Mundo

Países árabes arropan a Palestina y piden un alto el fuego desde El Cairo

Al Sisi ha aprovechado además para acusar a Occidente de “doble rasero” y ha expresado su rechazo a la reubicación de los habitantes de Gaza

Manifestantes con banderas y pancartas marchan en apoyo a los palestinos en Londres, sábado 21 de octubre de 2023. Los letreros dicen "Libertad a Palestina. Terminar la ocupación israelí". La guerra entre Hamas e Israel sigue remeciendo al mundo. (AP Foto/David Cliff)

La cumbre internacional que se celebra en El Cairo ha permitido a los líderes de los países árabes y otros países manifestar su respaldo a la población palestina en su demanda de un alto el fuego y una solución política que contemple la formación de dos estados.

Uno de los discursos que ha despertado más atención ha sido el del presidente de Egipto, Abdelfatá al Sisi, tanto por su peso político y demográfico como por el hecho de que es el único país con frontera con la Franja de Gaza. Al Sisi ha hecho un llamamiento a la reactivación del proceso de paz en Oriente Próximo a partir de la negociación de un alto el fuego inmediato entre ambos bandos.

Te puede interesar:

Quiero dejar claro al mundo que esta crisis no se resolverá sin una solución justa. Hoy comenzamos a trabajar para acordar una hoja de ruta para reactivar el proceso de paz; una que comenzará con un alto el fuego inmediato que conduzca al establecimiento de un Estado palestino independiente”, ha hecho saber Al Sisi en su discurso inicial.

En su mismo discurso, el presidente ha dejado entrever que la reapertura este sábado del paso de Rafá, escenario esta mañana de la entrada del primer convoy humanitario a Gaza desde el comienzo de la guerra, podría adquirir un carácter más definitivo en las próximas horas o días tras un acuerdo alcanzado con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Esta reapertura “continuada”, según sus palabras, quedaría bajo la supervisión de Naciones Unidas y la Media Luna Roja palestina (que se está encargando de la distribución directa de la ayuda), de acuerdo con el mandatario egipcio, a la espera de determinar qué sucede con las cientas de personas que aguardan el tránsito a Egipto desde el lado palestino del cruce.

Como ya hiciera ayer su Ministerio de Exteriores, Al Sisi ha asegurado que su país jamás ha cerrado el paso por su propia voluntad. El gobierno egipcio ha denunciado ataques israelíes contra el cruce y denunciado, como ha vuelto a hacer el mandatario este sábado, el “desplazamiento forzado” de civiles que está provocando Israel sobre la población gazatí.

Al Sisi ha aprovechado además para acusar a Occidente de “doble rasero” y ha expresado su rechazo a la reubicación de los habitantes de Gaza en la región del Sinaí egipcio.

El otro gran país con frontera con Israel es Jordania, cuyo monarca, Abdalá II, ha denunciado el “cruel” bombardeo sobre Gaza, un “castigo colectivo sobre un pueblo asediado e indefenso”. “Es una violación flagrante del Derecho Internacional y Humanitario, un crimen de guerra. Cuanto más grave y cruel es la crisis, menos parece importarle al mundo”, ha reprochado.

El rey hachemí, cuyo país está poblado mayoritariamente por refugiados y descendientes de refugiados palestinos, ha resaltado además que Israel “está atacando infraestructura civil y matando de hambre deliberadamente a la población entera por falta de alimentos, agua, electricidad y otras necesidades básicas”.

Deben rendir cuentas de inmediato, inequívocamente. Se ha hecho antes, en otros conflictos, pero no en Gaza”, se ha lamentado. Israel “debe asumir que no existe una solución militar”, ha remachado.

Abbas pide parar la “brutal agresión”

También ha participado en la cita de El Cairo, el presidente palestino, Mahmud Abbas, quien ha acusado a Israel de “violar todas las leyes humanitarias posibles” con los ataques aéreos contra la población civil, contra hospitales, escuelas y refugios.

“Hemos pedido desde el primer día que cesara esta brutal agresión y la apertura de corredores humanitarios (...). Rechazamos el asesinato de civiles por las dos partes y pedimos la puesta en libertad de los prisioneros”, ha declarado. “Estamos en contra de la violencia y por la adopción de todas las vías pacíficas y legales para lograr nuestros fines nacionales”, ha remachado.

En cuanto a la posible evacuación de la Franja de Gaza, Abbas ha subrayado que “permaneceremos en nuestra tierra”. “Jamás aceptaremos una reubicación (...). También estamos en contra de la expulsión de los palestinos de sus hogares en Cisjordania, incluida Jerusalén”, ha apuntado.

También ha participado en la reunión el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, quien ha asimilado la situación de los palestinos a la de la época del Apartheid en Sudáfrica. “Como sudafricanos podemos entender lo que les ocurre a los palestinos. Nuestro pueblo llevó a cabo una valiente lucha para lograr la libertad y tuvo que sufrir, como los palestinos lo hacen ahora”, ha recordado.

“Pero tuvimos líderes valientes que lograron dejar atrás sus diferencias para conseguir la paz y poner fin al sistema del Apartheid”, ha resaltado. Ramaphosa ha pedido el fin inmediato de las hostilidades, la liberación de los rehenes y el fin del asedio a Gaza.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos