Mundo

El partido de Rutte descarta integrarse en el futuro Gobierno, pero se abre a apoyar una alianza de derechas

El Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VVD) de Países Bajos, del que forma parte el primer ministro en funciones, Mark Rutte, ha anunciado que no formará parte de la próxima coalición de Gobierno, aunque sí se ha mostrado dispuesto a respaldar de manera externa una alianza conservadora, lo que deja en el aire las opciones del ultraderechista Geer Wilders.

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El Partido de la Libertad (PVV) de Wilders se impuso contra pronóstico en los comicios del miércoles, pero necesita de otros socios para formar gobierno. La candidata del VVD, Dilan Yesilgoz, ha dejado claro en el inicio de los contactos que es momento de que el partido asuma "un papel diferente" en la escena política neerlandesa tras trece años en el poder.

De esta manera, Yesilgoz ha entendido la pérdida de diez escaños como "una señal de los votantes", lo que implica a su juicio quedar fuera de una hipotética coalición de derechas. "Intentaremos que haya una coalición de centro-derecha y apoyaremos propuestas constructivas", ha dicho, según el portal 'Dutch News'.

Wilders ha lamentado la decisión, advirtiendo de que este rechazado de primeras puede complicar las negociaciones. Fueron necesarios casi 280 días para pactar la composición del Gobierno saliente-- y el líder del VVD teme que también ahora hagan falta "meses" para cerrar acuerdos: "La señora Yesilgoz no se lo ha puesto más fácil a sus votantes".

También otras formaciones han expresado su sorpresa por este rápido posicionamiento, entre ellas el Nuevo Contrato Social (NSC), potencial aliado que aún debe terminar de definirse. En 2010, el PVV de Wilders facilitó que hubiese un Ejecutivo en minoría entre el VVD y la CDA que apenas estuvo dos años en pie, el tiempo que duró el apoyo del político ultraderechista.

Un senador del PVV se encarga de liderar las conversaciones entre los distintos partidos para tratar de aglutinar una coalición, aunque las primeras conclusiones no se esperan hasta diciembre. El 6 de diciembre está previsto que tomen posesión los diputados y la elección del presidente del Parlamento servirá como primer termómetro de las aritméticas postelectorales.

Con los resultados sobre la mesa, Wilders, que acumula 37 escaños, debería llevar la iniciativa, aunque persisten dudas en cuanto al papel de otras formaciones y a las dudas que genera ascender al poder al líder del PVV. El umbral de la mayoría absoluta se sitúa en los 76 escaños, por lo que los socios de coalición más probables serían el NSC y el Movimiento Campesino-Ciudadano (BBB).

DV Player placeholder

Tags

Lo Último