Mundo

Indignado por sanción inédita, Everton se prepara para recibir a Man United

Acicateado por la percepción de que ha sido víctima de una injusticia, Everton está listo para convertir el Goodison Park en un recinto hostil, luego de que se le impuso una sanción sin precedente de 10 puntos en la Liga Premier por quebrantar las reglas financieras.

Así que el Manchester United deberá cuidarse.

El primer encuentro del Everton desde que se le impuso el castigo que conmocionó a muchos en el mundo del fútbol se realizará el domingo, cuando el United visite un estadio en que los sentimientos predominantes serán la furia y el resentimiento. Los más sorprendidos por la sanción fueron los propios jugadores, miembros del cuerpo técnico y aficionados del club de Merseyside.

El Goodison Park, antiguo y compacto, suele plantear un ambiente desafiante e incluso hostil. Los hinchas ruidosos no suelen guardarse sus expresiones, ni siquiera cuando apuntan a sus propios jugadores y dirigentes.

Esta vez, la ira se dirigirá a la Liga Premier, luego de la sanción que ha puesto en riesgo la estadía de 70 años del Everton en la máxima categoría.

El club ha presentado una apelación, pero ello no ha impedido que su director deportivo Kevin Thelwell hable de “un fallo totalmente desproporcionado e injusto” que suministrará“combustible adicional” al club.

Un grupo de hinchas, llamado Los 1878, ha organizado una protesta que pide corear una frase repleta de insultos, la cual sugiere que hay corrupción en la liga, a los 10 minutos del partido contra el United.

En relación con una campaña recaudadora de fondos que ha reunido más de 50.000 dólares, decenas de miles de tarjetas rosadas, con la palabra “corrupta” y el escudo de la Liga Premier, se distribuirán entre los espectadores. Hay reportes de que un avión sobrevolará el Etihad Stadium del Manchester City durante el partido ante Liverpool, con una manta que llevará impreso un mensaje sobre el descuento de los 10 puntos.

“No vamos a doblegarnos ante esto”, indicó el grupo de Los 1878, que prometió hacer de Goodison “un ambiente tan hostil y eléctrico como sea posible en un momento clave para el Everton Football Club”.

Los legisladores locales han manifestado sus quejas en e Parlamento. El alcalde de Liverpool, Steve Rotheram, ha descrito el castigo como “ridículo”.

El motivo principal del disgusto del Everton es la severidad de la sanción por rebasar por menos de 20 millones de libras el monto de pérdidas máximas permitidas, que es de 105 millones de libras (130 millones de dólares) en un periodo de tres años. Los defensores del club argumentan que parte de la anomalía se presentó durante la pandemia, mientras el equipo trataba de financiar la mudanza a un estadio nuevo.

Everton ha aceptado que incurrió en actos indebidos —ha trabajado con la liga en los años recientes para poner en orden las finanzas. Considera que el castigo es excesivo en relación con la falta. Hay también una sensación de que el Everton recibió una especie de escarmiento más viable, en medio de temores de que no se castiguen de forma similar las acusaciones de la liga sobre varias infracciones por parte de dos clubes poderosos, el City y el Chelsea.

En el caso del City, habría cometido 115 infracciones.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos