Mundo

Ciencia.-El deshielo por efecto Foehn sube en Groenlandia y baja en la Antártida

El hielo superficial en Groenlandia se ha estado derritiendo a un ritmo cada vez mayor en las últimas décadas, mientras que la tendencia en la Antártida ha avanzado en la dirección opuesta.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Para un artículo publicado recientemente en Geophysical Research Letters, científicos de las universidades de California Irvine y Utrecht estudiaron el papel del efecto Foehn y los vientos catabáticos, ráfagas descendentes que ponen aire cálido y seco en contacto con las cimas de los glaciares. Concluyen que el derretimiento de la capa de hielo de Groenlandia relacionado con estos vientos ha aumentado más del 10% en los últimos 20 años; el impacto de los vientos sobre la capa de hielo de la Antártida ha disminuido un 32%.

"Utilizamos simulaciones de modelos climáticos regionales para estudiar las capas de hielo en Groenlandia y la Antártida, y los resultados mostraron que los vientos descendentes son responsables de una cantidad significativa de derretimiento superficial de las capas de hielo en ambas regiones", dijo en un comunicado el coautor Charlie Zender, profesor de ciencias del sistema terrestre en Irvine. "El derretimiento de la superficie provoca escorrentía e hidrofractura de la plataforma de hielo que aumentan el flujo de agua dulce a los océanos, provocando un aumento del nivel del mar".

Si bien el impacto de los vientos es sustancial, dijo, los distintos comportamientos del calentamiento global en los hemisferios norte y sur están provocando resultados contrastantes en las regiones.

En Groenlandia, el deshielo de la superficie impulsado por el viento se ve agravado por el hecho de que la enorme isla "se vuelve tan cálida que la luz del sol por sí sola (sin viento) es suficiente para derretirla", según Zender. El crecimiento del 10% en el derretimiento impulsado por el viento combinado con temperaturas más cálidas del aire en la superficie ha resultado en un aumento del 34% en el derretimiento total del hielo en la superficie. Atribuye este resultado en parte a la influencia del calentamiento global en la Oscilación del Atlántico Norte (NAO), un índice de la diferencia de presión a nivel del mar. El cambio de la NAO a una fase positiva ha provocado una presión por debajo de lo normal en latitudes altas, lo que ha provocado que el aire cálido llegue a Groenlandia y otras zonas del Ártico.

Los autores descubrieron que, a diferencia de Groenlandia, el derretimiento total de la superficie antártica ha disminuido aproximadamente un 15% desde 2000. La mala noticia es que esta reducción se debe en gran medida a un 32% menos de derretimiento generado por el viento en la Península Antártica, donde se encuentran dos zonas de hielo vulnerables. Zender dijo que es una suerte que el agujero de ozono estratosférico antártico descubierto en la década de 1980 continúe recuperándose, lo que ayuda temporalmente a aislar la superficie de un mayor derretimiento.

"Las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida mantienen más de 70 metros de agua fuera del océano, y su derretimiento ha elevado el nivel global del mar en aproximadamente 1,90 centímetros desde 1992", dijo Zender. "Aunque Groenlandia ha sido el principal impulsor del aumento del nivel del mar en las últimas décadas, la Antártida le sigue de cerca y se está poniendo al día y eventualmente dominará el aumento del nivel del mar. Por lo tanto, es importante monitorear y modelar el derretimiento a medida que ambas capas de hielo se deterioran, incluidas las formas en que el cambio climático altera la relación entre el viento y el hielo".

Dijo que espera que la investigación sobre el papel del efecto Foehn y los vientos catabáticos en las regiones polares ayude a la comunidad científica del clima a fortalecer la fidelidad física de los modelos del sistema terrestre.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos