Mundo

Xavi: "El bloqueo mental viene por no estar ordenados"

El entrenador del FC Barcelona, Xavi Hernández, ha asegurado que el "problema" del equipo en los últimos partidos es "más futbolístico que mental" y que está provocado por el hecho de "no" estar "bien situados en el campo", y espera que esto pueda cambiar este domingo frente al Deportivo Alavés, un conjunto "duro y rocoso".

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

"El bloqueo mental viene porque no estamos ordenados como antes. Creo que el problema es más futbolístico que mental. Los futbolistas están preparados, quieren ganar, hay un vestuario muy sano y muy bueno. Los futbolistas tienen hambre de ganar, es uno de los mejores vestuarios de mi carrera en cuanto a nivel humano. El bloqueo viene porque no estamos bien situados en el campo, y ojalá a partir de mañana lo podamos hacer y que lo vea todo el mundo", declaró en rueda de prensa.

En este sentido, considera una opción optar por un cuarto centrocampista para tratar de cambiar las cosas. "Creo que es momento de retocar cosas o plantear alguna alternativa o variante. Es momento del entrenador y de los jugadores para reaccionar. Debemos ser más fieles que nunca a nuestra identidad, recuperar el juego posicional. Nos hemos desordenado en los dos últimos partidos y tenemos que reencontrar el orden", indicó.

Además, el técnico catalán no cree que la derrota frente al Shakhtar Donetsk se haya debido a un problema de actitud. "En Hamburgo se hizo un mal partido a nivel de fútbol, pero la actitud no ha faltado nunca. Este equipo tiene muchas ganas de seguir ganando títulos. Hay un grupo muy sano, están muy unidos, somos una familia y vamos por el buen camino. Vamos a demostrarlo en el campo", insistió.

Tampoco cree que el parón por selecciones pueda interrumpir esta posible reacción del equipo. "Hemos entrenado bien y hemos analizado correctamente los fallos, que eran más de colocación en el campo. El calendario se ha dado así, sabíamos de antemano que los futbolistas se irían con sus selecciones y no cambia nada. No es nada nuevo para mí", expresó.

Por otra parte, confirmó que ha hablado con el presidente Joan Laporta sobre la situación que atraviesan. "Hablamos siempre después de cada partido. Si yo soy positivo, él me supera. Está muy tranquilo, está con el equipo y tiene máxima confianza en nosotros. Tranquilidad y a seguir trabajando, estamos muy unidos", desveló.

Sin embargo, negó que este fuese su peor momento con el conjunto azulgrana. "Mi peor momento como entrenador lo pasé el año pasado -con la eliminación en 'Champions'-. El año pasado sí que estuvimos en una situación delicada, sin llegar a ser crisis. He vivido unas crisis aquí terribles. Hay un bache en estos dos partidos y tenemos que recuperar el juego. Sabemos el diagnóstico y vamos a ver si somos capaces de recuperar ese juego posicional que nos identifica. Estoy tranquilo", explicó.

"Me habéis dado palos toda la vida, uno se acostumbra y casi se hace inmune a la crítica. Es normal, esto es el Barça. Estamos en un momento en el que hay que aceptar la crítica; llevamos dos partidos malos y hay que ser honestos. No hemos estado a la altura del equipo y las circunstancias. Uno, por desgracia, se acaba acostumbrando", prosiguió.

"Yo soy entrenador de latigazo", bromeó. "No soy de gritar, aunque cuando me enfado grito. Intento convencer con las ideas. Venimos de conseguir un título la temporada pasada, es un tema de convencer a los jugadores. No antes era un entrenador de mano dura ni ahora de mano floja", añadió.

Por otra parte, Xavi, que aseguró que Frenkie de Jong "estará para el Rayo" y que Pedri "está al 100%", afirmó también que el polaco Robert Lewandowski "acusa esta falta de juego posicional". "No hemos atacado bien ni hemos nutrido a Robert de la forma que siempre lo hacemos", dijo, antes de hablar de Iñigo Martínez. "Ha demostrado que es un líder de garantías, tiene muchas virtudes. Fue una petición mía y es un fichaje muy positivo para el grupo", apuntó.

Por último, respecto al partido ante el Alavés, señaló que lo afrontan "con la máxima ilusión" y "con ganas" de reencontrarse "con el juego". "Últimamente no hemos estado finos. Venimos de jugar dos partidos malos, sin jugar bien, y lo debemos recuperar. Tenemos que recuperar las buenas sensaciones, ordenarnos más y ser más fieles que nunca a nuestra identidad. Con esto llegarán los resultados. Tenemos delante un equipo muy duro y rocoso, intenso, agresivo, que domina mucho el juego directo y los segundos balones. Es de los equipos que más centra de la categoría y tiene las cosas muy claras. No será fácil", finalizó.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos