Mundo

Maduro busca popularidad con la peligrosa anexión del Esequibo para Venezuela

Especialistas advierten que la anexión de la región conocida como el Esequibo por parte de Venezuela es un movimiento político rumbo a las elecciones 2024

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pronuncia un discurso durante la campaña de cierre del referéndum de Venezuela sobre territorio en disputa con Guyana en Caracas, Venezuela, el viernes 1 de diciembre de 2023. Los venezolanos intentarán decidir el futuro del territorio del Esequibo, una gran franja de tierra que es administrado y controlado por Guyana pero reclamado por Venezuela, a través de un referéndum que el gobierno venezolano promovió en su último intento de reclamar su propiedad, diciendo que fue robado cuando se trazó una frontera norte-sur hace más de un siglo. (Foto AP/Matías Delacroix)

La tensión entre Venezuela y Guyana crece tras la anexión de la zona conocida como Esequibo, una región rica en petróleo, minerales y gas en su extensión marítima controlada por Guyana y que Venezuela reclama como suya.

Tras la anexión, que el gobierno de Nicolás Maduro validó con un referéndum popular celebrado el domingo y en el que triunfó el “Sí” por más del 95%, Caracas anunció la construcción de casas en el nuevo estado denominado “Guyana Esequiba”, al mismo tiempo que la amenaza de un conflicto armado crece, pues este jueves murieron cinco militares de Guyana tras la caída de un helicóptero militar que realizaba un sobrevuelo en la zona.

Este jueves, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció que la Gran Misión Vivienda Venezuela, su programa social estrella de vivienda, realizará la construcción de casas en la Guayana Esequiba. Al respecto, Maduro detalló que serán 120 “techos dignos” que se construirán en el sector San Martín de Turumbang al borde del río Cuyuní, en el corazón del territorio en disputa.

Especialistas consultados por Publimetro consideran que la anexión de Venezuela del territorio es un movimiento político de Nicolás Maduro, con el objetivo de ganar popularidad rumbo a las elecciones presidenciales a celebrarse el año próximo.

Un conflicto de más de 120 años

El Esequibo es un territorio de 160 mil kilómetros cuadrados -una extensión cerca a la del estado de Sonora, en México-, localizado en la marca divisoria entre ambos países que Venezuela siempre ha considerado propio debido a que se encontraba dentro de sus fronteras en la época de la Colonia española.

Un hombre lleva el nuevo mapa de Venezuela con el territorio del Esequibo, una gran franja de tierra administrada y controlada por Guyana pero reclamada por Venezuela, al edificio de la Asamblea Nacional en Caracas, Venezuela, el miércoles 6 de diciembre de 2023. (AP Foto/Ariana Cubillos)

La disputa empezó en 1899, cuando Guyana -que era una colonia británica- y los árbitros internacionales trazaron una nueva frontera.

Más de seis décadas despuúes, en febrero de 1966, y después de cuatro años de negociaciones, Venezuela, Gran Bretaña y la Guayana Británica -cuyo nombre cambio a Guyana al ser un Estado independiente-, firmaron en Ginebra un Acuerdo que estableció los mecanismos para revisar la controversia y buscar soluciones satisfactorias. “Desde entonces, Venezuela tiene como marco jurídico y político ese tratado en su reclamación del Esequibo”, recuerdan las Naciones Unidas en su sitio web “Noticias ONU”.

¿Cuál es el origen del conflicto actual?

En marzo de 2018, Guyana solicitó a la Corte Internacional de Justicia iniciar un proceso contra Venezuela, pidiéndole que confirmara la validez jurídica y vinculante del “Laudo sobre el Límite entre la Colonia de la Guayana Británica y los Estados Unidos de Venezuela” del 3 de octubre de 1899″. Más de dos años después, en diciembre de 2020, el tribunal se declaró competente para considerar la demanda de Guyana, aunque sin jurisdicción para atender los reclamos guyaneses referentes al Acuerdo de Ginebra.

La Corte fijó el 8 de marzo de 2022 y el 8 de marzo de 2023 como plazos respectivos para la presentación de una memoria por parte de Guyana y una contramemoria por parte de Venezuela. La memoria de Guyana fue presentada dentro del plazo.

El 6 de abril de 2023, la Corte dictó su sentencia, determinando que tiene competencia para examinar el caso y que puede pronunciarse sobre las reclamaciones de Guyana, en la medida en que entren dentro del alcance de su sentencia del 18 de diciembre de 2020.

Maduro, fuera de la ley internacional: ONU

El pasado 3 de diciembre, Venezuela celebró un referendum en el que se preguntó a los venezolanos si el país debía anexionar la región del esequibo. El Consejo Nacional Electoral (CNE) notificó al mandatario venezolano que, tras el escrutinio de 98,16% de los votos, el “sí” se impuso por abrumadora mayoría en las cinco preguntas planteadas en el referendo. Cada una de ellas con más del 95% de los votos.

El río Esequibo a su paso por Kurupukari, Guyana, el 19 de noviembre de 2023. Venezuela reclama desde hace siglos como propia la región de Esequibo, un territorio más grande que Grecia y rico en petróleo y minerales. (AP Foto/Juan Pablo Arraez)

Elvis Amoroso, presidente de la directiva del CNE, destacó que en el referendo participaron más de 10.4 millones de venezolanos de los 20.6 millones mayores de 18 años, inscritos dentro del país, que eran elegibles para votar.

La población estimada del Esequibo es de 125 mil habitantes, de los más de 791 mil habitantes de Guyana, según el World Fact Book de la CIA. La anexión de este territorio, una región rica en materias primas, supone arrebatar dos tercios del territorio del país vecino.

De acuerdo con Maduro, se planea crear el estado de Guyana Esequiba y “nacionalizar a todos los ciudadanos que están en ese territorio con su cédula de identidad venezolana, reconocerlos como hermanos de nuestra patria”, afirmó el presidente Maduro, al dirigirse a la nación este martes durante la Asamblea General del Consejo Federal de Gobierno. El mandatario planea hacer un censo para establecer determinar el número de habitantes y así hacer la cedulación.

Además, Maduro informó que otorgaría licencias a la compañía petrolera estatal PDVSA y al conglomerado estatal de metales CVG para buscar petróleo, por lo que ordenaría a las compañías de energía que actualmente laboran allí, incluida ExxonMobil, con sede en Houston, Estados Unidos, que deben salir del país en los próximos tres meses.

Dos días antes de este referéndum, la Corte Internacional de Justicia pidió a Venezuela que se abstuviera de cualquier acción que modifique la situación actual del Esequibo. Al respecto, Antonio Guterres, secretario general de la ONU, hizo un llamado para utilizar “medios exclusivamente pacíficos para resolver las controversias internacionales”, dijo este miércoles su portavoz Stephane Dujarric.

Finalmente, Dujarric indicó que el Secretario General recordaba además que, de conformidad con la Carta y el Estatuto de la Corte Internacional de Justicia, sus decisiones de son vinculantes, por lo que confía en que ambos Estados cumplan debidamente su orden.

4 preguntas con

Norma Soto Castañeda, especialista de posgrado de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle.

Norma Soto Castañeda Especialista de posgrado de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle.

¿Qué busca Venezuela con el referéndum del Esequibo?

Nicolás Maduro buscó este referéndum por una razón política. Como hay un cierto sector que no lo quiere al interior de la propia Venezuela y no tiene muy buena fama a nivel internacional, este referéndum hace que pueda ganar adeptos al decir que está defendiendo al territorio venezolano, a la República Bolivariana. Por eso lo está haciendo y es un énfasis importante en este proceso.

Por otro lado, si lo vemos por razones económicas, este lugar está lleno de petróleo y rico en minerales, lo que representa un gran apoyo a la economía. Entonces, si se logrará anexar ese territorio completamente a Venezuela, la economía de este país sería beneficiada.

¿Qué es lo que estaría en contra de Venezuela? Que este territorio es muy apoyado por Estados Unidos, por Inglaterra, China, por Cuba, por la Comunidad del Caribe (CARICOM), entonces esto hace que también no se vea muy favorecido. Estados Unidos e Inglaterra no son muy adeptos a lo que es Venezuela y eso hace que también cueste un poco de trabajo.

¿Cuál es la respuesta de Guyana?

Como antecedente importante, este fue un territorio que en algún tiempo fue propiedad de los británicos y ellos se han manejado de manera independiente con el referéndum de Ginebra de 1966.

Guyana se ha regido completamente sola en una sociedad combinada entre latinos y africanos, por lo tanto tiene una mezcla interesante en el aspecto sociocultural, por ejemplo, religiones y costumbres.

Es un territorio pequeño de 160 mil kilómetros cuadrados. Tampoco tiene muchos habitantes y prácticamente su comercio lo tiene con Inglaterra y con los países que conforman el CARICOM. Eso hace que no se hable mucho a nivel internacional de Guyana.

Guyana ha participado en algunas conferencias de la Organización de los Estados Americanos y también de la CEPAL, pero no con gran injerencia, sino como una representación o apoyando algunas decisiones que se estén tomando en el aspecto comercial.

¿Qué impacto tiene en la región este movimiento por parte de Venezuela?

No tendría ninguna confrontación de carácter bélico porque ninguna de las dos naciones tienen los recursos. Venezuela tiene una inflación exageradamente elevada y su economía no está bien como para poderse lanzar a un conflicto armado. La Guyana es un territorio pequeño que no cuenta tampoco con un gran ejército, entonces ninguno de los dos se enfrentará.

Más bien, el enfrentamiento es de carácter político en los organismos internacionales, en la Corte Internacional y de estar dialogando, discutiendo y todo ello. El problema es aquí cuando parte de un río sobre el que soberanía Venezuela, que atraviesa también por lo que es la Guyana, entonces eso hace que Venezuela reclame esto como territorio suyo.

No es la primera vez que vemos un conflicto por territorio. Desde mi punto de vista, el aspecto armado no se daría por razones económicas, por razones que no le convienen a la región. Más bien es el diálogo político entre los organismos, entre los mediadores.

No hay dinero para poderse enfrentar de manera militar. No les conviene a ellos, pero tampoco a lo que es a la región porque los dos se verían, más que beneficiados, afectados al interior de sus países.

¿Cómo ve Estados Unidos esta situación?

Estados Unidos siempre ha declarado su apoyo a Guyana, completamente, obviamente por su fuerte vínculo con Inglaterra. Los dos se han aliado por ser un ex territorio británico. Ellos nunca estarían a favor de que se le diera el territorio a Venezuela, por eso EU declara que ese es un territorio que se debe de quedar dentro de la Guyana y no pasar a Venezuela.

Estados Unidos siempre va a apoyar en organismos internacionales a Guyana y no va a cambiar de postura, independientemente del presidente. Donald Trump, Joe Biden y desde Bill Clinton han apoyado a que este territorio sea de la Guyana.


3 voces sobre el conflicto por el Esequibo entre Venezuela y Guayana

Un tema importante que tenemos que debatir es el tema del Esequibo. El Mercosur no puede permanecer al margen del tema. Sugiero que el actual presidente de la Celac pueda discutir el tema con ambas partes: Guyana y Venezuela. Brasil está disponible para albergar tantas reuniones de negociación como sean necesarias. No queremos ni necesitamos más guerras, especialmente en nuestro continente. Tenemos que construir la paz para mejorar la vida de las personas.

—  Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil

"Estas fronteras se establecieron en 1899. No veo absolutamente ningún caso para una acción unilateral por parte de Venezuela. Debe cesar. Está mal”

—  David Cameron, Secretario de Asuntos Exteriores del Reino Unido

El Secretario de Estado Antony J. Blinken habló con el Presidente de Guyana, Dr. Mohamed Irfaan Ali, para reafirmar el apoyo inquebrantable de Estados Unidos a la soberanía de Guyana. El Secretario reiteró el llamado de Estados Unidos a una resolución pacífica de la disputa y a que todas las partes respeten el laudo arbitral de 1899 que determina la frontera terrestre entre Venezuela y Guyana, a menos, o hasta que, las partes lleguen a un nuevo acuerdo, o a un acuerdo legal competente. el organismo decide lo contrario.

—  Antony Blinken, secretario de Estado de Estados Unidos
DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos