Ciudad

Sequía y huachicoleo aceleran el ‘día cero’ en el Cutzamala que dejará sin agua a CDMX

Captación pluvial que propone CDMX no frenará el día cero del Sistema Cutzamala, por lo que en 2024 podría quedarse sin abasto de agua y se tendrá que racionar

La Presa de Villa Victoria se encuentra a un 25.8 por ciento de su capacidad de almacenamiento, los pobladores se encuentran preocupados por el bajo nivel y las escasas lluvias.
La Presa de Villa Victoria se encuentra a un 25.8 por ciento de su capacidad de almacenamiento, los pobladores se encuentran preocupados por el bajo nivel y las escasas lluvias. (Crisanta Espinosa Aguilar)

Una de las soluciones gubernamentales para afrontar la crisis hídrica que se vive en la Ciudad de México es la instalación de más de mil 900 sistemas de captación pluvial en escuelas primarias, secundarias y edificios públicos; sin embargo, especialistas señalan que su impacto real en temas de abasto de agua, así como en la llegada del día cero (cuando el suministro libre termine y el acceso comienza a ser racionado) en el Sistema Cutzamala será “inexistente”.

“Su impacto es prácticamente inexistente porque lo que necesitaríamos es el aprovechamiento en gran escala del agua, en toda la ciudad, no nada más en los techos de las edificaciones públicas. Tenemos que comenzar a dar las señales de que nos estamos moviendo en ese sentido, que el agua que le llueve a la ciudad no se desaloje en el drenaje, sino que pueda reutilizarse”.

—  Explicó a Publimetro, Roberto Constantino, coordinador de la Red de Investigación en Agua de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Es un tema que no involucra ideología

El gobierno de la CDMX ya adelantó una inversión de más de 300 millones de pesos para la instalación de los sistemas, y prevé instalarlos en los primeros seis meses de 2024. No obstante, la coyuntura hídrica, lejos de mejorar, parece acercarse cada vez más al temido día cero en el Valle de México.

Sin embargo, el académico de la UAM aclaró que las soluciones basadas en la captación de agua de lluvia tienen que ir acompañadas de inversión y legislaciones que respalden políticas viables de uso racional del vital líquido para los habitantes de la capital. “Esto nos involucra a todos sin importar la ideología o la preferencia política”, sostuvo.

Constantino subrayó que es necesario un drenaje independiente que pueda captar el agua de lluvia a gran escala para que esta sea una alternativa frente al desabasto de agua, mismo que se verá agravado en 2024 por factores como la sequía y el huachicoleo de agricultores y piperos que afectan al Sistema Cutzamala.

“Lo del Cutzamala es un problema serio si no llueve, tenemos poca posibilidad de tener una disponibilidad de agua suficiente, un poco más del 40% del agua que empleamos en la Ciudad de México”, refirió el coordinador de la Red de Investigación en Agua de la UAM.

Sequía en Cutzamala castiga a la CDMX

Actualmente los embalses El Bosque, Valle de Bravo y Villa Victoria registran sus niveles más bajos en su historia. Hasta el 21 de noviembre, la Conagua reportó que las tres presas tienen un almacenamiento conjunto del 39.69% de su capacidad.

En días pasados, el gobierno local anunció el recorte de 12.2 metros cúbicos por segundo a 9.2 en el suministro del líquido, con el objetivo de evitar que el agua en las presas del Cutzamala se agote antes de la próxima temporada de lluvias, por lo que tocaría sus niveles más bajos en junio del año próximo.

“Advertimos desde hace algún tiempo que, tanto en el volumen como en la frecuencia de las lluvias que nos permiten hacer esta importación del agua que necesita la Ciudad de México, disminuyeron. Frente a este escenario, informamos de la necesidad de llevar a cabo las inversiones que nos permitieran hacer menos dependiente a la ciudad el nivel de las lluvias”.

—  Roberto Contantino

Constantino puntualizó que la dependencia de la CDMX con respecto a las lluvias no hace viables las soluciones basadas únicamente en la captación pluvial, sino que también tienen que ir acompañadas de restringir el consumo de agua en la ciudad. “Este año ha llovido menos en la cuenca de la Ciudad de México y en el Sistema Lerma-Cutzamala. En el corto plazo creo que la posibilidad para evitar un colapso, frente a esta reducción son políticas de restricción al consumo”, aseveró.

Según las autoridades de la CDMX, las reducciones en el suministro del Cutzamala afectarán hasta a 12 alcaldías (Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Cuajimalpa, Cuauhtémoc, Coyoacán, Iztacalco, Iztapalapa, Miguel Hidalgo, Magdalena Contreras, Venustiano Carranza y Tlalpan).

En contraste, legisladores locales señalan que la capital no está preparada para cortes masivos de agua, y desde el Congreso de la CDMX instaron al Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX) a rendir cuentas sobre el verdadero estatus del abasto, pues aseguran que “el tema del agua debe ser tomado como un asunto de seguridad nacional”.

Desde la Red de Investigación en Agua de la UAM se proponen alternativas como:

  • El tandeo distribuido entre todos los habitantes de de la Ciudad de México, para reducir el impacto.
  • Instrumentar un plan para mejorar la eficacia en la reducción de fugas.
  • Diseñar un programa el monitoreo para evitar que ocurra el robo de agua (huachicoleo).
  • Inversiones que permitan separar los drenajes pluviales de los de las aguas grises; así como la reutilización de las aguas residuales para reincorporarlas al sistema de suministro.

A considerar

  • La investigación “La Sequía en México”, coordinada por Constantino, señala que el cambio climático agravará el desabasto de agua en la capital en los próximos años, por lo que las decisiones gubernamentales que se tomen a partir de hoy son cruciales.

Recomendados:

DV Player placeholder

Tags


Lo Último