Mundo

EE. UU. se arriesga a ser cómplice de crímenes de guerra por apoyar a Israel

ONG humanitarias destacan el aislamiento de Washington en el Consejo de Seguridad de la ONU y su obsesión de controlar el plano internacional a toda costa

Las ONG humanitarias Amnistía Internacional (AI), Human Rights Watch (HRW) y Médicos Sin Fronteras (MSF) han manifestado su condena al derecho a veto ejercido por Estados Unidos para impedir la aprobación de una resolución pidiendo un alto el fuego en la Franja de Gaza debatida en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Amnistía ha declarado su repulsa al veto norteamericano por considerarlo un insulto a la población palestina asediada por los ataques de Israel en su guerra contra Hamás.

Te recomendamos: Biden condena la violencia sexual cometida por Hamás contra mujeres rehenes en Gaza

Amnistía Internacional acusa a Estados Unidos de emplear “de manera descarada como un arma” su derecho a veto como miembro permanente del Consejo para “vencer en un pulso” al máximo órgano ejecutivo de la ONU, que ha visto “socavadas todavía más su credibilidad y capacidad para cumplir su mandato de mantener la paz y la seguridad internacionales”.

Al vetar esta resolución, Estados Unidos ha mostrado un cruel desprecio por el sufrimiento de los civiles ante el asombroso número de muertos, la extensa destrucción y una catástrofe humanitaria sin precedentes que está ocurriendo en la ocupada Franja de Gaza

—  manifestó la secretaria general de la organización, Agnès Callamard

El uso del veto, añade la organización “es moralmente indefendible y constituye un abandono del deber de Estados Unidos a la hora de prevenir crímenes atroces y respetar el Derecho Internacional”

Amnistía recuerda que Estados Unidos ha sido el único país del Consejo de Seguridad que se ha opuesto de viva voz a la invocación del artículo y a la votación nocturna (Reino Unido se abstuvo) en lo que entiende como un ejemplo de soledad política.

Estados Unidos está “aislado”

“Está claro que Estados Unidos está aislado de gran parte del mundo y de una gran parte de su propia población. Está mostrando una ausencia total de liderazgo global y no comprende el significado histórico del momento”, ha aseverado Callamard.

“Estados Unidos pretende defender un orden internacional basado en reglas”, va concluyendo la secretaria general de Amnistía. “Sin embargo, su descarado doble rasero y su desprecio por el derecho internacional tienen repercusiones que se extienden mucho más allá de la horrible catástrofe en Gaza, debilitando el ya debilitado sistema internacional para proteger a los civiles en conflictos”.

Mientras, el responsable para la ONU de HRW, Louis Charbonneau, ha criticado que Estados Unidos “siga proporcionando a Israel armas y cobertura diplomática” mientras “perpetra atrocidades, tales como el castigo colectivo contra la población civil de Gaza”, lo que supone que “Estados Unidos se arriesga a ser cómplice de crímenes de guerra”.

Desde MSF, su directora ejecutiva, Avril Benoit, ha destacado que “Estados Unidos se queda solo al vetar esta resolución” y “vota en contra de la humanidad”. “Se arriesga a ser cómplice de crímenes de guerra”, ha advertido también.

“El veto de Estados Unidos contrasta gravemente con los valores que dice defender. Al seguir dando cobertura diplomática a las atrocidades en Gaza apunta a que el Derecho Internacional Humanitario se puede aplicar de forma selectiva y que las vidas de unas personas importan menos que las de otras”, ha resaltado.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos