Mundo

La Asamblea Nacional francesa rechaza la ley de inmigración en un revés para Macron

Los Republicanos, habitualmente alineados con Macron, han votado en contra del proyecto de ley

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

La Asamblea Nacional francesa ha rechazado este lunes el proyecto de ley de inmigración presentado por el Gobierno con los votos de la izquierda, la ultraderecha, los ecologistas y la derecha moderada, en lo que supone una derrota política para el presidente Emmanuel Macron y su partido, el centrista Renacimiento.

El proyecto de ley fue aprobado por el Senado y luego remitido a la Asamblea Nacional, pero la formación de Los Republicanos, heredero de la histórica corriente conservadora francesa, ha votado a favor de una moción de rechazo pese a su habitual alineamiento con Renacimiento.

El texto prevé, entre otras medidas, la creación de un nuevo permiso de residencia y facilitar las expulsiones de inmigrantes irregulares. Los ecologistas han presentado una moción de rechazo contra la propuesta que finalmente ha salido adelante con 270 votos a favor y 265 en contra.

"Aprobamos (la moción de rechazo) no para interrumpir los debates sobre un tema esencial, sino para que continúen sobre una base mucho más creíble que la que había sido adoptada por la mayoría tras volver completamente artificioso el texto del Senado", ha explicado el presidente de la Asamblea Nacional, Eric Ciotti, de Los Republicanos.

"Queremos debatir y adoptar en su totalidad, sin añadidos, sin modificaciones, el texto del Senado. Y queremos un compromiso muy claro con una reforma constitucional" que haga posible los referéndum sobre inmigración, ha añadido.

Ahora la mayoría presidencial puede renunciar al proyecto legislativo, devolverlo al Senado o convocar una comisión conjunta para negociar una versión común que pueda ser aprobada por ambas cámaras.

La oposición, sin embargo, pide la dimisión del ministro del Interior, Gérald Darmanin, principal impulsor de la norma. "El texto ha sido rechazado, pero sobretodo el macronismo ha acabado exasperando a todas las oposiciones", ha resaltado el líder de La Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon.

"El arrogante Darmanin ha puesto de uñas a todo el mundo. Ha empezado el principio del fin. Darmanin ha dominado a los pequeños grupos macronistas, pero no a la Asamblea Nacional. Se siente como el final del camino para su ley y, por lo tanto, para él", ha argumentado.

La líder de Agrupación Nacional, Marine Le Pen, cree que "hemos protegido a los franceses de una atracción migratoria", mientras que el presidente de su partido, Jordan Bardella, ha pedido la dimisión de Darmanin "por inacción, por omisión y por distorsión".

"Su proyecto de ley no contiene ninguna medida significativa para recuperar el control. En una democracia funcional, dimitiría", ha indicado Bardella en X, antes Twitter.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos