Mundo

La oficina de DDHH de la ONU alerta de que miles de desplazados se encuentran atrapados en el sur de Gaza

La OMS afirma que los hospitales están "desbordados" y pide reducir la tensión para evitar la "desestabilización regional" Relatores de la ONU instan a contextualizar la guerra tras décadas de "ocupación militar" israelí

La OMS afirma que los hospitales están "desbordados" y pide reducir la tensión para evitar la "desestabilización regional"

Relatores de la ONU instan a contextualizar la guerra tras décadas de "ocupación militar" israelí

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha alertado este martes de que miles de personas que se han desplazado hacia el sur de la Franja de Gaza siguiendo las recomendaciones del Gobierno israelí ante una posible invasión terrestre se encuentran ahora "atrapadas en el sur de Gaza", donde la situación humanitaria sigue empeorando.

La portavoz del organismo, Ravina Shamdasani, ha indicado que "no existen indicios de que los ataques vayan a reducirse" y ha puntualizado que el asedio de la Franja de Gaza "afecta al suministro de agua, alimentos, medicinas y otras necesidades básicas". "Hay indicadores diarios de violaciones del Derecho Internacional", ha manifestado.

"Con 4.200 muertos y más de un millón de desplazados en tan solo diez días, así como amplias áreas de la Franja de Gaza reducidas a escombros, tememos que las cifras sigan aumentando", ha dicho en relación con los balances de fallecidos, que alcanzan ya los 2.800 en Gaza y los 1.400 en Israel.

Entre las víctimas mortales, ha dicho, se encuentra mujeres y niños, además de once periodistas palestinos, 28 trabajadores sanitarios y 14 trabajadores de Naciones Unidas. "No está claro cuántos cuerpos más puede haber sepultados bajo los escombros", ha matizado, según comunicado.

Así, ha recalcado que numerosas instalaciones médicas han sido objeto de bombardeos. "Existe una grave preocupación sobre el acceso a los servicios sanitarios para miles de heridos y para unas 50.000 mujeres embarazadas. (...) La situación actual está empeorando un servicio que era ya de por sí limitado debido al bloqueo que pesa sobre Gaza", ha dicho antes de incidir en que este tipo de ataques están "prohibidos bajo el Derecho Internacional".

ATAQUES CONTRA DESPLAZADOS

En este sentido, ha pedido investigar de forma independiente las informaciones sobre posibles ataques contra civiles a medida que se desplazan hacia el sur de Gaza. "Pedimos a Israel que evite atacar civiles e infraestructuras civiles. (...) Aquellos que han tratado de cumplir con las ordenes de las autoridades israelíes para trasladarse al sur se encuentran ahora atrapados, con escasas posibilidades de obtener refugio, alimentos que se agotan rápidamente y un acceso escaso o nulo a agua potable, saneamiento, medicinas y otras necesidades básicas", ha aseverado.

Actualmente, unos 400.000 desplazados se encuentran en refugios en varias localidades de la Franja de Gaza, de los cuales muchos de ellos son edificios de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos en Oriente Próximo (UNRWA).

"El Derecho Internacional exige que cualquier evacuación temporal legal de una zona por parte de Israel, como potencia ocupante, (...) debe ir acompañada de la provisión de alojamiento adecuado para todos los evacuados, en condiciones satisfactorias de higiene, salud, seguridad y nutrición", ha afirmado Shamdasani, que ha puntualizado que "no ha habido intentos por parte de Israel de cumplir esto para los 1,1 millones de civiles a los que ha ordenado desplazarse".

Por otra parte, ha expresado su preocupación por el aumento de la violencia en Cisjordania y en Jerusalén Este. Desde el 7 de octubre se han registrado 52 palestinos muertos en Cisjordania a manos de las fuerzas israelíes, mientras que otros cinco más han muerto a manos de colonos.

"Instamos a las autoridades de Israel a garantizar que las fuerzas de seguridad evitan utilizar munición real a menos que sea como último recurso y ante una situación de amenaza inminente contra la vida. Pedimos que tomen las medidas necesarias para garantizar la protección de la población palestina", ha declarado.

DESESTABILIZACIÓN REGIONAL

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha contabilizado 115 ataques contra infraestructuras sanitarias de Gaza y ha alertado de que un aumento de la violencia en el marco del conflicto, especialmente en la frontera entre Líbano e Israel, podría llevar a una "desestabilización a nivel regional".

Así se ha pronunciado el director regional de la OMS para el Mediterráneo Oriental, Ahmed al Mandhari, que ha hecho hincapié en la importancia de que las partes enfrentadas pongan fin a los ataques y "garanticen la protección de civiles, pacientes, trabajadores sanitarios e infraestructuras".

"También pedimos la liberación segura de los rehenes" tomados por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás). "Hemos pedido en varias ocasiones que se dé acceso humanitario a la Franja de Gaza a través del paso de Rafá desde Egipto para poder distribuir suministros", ha aseverado.

Además, ha sostenido que es "imposible trasladar pacientes en estado crítico sin arriesgarse a que mueran" y ha destacado la "catastrófica situación de los hospitales en el sur de Gaza, que son incapaces de gestionar la cantidad de pacientes".

Por su parte, la relatora especial de la ONU sobre el derecho a la sanidad, Tlaleng Mofokeng, ha lamentado que las infraestructuras sanitarias "se han visto golpeadas de forma irreparable", lo que deja a los especialistas ante un "acceso limitado a material sanitario y condiciones que no les permiten ofrecer un tratamiento y un servicio adecuado".

En un comunicado, Mofokeng ha indicado que los trabajadores siguen adelante con sus labores "a pesar de estar siendo bombardeados" y ha acusado a Israel de "evitar la entrada de material esencial en Gaza", al tiempo que ha instado a la comunidad internacional a "intervenir inmediatamente para evitar una aumento de la violencia y respetar el derecho a la sanidad para todos".

"Los últimos ataques no deben descontextualizarse", ha insistido antes de matizar que esto "representa un momento más de violencia estructural, sistemática y sostenida que los palestinos vienen experimentando todos los días desde la ocupación". "Los palestinos son desplazados desde hace más de 75 años y el territorio ha estado bajo una ocupación militar durante otros 56. (...) No se puede extinguir el deseo humano de alcanzar la libertad", ha zanjado.

Previamente, las autoridades gazatíes han informado de que el único hospital oncológico de la Franja de Gaza se quedará sin combustible en un plazo de unas 48 horas, por lo que los pacientes que son atendidos en el centro médico carecerán del tratamiento necesario a medida que la situación humanitaria empeora en la zona.

El Ministerio de Sanidad de Gaza ha indicado en un comunicado que el Turkish Friendship Hospital se verá completamente paralizado en cuestión de días, lo que empeorará la grave situación en la que se encuentran ya estos pacientes.

Si bien gran parte de los hospitales de la Franja de Gaza están ante una situación catastrófica que los aboca a apurar las últimas horas de combustible que les queda, las autoridades gazatíes han instado a la población a dirigirse "inmediatamente a todos los hospitales y sedes de la Asociación de Bancos de Sangre para realizar donaciones" en un intento por salvar más vidas a medida que aumenta la cifra de heridos, que asciende ya a 12.000.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos