en el acto el administrador de la NASA, Bill Nelson.

Según la agencia espacial, aunque se necesita más trabajo para comprender la naturaleza de los compuestos de carbono encontrados, el descubrimiento inicial es un buen augurio para futuros análisis de la muestra de asteroide. Los secretos que se esconden dentro de las rocas y el polvo del asteroide se estudiarán durante las próximas décadas, lo que ofrecerá información sobre cómo se formó nuestro sistema solar, cómo se pudieron sembrar en la Tierra los materiales precursores de la vida y qué precauciones deben tomarse para evitar colisiones de asteroides con nuestro planeta.

El objetivo de la recolección de muestras de OSIRIS-REx era 60 gramos de material de asteroide. Los expertos en conservación de Johnson de la NASA, que trabajan en nuevas salas limpias construidas especialmente para la misión, han pasado hasta ahora 10 días desmontando cuidadosamente el hardware de retorno de muestras para vislumbrar la muestra a granel que contiene.

Cuando se abrió por primera vez la tapa del recipiente científico, los científicos descubrieron material extra de asteroide que cubría el exterior del cabezal del colector, la tapa del recipiente y la base. Había tanto material extra que ralentizó el cuidadoso proceso de recolección y contención de la muestra primaria.

Durante las primeras dos semanas, los científicos realizaron análisis de "vistazo rápido" de ese material inicial, recopilando imágenes de un microscopio electrónico de barrido, mediciones infrarrojas, difracción de rayos X y análisis de elementos químicos. También se utilizó tomografía computarizada de rayos X para producir un modelo informático en 3D de una de las partículas, destacando su interior diverso. Este primer vistazo proporcionó evidencia de abundante carbono y agua en la muestra, informa la NASA.

Durante los próximos dos años, el equipo científico de la misión continuará caracterizando las muestras y realizando los análisis necesarios para cumplir los objetivos científicos de la misión. La NASA preservará al menos el 70% de la muestra en Johnson para futuras investigaciones por parte de científicos de todo el mundo, incluidas las generaciones futuras de científicos.

Como parte del programa científico de OSIRIS-REx, un grupo de más de 200 científicos de todo el mundo explorarán las propiedades del regolito, incluidos investigadores de muchas instituciones estadounidenses y de los socios de la NASA.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos