Noticias

Calentamiento global podría acabar con el 40% de los anfibios

Aunque la destrucción del hábitat y las enfermedades han sido durante mucho tiempo causas conocidas del declive de los anfibios, el cambio climático se perfila rápidamente como una gran amenaza. Metro examina la situación

Anfibios

Los anfibios, con su capacidad única para habitar tanto en el agua como en la tierra durante las distintas etapas de su vida, se cuentan entre las especies más fascinantes de la Tierra. Sin embargo, también están entre las más amenazadas por el calentamiento global.

Un estudio publicado en la revista científica Nature sugiere que el 40% de estas especies están en peligro de extinción, en gran parte debido al cambio climático. Una investigación reciente, en la que participaron más de 100 investigadores que analizaron datos de las dos últimas décadas a escala mundial, indica que el cambio climático supone una amenaza significativa para ranas, salamandras y cecilias.

“En muchas partes del mundo estamos empezando a ver cambios claros en el clima, y los anfibios son uno de los primeros grupos de vertebrados que se verán afectados”, explica a Metro John Measey, profesor del Centro de Biología de la Invasión de la Universidad de Stellenbosch (Sudáfrica) y colaborador en el estudio.

El nuevo documento es resultado de la segunda evaluación mundial de anfibios, coordinada por la Autoridad de la Lista Roja de Anfibios, división del Grupo de Especialistas en Anfibios de la Comisión de Supervivencia de Especies de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

“A medida que los humanos impulsan cambios en el clima y en los hábitats, los anfibios se están convirtiendo en cautivos climáticos, incapaces de desplazarse muy lejos para escapar del aumento inducido por el cambio climático de la frecuencia e intensidad del calor extremo, los incendios forestales, la sequía y los huracanes”.

En la evaluación se analizaron más de 8.000 especies de anfibios de todo el mundo, de las cuales 2.286 se evaluaban por primera vez. Más de 1.000 expertos de todo el mundo aportaron datos y opiniones, concluyendo que dos de cada cinco anfibios se enfrentan a la amenaza de la extinción.

Entre 2004 y 2022, varias amenazas críticas acercaron a la extinción a más de 300 especies de anfibios. El cambio climático fue la principal amenaza para el 39% de estas especies. Es probable que este porcentaje aumente a medida que se disponga de datos más completos sobre las reacciones de las especies al cambio climático.

Sin embargo, la investigación también destacó que, por ahora, la destrucción y degradación del hábitat debido a la agricultura (incluidos los cultivos, la ganadería y la silvicultura), el desarrollo de infraestructuras y otras industrias siguen siendo las amenazas más prevalentes.

El nuevo estudio revela que casi el 41% de todas las especies de anfibios evaluadas están amenazadas a escala mundial, en categorías como en peligro crítico, en peligro o vulnerables. En comparación, el 26,5% de los mamíferos, el 21,4% de los reptiles y el 12,9% de las aves se enfrentan a amenazas similares.

Measey declaró que una de las formas más eficaces de ayudar a estas criaturas es familiarizarse con los anfibios locales, comprender los retos a los que se enfrentan y tomar medidas para apoyar su supervivencia.

“Los anfibios están desapareciendo más deprisa de lo que podemos estudiarlos, pero la lista de razones para protegerlos es larga: su papel en la medicina, el control de plagas, alertarnos de las condiciones ambientales y embellecer el planeta”, concluyó Kelsey Neam, coordinadora de prioridades y métricas de especies en Re:Wild y una de las autoras principales del artículo de Nature.

Especies de anfibios extinguidas desde 2004

Cuatro especies de anfibios han sido documentadas como extintas desde 2004:

El sapo arlequín de Chiriquí (Atelopus chiriquiensis) de Costa Rica

La rana diurna de hocico afilado (Taudactylus acutirostris) de Australia

Craugastor myllomyllon de Guatemala

Salamandra de Jalpa (Pseudoeurycea exspectata) de Guatemala

27

especies adicionales en peligro crítico se consideran ahora posiblemente extintas.

Entrevista

John Measey

profesor del Centro de Biología de la Invasión, Universidad de Stellenbosch, Sudáfrica

P: ¿Por qué le interesó investigar la relación entre el cambio climático y el declive de los anfibios?

- Este estudio mundial tiene lugar cada 10 años, cuando se evalúa el estado de conservación de todos los anfibios. Mi papel en este ejercicio de evaluación fue presidir el comité de evaluación del sur de África. Grupos similares de expertos se reúnen en distintas regiones de todo el mundo, por lo que hasta que no se cotejan y analizan todos los datos no podemos constatar que un número cada vez mayor de anfibios se ve amenazado por el cambio climático. Dicho esto, todavía hay más anfibios amenazados por el cambio de hábitat, por lo que la necesidad de protegerlos de amenazas muy básicas sigue siendo muy alta.

P: ¿Por qué el cambio climático se perfila como la principal causa del declive de los anfibios?

- Estos ejercicios de evaluación reflejan la investigación que se está realizando y la última evaluación. Se está investigando mucho más sobre el cambio climático y los anfibios. En muchas partes del mundo estamos empezando a ver claros cambios en el clima, y los anfibios son uno de los primeros grupos de vertebrados que se verán afectados. Esto se debe a su estilo de vida bifásico, en el que pasan gran parte de su tiempo tanto en el agua como en el medio terrestre. Por ello, tienen que adaptarse a la temperatura del aire y del agua.

P: ¿Qué anfibio está más amenazado y por qué?

- El mayor nivel de amenaza lo sufren las especies que se han extinguido en estado salvaje. Algunas poblaciones de estas especies han sido salvadas por zoológicos y acuarios que les han construido hogares fuera de su hábitat nativo. Ojalá hubiera una sola especie en peligro de extinción, en lugar de demasiadas especies que se han extinguido en estado salvaje, y muchas más que luchan por su existencia. La amenaza existencial para muchas de estas especies es mucho mayor de lo necesario. Lo realmente importante es que podamos hacer algo al respecto antes de que sea demasiado tarde.

P: ¿Por qué los anfibios son especialmente sensibles a los cambios de su entorno?

- Los anfibios son ectotermos, lo que significa que su temperatura corporal se adapta al entorno en el que se encuentran. Aunque pueden hacer algunos cambios de comportamiento, la mayoría no puede escapar a las olas de calor ni a los periodos de choque por frío. Hay muchas otras razones por las que los anfibios son especialmente susceptibles. Su piel es semipermeable, por lo que son muy intolerantes a los contaminantes del medio ambiente.

P: ¿Qué se puede hacer para resolver este problema y ayudar a los anfibios?

- Hay muchas cosas que la gente puede hacer para ayudar. Infórmese sobre los anfibios de su vecindario. Averigua cuáles son las amenazas concretas que se ciernen sobre ellos y ve qué puedes hacer para ayudarles. Algunos necesitan ayuda para cruzar la carretera durante sus periodos de cría. A otros puedes ayudarles proporcionándoles un hábitat en tu jardín. Otra cosa que todo el mundo puede hacer es hacer fotos y compartirlas en una plataforma de ciencia ciudadana como iNaturalist. Si aprendemos más sobre estos fascinantes animales, naturalmente buscaremos formas de ayudarles más.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos